miércoles, 29 de octubre de 2008

CRÓNICAS ÍNTIMAS: La señorita Alina



Reinaldo Cedeño Pineda
escribanode@gmail.com

1.

Cuando la señorita Alina pidió a los alumnos que subieran a la plataforma, los escalones me parecieron interminables. Habíamos copiado la tarea de geografía del cuaderno de Ángela, y ahora la vergüenza se apretaba a mis pasos como un grillete. Cinco o seis encogidos muchachos nos encontramos… frente a todos los ojos del mundo.

La montaña que se recortaba en la distancia, de pronto, se había despeñado sobre mí.

Cuando en el aula, la pena se volvió más sofocante que el calor, habló la señorita Alina:
―Estoy orgullosa de ustedes, les felicito por haber sido honestos. La verdad aunque es severa, es amiga verdadera…Y se volvió de espaldas.

La escuché con atención, puse más atención que nunca; pero comprenderla me llevaría años.

Pudiera dibujarla ahora mismo frente al pizarrón verde; pudiera describir su manera de sujetar la tiza… o recortarla desde la azotea de la escuela, adonde me escapaba por la escalera de caracol, y la veía avanzar, pequeña, envuelta en el polvo del camino.

Cuando llegaba con sus papeles acunados en los brazos, con su ropa sencilla, toda la escuela hacía silencio.

La señorita Alina podía cambiar el universo con el extremo del puntero. Con sólo un giro íbamos de Tasmania a Groenlandia, de los Montes Urales al desierto de Atacama. Por ella memoricé las capitales de todos los países del mundo. Tiempo después leí en mi expediente escolar, con su letra indeleble: este niño será cartógrafo.

Pero el cartógrafo, entre los juegos, había olvidado sus deberes otra vez. La señorita Alina estampó en una esquina la frase terrible: “No realizó la tarea”… y a seguidas, llené las hojas de borrones, lancé por la ventana la libreta forrada por mi madre, y me gané el castigo.

Al otro día, puso en mis manos una libreta nueva y un libro de fábulas.

2.

Los años se parecen al patio de mi escuela, siempre listo para recibir a unos y despedir a otros… pero algunos son como la tierra.

Cuando la vida me coloca entre la conveniencia de callar y el civismo de romper el silencio, sé que la señorita Alina me está mirando.

OTRAS crónicas íntimas:

---Mamá Yoya y Papá Luis:
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/09/reinaldo-cedeo-pineda-escribanodegmail.html

--- El Tío Perucho

http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/09/crnicas-ntimas-el-to-perucho.html

---El hombre que se entendía con los trenes
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/10/crnicas-ntimas-el-hombre-que-se-entenda.html

---El niño y EL TITÁN

http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/10/crnicas-ntimas-el-nio-y-el-titn.html

---El juego de damas y el cuarto del terror
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/10/reinaldo-cedeo-pineda-escribanodegmail.html


lunes, 27 de octubre de 2008

A ROMPER EL COCO: Risa o desconocimiento



Julio Mitjans

Trabajar para la cultura es una responsabilidad estratégica, en estos tiempos en que todo se desvirtúa, hoy que la más eficaz forma de colonización se materializa desde la expoliación de cuanto hecho cultural propicie espacios de reconocimiento y encuentro de diferencias compartidas, imponiéndoles criterios de mercado, y perspectivas desideologizantes: digo así porque lo que se ataca es la idea de quiénes somos, lo que hemos sido, y lo que seremos.

El párrafo anterior no es un teque ni una reflexión a priori, el motivo, la espina que me impulsa es un programa de la televisión cubana que se encarga de acercarse a la cultura caribeña, o mirarla, o hacer una lectura de este complejo sistema de expresiones culturales; me arriesgo, si es que en su objetivo ha estado el criterio de que el Caribe es una identidad múltiple e interconectada, un sistema.

El programa en cuestión es “A romper el Coco”, que realizado desde la realidad cubana resulta un producto que no entiendo, y me pregunto, es Cuba el país del Caribe que debe devolver una imagen como la que propone la redacción de programas musicales del ICRT, y la directora del espacio, cada domingo a las 8:30 pm.

