sábado, 12 de enero de 2008

EL LUGAR MÁS SAGRADO DE CUBA: El Santuario de la Virgen de la Caridad





(Imagen exterior de la Basílica, con su escalinata de acceso. Se ha visto a creyentes subir de rodillas sus peldaños, como ofrenda a la Virgen por algún favor concedido)



(El Altar Mayor y la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, El Sancta Sanctorum de Cuba)

TEXTO Y FOTOS: Reinaldo Cedeño Pineda

Está ubicado en las afueras de Santiago de Cuba, específicamente en el antiguo poblado de Santiago del Prado, hoy El Cobre, por las minas de ese mineral que durante siglos se explotaron.

El lugar resguarda a la Virgen de la Caridad del Cobre, Reina y Patrona de Cuba.

Desde la carretera, se divisa a lo lejos la imagen del Santuario, custodiado por montañas.
El camino de accseo está poblado de ventas de imágenes de la Virgen, flores y velas. También se venden las "piedras del Cobre", pequeños fragmentros de rocas de las minas, a las que se le atribuyen poderes milagrosos y curativos.

La construcción actual fue inaugurada el 8 de septiembre de 1927, y su escalinata de acceso, dos años después.

En 1977, el Papa Pablo VI eleva el Santuario Nacional de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre a la dignidad de Basílica.

Desde el punto de vista arquitectónico, se emplazó en una elevación dominante. Es un templo de tres naves, con fachada principal simétrica y su cuerpo central rematado por una cúpula.

Las naves laterales están flanqueadas por torres campanarios más bajas. El realce decorativo de la fachada se enfatiza con el rosetón central, pilastras adosadas y ventanales.

En el interior, los vitrales insertados en arcos ojivales, describen la aparición de la Virgen.

Posee un amplio atrio y por la parte posterior se accede a la sala de ex votos que contiene ofrendas de todo tipo.

En el piso superior y por dos escalinatas, se accede al Altar Mayor de mármol de Carrara, donde se venera a la Virgen. Es el Sancta Sanctorum de Cuba.

Se afirma que el rostro de la Virgen es de barro cocido, recubierto de una pulida capa de fino polvo blanco, posiblemente pasta de arroz, y su tez ha sido pintada de color moreno.

La imagen se apoya en una brillante media luna y sus ropajes contienen hilos de oro.

Breve historia

Alrededor de 1604 (fecha consignada en la propia Basílica, aunque algunos documentos señalan otros años, siempre alrededor de los 1 600) en la bahía de Nipe, se le apareció a los hermanos indios: Juan y Rodrigo de Hoyos, y un negrito de nueve o diez años, Juan Moreno. Pasarán a la posteridad como “Los tres Juanes”.

Juan Moreno, cuando ya era todo un octogenario, declara:

"...habiendo ranchado en cayo Francés que está en medio de la bahía de Nipe para con buen tiempo ir a la salina, estando una mañana la mar calma salieron de dicho cayo Francés antes de salir el sol, los dichos Juan y Rodrigo de Hoyos y este declarante, embarcados en una canoa para la dicha salina, y apartados de dicho cayo Francés vieron una cosa blanca sobre la espuma del agua, que no distinguieron lo que podía ser, y acercándose más les pareció pájaro y ramas secas. Dijeron dichos indios "parece una niña", y en estos discursos, llegados, reconocieron y vieron la imagen de Nuestra Señora la Virgen Santísima con un Niño Jesús en los brazos sobre una tablita pequeña, y en dicha tablita unas letras grandes las cuales leyó dicho Rodrigo de Hoyos, y decían: "Yo soy la Virgen de la Caridad", y siendo sus vestiduras de ropaje, se admiraron que no estaban mojadas. Y en esto, llenos de alegría, cogieron sólo tres tercios de sal y se vinieron para el Hato de Barajagua..."
En dicho hato, la Virgen es custodiada, hasta que en 1635 es trasladada a una ermita primitiva de cuje a la villa de Santiago del Prado.

Indios, negros e hispanos le rinden culto, mientras es cuidada por los ermitaños Matías de Olivera de La Española y el portugués Melchor. El padre Onofre de Fonseca impulsa la construcción del primer santuario, a fines del siglo diecisiete.

En 1766 un terremoto destruyó la primera ermita que fue reemplazada por otra de tres altares. En 1906, derrumbes en las galerías de las minas, afectan gravemente al santuario y su estructura debe ser demolida.

En 1919 a iniciativa del arzobispo Valentín Zubizarreta, se pone la primera piedra de la actual edificación del Santuario, con la planificación del ingeniero J. Navarro y las manos de Antolín Cebreco.

A LOS PIES DE LA VIRGEN

Después de la guerra de independencia, los veteranos pidieron al Papa que declarase a la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba.

El 10 de mayo de 1916, Benedicto XV la declara Patrona Principal de la República de Cuba y fijó su festividad el 8 de Septiembre. En 1936, la imagen es coronada en acto solemne en la Alameda Michaelsen.

La Virgen de la Caridad fue coronada (reconfirmada) como Reina y Patrona de Cuba, durante la visita apostólica del Papa Juan Pablo II, a Santiago de Cuba, el 24 de enero de 1998.

Ante la imagen de la virgen se leyó en 1801, la Cédula de Libertad a los esclavos de las minas, ocho décadas antes que la abolición oficial en toda la Isla.

Cimarrones y españoles le invocaban.

Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria, presentó armas a sus pies, en 1868, año de inicio de la guerra independentista contra España.

En 1898, Agustín Cebreco, por mandato del general Calixto García, conmemora con el Ejército, el triunfo de Cuba contra España.
A los pies de la Virgen se hallan medallas olímpicas, diplomas, tierra de todo el mundo, agradecimientos por motivos de salud, testimonios conmovedores de puño y letra...

En la sala de ex votos, se exhibió –hasta que fuera robado, recuperado y resguardado– el medallón que acreditaba el Premio Nobel de Literatura (1954) al novelista norteamericano Ernest Hemingway.

Cada 8 de septiembre, cuando se celebra la Festividad de la Patrona de Cuba, tienen lugar peregrinaciones al lugar. Asimismo, alrededor de la basílica, se realiza una procesión con una imagen de la Virgen al frente.

Millares de historias personales están ligadas a este lugar sagrado, a la Virgen de la Caridad, símbolo inequívoco de unidad y cubanía.




 (Imagen de uno de los laterales del atrio del Santuario)

(VER MAS EN: http://miradacuba.blogspot.com/

(Datos tomados de: Guía de Arquitectura del Oriente de Cuba, Poder Popular del Oriente-Junta de Andalucía-Embajada de España 2002; Reinaldo Cedeño: “El Santuario de Cuba”, Sierra Maestra, 26 de agosto de 1995, p. 4, y “Aproximación a una cronología de la Virgen de la Caridad de El Cobre”, revista Del Caribe, Santiago de Cuba, n.21, 1993)



1 comentario:

Raúl Tápanes López dijo...

Excelente tu blog, amigo... Un fuerte abrazo cubano y los mejores deseos para este nuevo año recién estrenado. Raúl Tápanes López