miércoles, 20 de abril de 2016

El primer ministro de Luxemburgo se casa con un arquitecto belga


Publicado: Actualizado:
LUXEMBURGO GAY
 

No debería ser noticia, pero aún lo es, porque nunca antes ha ocurrido algo así en un país comunitario: el jefe de Gobierno de Luxemburgo, Xavier Bettel, se ha casado con su novio, el arquitecto belga Gauthier Destenay, convirtiéndose así en el primer mandatario homosexual de la Unión que contrae matrimonio, en un país de mayoría católica y con una marcada tendencia conservadora.

Bettel, de 42 años, y Destenay figuran entre los primeros hombres que se casan en virtud de la nueva ley, que ha entrado vigor en enero de 2015 en Luxemburgo, que se suma así a una docena de países de la Unión Europea que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Felicitados por decenas de personas en el exterior del Ayuntamiento de Luxemburgo, donde se ha celebrado la ceremonia privada, los dos hombres, vestidos con trajes oscuros y con corbata, han saludado a su salida del acto.

Bettel, un liberal cuya elección hace 18 años ha puesto fin a décadas de gobiernos conservadores en el país, ha abrazado a su marido y ha destacado que "Luxemburgo puede dar ejemplo". Los primeros ministros de Bélgica y de Estonia, Charles Michel y Taavi Roivas, han asistido a la ceremonia nupcial, que ha celebrado el sucesor de Bettel en la Alcaldía de Luxemburgo. "He venido a la boda de un amigo. Es un gran momento para él y tenía que estar presente", ha dicho Michel, en declaraciones a la cadena de radio RTBF.

LO HIZO PÚBLICO HACE SIETE AÑOS

Bettel, que es abogado de formación, reconoció que es homosexual hace siete años en un programa de radio. Destenay, que ya entonces era su novio, no había hecho pública su condición. Bettel se convirtió en primer ministro en diciembre de 2013, poniendo fin a 19 años en el poder de Jean-Claude Juncker, que ahora preside la Comisión Europea.

Hace cinco años, Johanna Sigurdardottir, entonces primera ministra de Islandia, se convirtió en la primera jefa de Gobierno que contraía matrimonio con una persona del mismo sexo.

El luxemburgués ha aprovechado el momento para dar las gracias en su cuenta de Twiiter por las muestras de cariño recibidas y ha animado al mundo entero a vivir. "Sólo tenemos una vida, vivámosla", dice el mensaje.