Las preguntas me aturden, son muchas cosas que no puedo comprender, y más de un cuestionamiento me lleva a la contradicción: que tipo pensamiento estético es el que domina en el ICRT que nadie se percata del ridículo, de la falta de respeto, y el desconocimiento que caracteriza a la propuesta televisiva: vemos una puesta en escena del Caribe a imagen y semejanza de lo que se haría para vender un paraíso turístico, alejado de la realidad de la vida de la gente, mujeres que bailan para el que se paga unas vacaciones bajo el ardiente sol del caribe, un hombre tanto o más que inútil con trenzas incluidas para reafirmar la nota folklórica, acaso en el caribe solo se vive en la costa, acaso todos somos rastafaris, nuestras mujeres siempre están dispuestas a bailar para el primero o el que mejor pague sus vacaciones, yo quisiera que alguien me respondiese esto.

En este país, que por política del estado convoca a la fiesta del Fuego, espacio de confluencias y reflexiones, acerca de las dinámicas socioculturales distintivas de los pueblos caribeños, no puedo entender cómo es que un programa de televisión en horario estelar se quede a medio camino entre lo que debe ser y lo que no debe ser, digo a medio camino, porque que yo recuerde nunca hemos tenido en los medios de difusión masiva un programa que nos haga mirar al Caribe como fuente de identidad, pero insisto en la espina que me acompaña y no deja sosiego, por qué en mis islas la molicie, la dejadez, esos seres caribeños salidos de un espectáculo folklorista de los años cincuenta, inauténtico, falso, chato, demasiada brisa para el sudor del Caribe profundo, esa nota escapista no muestra lo que somos, me pregunto la TV cubana no se estará permeando de la visión facilista de los peores espectáculos realizados para el turismo.

En cuanto a lo programado para este espacio, es un punto en el cual debemos detenernos porque aquí está uno de sus mayores desaciertos, no parto de dudar de la calidad de agrupaciones que conforman el universo de la música popular bailable cubana, y es aquí donde se impone el alto, en el cómo se ha presentado; quien ve el programa puede pensar que esas son las única expresiones caribeñas, que ellas son toda su historia, y lo repito el Caribe es algo más, siempre la música ha sido un espacio dentro de las expresiones artísticas desde el cual se ha ido construyendo esa identidad diversa e interconectada que es el Caribe hoy, “A romper…” ha desconocido esto y le falta profundidad a su propuesta, se queda en la superficie, en al evidencia de la falsía, de lo banal, hay un Caribe múltiple, vivo, que nos estamos perdiendo que pudiéramos verlo en su relación con las expresiones más contemporáneas de la cultura cubana, que han sido la sabia nutricia de nuestros días. Hablo de investigar de conocer, de saber que en nuestra isla hay 67 modalidades del son, de saber que Nengón – Quiribá son dos modalidades del complejo del son que en la región oriental aún se cultivan, que la Tumba francesa es un hecho viviente, como lo es la Cinta comunidad del Caribe anglófono en Ciego de Ávila, por solo citar unos pocas expresiones del patrimonio cultural vivo.

Que diríamos del reggae, es la única expresión de la música jamaicana, cómo veríamos a nuestros hermanos de borinquen, los dominicanos, y a los haitianos que aún siguen llegando a Cuba estos últimos, me pregunto: si es interés del ICRT que todo ese acervo cultural se desconozca y sea presentado desde una óptica en la que solo se destaca lo que le interesa a una mirada superficial que termina haciendo pacto con las formas menos felices de la avalancha globalizadora.

Cuando vamos hablar de identidades hay que ser profundos, investigar, no podemos ir con premuras, y complacernos con la risa que logramos provocar porque, el buen rato a costa del desconocimiento es deformación, es traición a nuestro ser de cada día, es pactar con la banalización de nuestras vidas a costa de nuestro patrimonio vivo, y lo peor, que no solo el patrimonio cubano es el que está en juego.

Lo que reclamo es responsabilidad creadora, no repetir las edulcoradas formas de una cultura estandarizante en la que no hay lugar para mirarnos atentamente y disfrutar con lo que somos, con nuestros negros, nuestros mestizos, con el dolor transido de alegría, felicidad que desemboca en el acto de vivir, en las fuerzas que hacen de estos pueblos un arco tenso desde Bridgestown y después del estrecho de Yucatán se adentra en tierra firme para hacer del Caribe un fluir mediterráneo al que nos debemos por idiosincrasia, porque de el cada día brotan los manantiales de nuestro crisol.

Tomado de (http://www.casasdecultura.cult.cu/ )

martes, 21 de octubre de 2008

TV CUBANA (IV) HUMOR: Los fantasmas no pueden vivir del cuento


Reinaldo Cedeño Pineda
escribanode@gmail.com

Decía Jorge Mañach en su célebre ensayo “Indagación al choteo” que la “vis cómica” es una de esas singularidades que definen al cubano. Y aunque han pasado los años, esa capacidad de reírnos ―incluso de las dificultades propias―, sigue incólume.

Claro, del chiste callejero a la puesta en pantalla, por obvias razones, se recorre un largo trecho. En las últimas semanas, la televisión cubana ha incorporado dos programas: “Donde hay hombre no hay fantasmas” (noche de lunes) y “Vivir del cuento” (tarde dominical).

Estos apunten continúan la mirada sobre la televisión cubana.

Una colega, Osmaira González, escribió que el humor en “Donde hay hombres no hay fantasmas” se ha vuelto simplón. Es la palabra exacta, porque el humor podrá traernos carcajadas, pero es algo muy serio.

Los personajes están mal diseñados, o parecen construidos con ligereza tal que actores de experiencia no sólo lucen caricaturescos (lo que en materia de humor pudiera ser viable) sino a media máquina, sin cuerda y sin aire. Ni siquiera lo salvan la incombustible Zenia Marabal o Irela Bravo.



El dueto de los fantasmas no funciona: Losada anda cual marinero fuera de borda. Diana Rosa remeda a aquel serial hispano “Aladina”, mas con una diferencia marcada: no convence. La química actoral entre ambos, no existe. Los constantes chistes sobre las base de alusiones sexuales se han consumido a sí mismos, por reiterados y poco imaginativos. En algunas situaciones, sus diálogos (y hasta su presencia) francamente sobran.

Mario Aguirre ha resucitado el personaje de la anciana Regla, a petición de la propia directora; mas le he visto alcanzar mejores dividendos en otras ocasiones. Sin que falte algún que otro lance chispeante, la sobreactuación le va ganando la partida.

“Donde hay hombre son hay fantasmas” cuenta con la mano directriz de Lolina Cuadras, quien años ha, estuvo al frente de todo un clásico del humorismo televisivo en Cuba: “Detrás de la fachada”. Su experiencia es sobrada… y esperaba más.

Sin embargo, creo que más que la dirección de actores, el fallo del espacio se halla en el guión. En lo visto hasta ahora, el hilo dramatúrgico se agrieta (escribe Carlos Torrens) los chistes parecen suspendidos aquí y allá, sin un hilo resistente; las situaciones son por lo general rebuscadas y falsas, los personaje no se sostienen, y la risa ―invitada de oro― va faltando. La mano asesora (Carlos Fundora) se ha mostrado endeble, es dificil hacer otra inferencia cuando se ha visto… lo que se ha visto.

Por su parte, los domingos, toca a nuestra puerta “Vivir del cuento”. Desconozco a ciencia cierta las razones por las cuales cesó la transmisión de “Los amigos de Pepito”, pero la nueva propuesta no le adelanta.

Otra vez se trata de un programa de participación, aunque no hay presentador como en aquel, sino diversas situaciones humorísticas entre los personajes. Como espacio se ha tomado una supuesta casa, mas el ir de aquí para allá y de allá para acá, va otorgándole cierta rareza en la visualidad que en vez de contribuir a su concreción humorística, la caotiza.

Tal vez hubiera sido mejor romper con “Los amigos de Pepito” (sin la competencia que tanto le recuerda y con parte de su mismo elenco) y plantar una propuesta diferente…

Luis Silva (Pánfilo) es una de las revelaciones más frescas del humor cubano, y su protagonismo en “Vivir del cuento” se agradece… No puede decirse lo mismo de la Jáuregui (Cuqui La Mora de Jura decir la verdad) que esta vez no ha logrado marcar su personaje con verosimilitud y con la comicidad que indudablemente posee. Sobre ellos va recayendo el peso de los guiones, urgidos de mayor organicidad y soltura. La armonía dramatúrgica es imprescindible, por lo que será preciso discernir con cuidado a los actores que se invitan al espacio, y que a modo de autoridad evalúan a los concursantes.

Clave se presenta la selección de los aficionados… pero la suerte no le ha sonreído demasiado a “Vivir del cuento”: ¿Poco de dónde escoger? ¿Problemas de selección? ¿Agotamiento? ¿Necesidad de buscar más allá de La Rampa? Son preguntas que seguramente el tiempo se encargará de responder.

Ojalá las semanas entrantes esos programas nos sorprendan, porque en materia de televisión… nadie puede vivir del cuento, ni los fantasmas.

---TV CUBANA (I) La impiedad de las huérfanas y el océano de las repeticiones
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/10/tv-cubana-i-la-impiedad-de-las-hurfanas.html

---TV CUBANA (II) Una pausa para “SIN TREGUA”
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/10/tv-cubana-i-una-pausa-para-sin-tregua.html

---TV cubana (III) MEDIODÍA EN TV revisitado:
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/10/tv-cubana-iii-medioda-en-tv-revisitado.html

viernes, 17 de octubre de 2008

EL ESTRENO de Lucía



Antonio Desquirón Oliva
desquiron@gmail.com

Hoy día Adela Legrá vive en Santiago de Cuba, en Cuabitas. Es mi vecina. Hace unos días nos encontramos en la parada del ómnibus. Dado que como casi siempre, este trámite resulta largo, varios vecinos se acercaron a conversar con ella y todo cayó en el tema de sus personajes. En realidad, en cualquier barrio no vive una artista de cine. En un aparte, yo también contribuí a la sesión de remembranzas:

AD: Adela, yo estuve en el estreno de Lucía.
AL: ¿Sí? Pero ¿en qué cine?, porque hubo varios.
AD: El 7 de octubre de 1968, en la Cinemateca de Cuba. Sería entre 8 ½ y 9 pm. Es cierto que ese mismo día estrenaron varios cines de La Habana, pero fui a la Cinemateca.
AL: Estaba toda La Habana: actores, directores, gente de cine y de teatro, escritores, artistas.

Es cierto, solamente faltaban los seguidores, la alfombra roja y las limosinas para ser igual que en las películas. Esto es una exageración; estaba toda La Habana, pero de manera bastante informal. Recuerdo que yo llevaba unos jeans, pulóver blanco y botas de cañero. No había cumplido 22.

AL: Me habrás visto con mi barriga.

Entonces, Adela esperaba su hijo. Creo recordar una mujer “en estado” vestida de blanco. El pelo largo, abierto al medio, la tela ligera. Parecía un fotograma de la propia Lucía. Me parece tan gráfico, que no me atrevo a garantizar el recuerdo. Ese año yo estaba con una permiso de la Escuela de Letras por cuestiones de salud, pero como debía viajar desde Santiago con cierta frecuencia a algún turno médico de los que nos han hecho célebres a los “del Interior”, en la residencia de becados me permitían alojarme, y hacerlo todo normalmente, por lo que sobrellevé el trajín con bastante paz: hacía pocos días había llegado a la ciudad y otro becario –los de Letras estábamos muy actualizados y teníamos muchas relaciones-, me dijo: Esta noche hay un estreno en la Cinemateca. Lucía. La última película de Humberto Solás. Trabajan “la Señora” Raquel Revuelta; la misma que hizo de Manuela (viste Manuela, ¿verdad), una muchacha de Baracoa excelente que se llama Adela Legrá. Y la Flora Lauten. No te puedes perder eso. Toma una invitación. Enseguida me embullé, y como a las 8 ½ p.m. ya estaba en la Cinemateca. Cuando uno tiene mucha vida por delante no le importa gastar tiempo conversando, riendo, caminando, “socializando” mucho; hoy día hubiera llegado a las 9 menos 5, hubiese cruzado dos o tres saludos, hubiese entrado a la sala, buscado un buen asiento y quizá hasta hubiera echado un brevissimo somnum hasta de que empezara la proyección.

Por suerte el ’68 no era el 2008 y me sentía como pez en el agua en aquella laguna de nombres conocidos y famosos: Estorino, Virgilio, Vicente, todas la mujeres fabulosas de Teatro Estudio, Pepe Santos, los entonces alumnos y alumnas de Cubanacán –el ISA quedaba en el futuro-, los Camejo no que esa noche tenían función, casi todos mis compañeros y compañeras de Letras –la brevísima Mary Montes junto al enorme Horacio-, Wichy el Rojo, Rogelio Rodríguez, el gordo Rodríguez Rivera, el Jabao Catalán, Helmito, por supuesto Coco Salas, y muy probablemente los componentes del mundo cultural underground que aún yo no conocía y conocería un año después (Pepe el Loco, Benny Bola de Humo, Benjamín Ferrera, Omar El Indio, quizá Bárbara y Waldo - joven pintor que expuso en el Salón ’70, muerto trágicamente años después en la cola de una pizzería: toda una promesa artística que se perdió.
Era octubre, pero la noche era seca y no hacía calor.

Recuerdo bien el filme. No ocurrió con Lucía como con esas películas cuyo valor solamente se reconocen años más tarde. Desde el primer momento todo el mundo comprendió que estábamos ante una obra maestra. Nadie regateó los elogios. Claro que, como jóvenes “del mundo culto” teníamos nuestras preferencias y a todo se le marcaba con una etiqueta. El primer cuento era “operático”: recordaba al italiano Senso. Además, aquella fotografía tan contrastada… El que gustó más fue el segundo, el que protagonizó Flora Lauten. Nos parecía más contenido, más calibrado. La tercera parte, a cargo de Adela y del santiaguero Adolfo Llauradó, indudablemente era la más fresca y la personalidad tan apasionada de ambos actores encajaba muy bien. Por cierto, para mi es una especie de misterio el por qué Adela no hizo más personajes con otros directores: en definitiva, si ella no era actriz “de escuela”, la mayoría de las que dieron forma al cine cubano de los ’60, tampoco lo eran.

Pocas veces tenemos el privilegio de saber cuándo estamos participando de algo importante. Eso me ocurrió con el estreno de Lucía, como antes me había ocurrido con el de La Noche de los Asesinos y el Ballet del Siglo XX con la célebre María Casares declamando a San Juan de la Cruz.

Agradezco a quien corresponda el haber podido recordarle a la misma Adela Legrá, cuarenta años más tarde, el día que se estrenó Lucía y ella estaba encinta de su hijo.
(Cuabitas, 16 de Octubre de 2008)


martes, 14 de octubre de 2008

CRÓNICAS ÍNTIMAS: EL niño y el Titán


Reinaldo Cedeño Pineda
escribanode@gmail.com

El relumbre del sol me cegaba cuando intentaba mirarle de frente. Entonces, mi padre me alzaba hasta el cielo, me sentaba a horcajadas detrás de su cabeza… y la estatua bajaba, hasta dibujarse ante mí las botas enormes, los enormes brazos…

A un Titán no le hace falta un pedestal.

Seguía por la Avenida de Los Maceo, me sabía de memoria los bancos y los árboles. Y cuando el bronce se hacía pequeño, casi de mi tamaño, la casa de la abuela estaba cerca.

Allí encontré a los hermanos que nunca tuve, y me aferré a ellos con todas mis energías hasta bien entrada la adolescencia. Mis primos me salvaron del egoísmo del niño solo, de su tristeza; Cristina, fue mi otra hermana. Ella es como el oro auténtico, que no le desgasta el tiempo.

San Luis era mi tía Georgina. La creía inmortal cuando la veía venir ir de aquí para allá, sin cansarse nunca, repartiendo cariño y comida a manos llenas. De habérselo propuesto, hubiese cobijado al mundo entero bajo su ala.

Me resisto a creer que se haya ido.

San Luis era el caramelo que doraba mi tía Nena, tan hermosa de niña que allí mismo perdió su nombre de Aracelis; tal vez ni ella misma lo recuerde. Detrás de las casillas, después de la vía férrea, vive aún. Me vestían de pantalones largos, me peinaban con esmero para ir a verla, y allá se iba el niño bueno…

Casi daba pena vaciar el pequeño plato. Las natillas de mi tía Nena sabían a ternura.

San Luis era la excursión de toda la familia hasta Vegabotada. Su nombre siempre me daba gracia, dicen que otrora había sido un realengo, una tierra de nadie. Vegabotada era sinónimo de río, de mamoncillos gemelos y de yuca con mojo.

La tierra ancha y sin límites que se abría ante nosotros por única vez.

Aquellas caminatas entre cañas y charcos, se aderezaban de cuentos campesinos y aparecidos: la palma de la colmena levantaba su recia soledad en medio de un lagunato, y había que pasar en silencio, con cuidado. Dicen que de allí salían unos ruidos y unas luces… pero nunca lo quise comprobar.

Por esos caminos se habían encontrado un día, la maestra recién llegada de la ciudad y el campesino del caballo blanco. Son mis padres. Algo tenía aquel paisaje donde todos, de repente, se volvían más jóvenes. Nunca fue igual cuando la autopista quebró los trillos y la senda de las carretas.

El camino de vuelta al pueblo se volvía pesado, como si le hubiesen quitado el color. El sol se me apagaba cuando mi madre iba a buscarme. Los regresos son terribles.

Mi abuela Ana era mi último recurso. Por sus manos había pasado la ropa de un ejército y ocho hijos. Las venas asomaban, pero todavía andaba firme… y no había Dios que me moviese si mi abuela no prometía irse conmigo, que era llevármelo todo: mis juegos, el paisaje, los dulces, los abrazos.

La sujetaba tan fuerte como puede un niño de cuatro años… y mi abuela andaba conmigo, casi a rastras, por todo Agustín Cebreco, toda Avenida de Los Maceo, todas aquellas calles, hasta la terminal.

Yo era el niño más feliz del mundo cuando volvía a ver al Titán.

Cuando crecí, alguien quiso arrancarme el recuerdo al decirme que Antonio no había nacido en esos lares, que no era San Luis la tierra de Los Maceo. Le respondí que no importaba: Majaguabo le había visto cuando ayudaba a sus padres a vender los productos de la finca, cuando era el hijo de Mariana., cuando empezaba a ser cubano… Y eso era suficiente.

Aprendí de números primero en la terminal que en la escuela, al preguntar cuántos minutos tenía una hora, cuánto costaban los turrones, cómo se decía aquella cifra larguísima del tiquet…

Cuando ya ponía el pie en el estribo de la guagua, y mi abuela, tímidamente, se quedaba atrás… la desesperación me calaba los huesos:

― ¡Abuelita, abuelita…! Sube, que te quedas, ¡sube!...

Media terminal salía a ver al niño que gritaba.

―Móntese señora, móntese… decían algunos.

Pero mi abuela no subía, no podía. Y cuando tomaba la primera curva, yo era el niño más desolado del mundo.

No puedo perdonarles como me engañaban una y otra vez. Eso creían.

Ellos hablaban de malcriadez, de cosas que no entendían. Ellos la veían bajar… pero no eran sus pasos, ni un punto en la distancia, entre la estatua del Titán y el relumbre del sol.

Los adultos nada saben: mi abuela siempre se iba conmigo.

OTRAS crónicas íntimas:

---Mamá Yoya y Papá Luis:
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/09/reinaldo-cedeo-pineda-escribanodegmail.html

--- El Tío Perucho
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/09/crnicas-ntimas-el-to-perucho.html

---El hombre que se entendía con los trenes

domingo, 12 de octubre de 2008

TV Cubana (III) MEDIODÍA en TV revisitado


(Marino Luzardo, el nuevo conductor del espacio)


Reinaldo Cedeño Pineda
escribanode@gmail.com

A las doce y treinta muchos sintonizan Mediodía en TV, espacio―cartelera del canal CubaVisión. Es desde su aparición, un programa bien seguido; aunque tengo la impresión de que se le ha exigido más de lo que (por su propio diseño) podía dar.

Hace algún tiempo escribí mis consideraciones sobre el espacio desde este blog, lo que ―afortunadamente― generó otros comentarios, cada uno con sus propios aportes: más o menos congruentes, más o menos discrepantes.

También llegaron algunos juicios subidos de tono, con la pasión desbordada… pero el tiempo suele ubicar las cosas en su sitio.

A Mediodía en TV llegó un nuevo equipo de realización…y en consecuencia, creí pertinente revisitar el programa.

Uno de los aciertos de este colectivo es haber quitado el peso del guión al conductor, responsabilidad que asumió Ivón Peñalver. Ese aspecto resultó factor esencial de ciertos despistes y excesos: no todos están preparados para esa simultaneidad, o las horas de las que se dispone, no alcanzan.

El guión es columna vertebral de una propuesta audiovisual: requiere no sólo “estar en la última”, sino concentración, tiempo, búsqueda… y MUCHO sentido de la jerarquía artística.

El programa ganó en espesor cuando eliminó el “toque de ligereza” en las cortinas de presentación de cada canal ―recuerdo por ejemplo, la imagen de Daymí Crespo en pose―.

Sobre todo eliminó esos temas insustanciales que solían deslizarse entre su conductor principal (Abel Álvarez) y los presentadores, cual vía de falso desenfado… y que se enredaban, se torcían y a veces, se derramaban…

Perfil y conducción

Las comparaciones podrán ser odiosas, pero resultan inevitables. Quien escoge su paradigma anda marcado (casi siempre) no sólo por el mero gusto, sino además por su experiencia, acervo y formación individual.

Marino Luzardo ocupa ahora mismo la conducción del espacio. Hasta ahora, ha mostrado la misma seguridad que le hemos visto en otras propuestas, así como una preparación seria y una cultura que le avala. Brindo por ello ¡tres veces!!!

No obstante, debo ser absolutamente sincero: no lo veía en esa cuerda, no pensé que fuese el escogido…

Sin confundir frivolidad con espontaneidad (podrán rimar, pero difieren en su esencia) ni "el rostro agraciado" con el "verbo diciente"... no hay que olvidar que Mediodía en TV es un programa fresco y dinámico que requiere, en consonancia, una proyección comunicativa: a Luzardo le resta ganar en soltura y eliminar tensión. Cierto es también que ha transcurrido poco tiempo desde su llegada (por lo que sería aconsejable esperar para emitir otros juicios), y que un conductor (como todo artista) marca lo que hace con su propio sello y personalidad.

Yumié Rodríguez y Niro de la Rúa, continúan con su equilibrio de siempre. El tiempo transcurrido sentó bien a la más bisoña, Amelia Flores, quien va ganando en aplomo y proyección, aunque se trata esta de una senda larga. Por suerte, ha dejado atrás algunas frases y maniqueísmos que me hicieron temer, acaso, se fuese a malograr.

Hace unos meses opiné que Mediodía en TV andaba urgida de una dirección y una asesoría menos complaciente consigo misma ―la ASESORÍA es la gran asignatura pendiente de nuestra radio y televisión―. Ahora mismo ese papel lo desempeña Magalys Arias .La dirección corre a cargo de Odalis Torres, y Mediodía en TV, vive una nueva época de manos de mujer.

Antes de terminar, quisiera compartir una reflexión que vale para Mediodía... y para otros programas: hay que sopesar, evaluar y definir muy bien el perfil del programa para evitar, por ejemplo, las “entrevistas como rellenos”, el exceso de entrevistados que luego resultan casi siempre apremiados por el tiempo y “el elástico, la bolsa” donde cabe un poco de aquí y otro de allá…

Son esquemas reiterados a diestra y siniestra.

Si Mediodía en TV tiene como objetivo primordial la programación televisiva, debe hacer de esto su arte: explicitar más su contenido (incluir informaciones que se agradecen tanto como las perdidas sinopsis de algunas películas, o escoger detenidamente sus avances, por ejemplo)

También ha de seleccionar muy bien a sus invitados ―que en mi opinión―, deben centrarse en la televisión, pues ahí radica su contenido natural. Las entrevistas no siempre hacen falta, y las notas culturales deben apuntar a la TODA la nación, sin suplantar el espectro cultural del país por el de la capital: comodín infamante, cáncer inoculado hace rato en la visualidad cubana.

Ha de reconocerse que el intento de hacer verdaderamente nacional el espacio ―pese a torceduras y genuflexiones― fue uno de los puntos a favor del equipo realizador precedente.

La cita, ya sabe, es a las 12 y treinta…. para enterarse del día a día en la televisión cubana, para seleccionar sus programas… entre las muchas repeticiones y los estrenos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

---Mediodía en TV: Manzana de dos sabores:

http://laislaylaespina.blogspot.com/2007/09/medioda-en-tv-una-manzana-de-dos.html

---Mediodía en TV: Otra vuelta de tuerca
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/04/medioda-en-tv-otra-vuelta-de-tuerca.html

---Mediodía en TV: La polémica completa:
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/05/medioda-en-tv-la-polmica-completa.html

---Abel Álvarez, Carlos Barba y cierto correo de México:
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/07/abel-lvarez-carlos-barba-y-cierto.html

--Té para Dos: Invitado Carlos Barba
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/07/t-para-dos-invitado-carlos-barba.html

---La impiedad de Las Huérfanas y el Océano de las repeticiones
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/10/tv-cubana-i-la-impiedad-de-las-hurfanas.html

---Una pausa para “SIN TREGUA”
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/10/tv-cubana-i-una-pausa-para-sin-tregua.html

sábado, 11 de octubre de 2008

Frases célebres: / CONFUCIO / JOSÉ INGENIEROS/ LAO TSE / CICERÓN / ARISTÓTELES/ SÉNECA / TALES DE MILETO/


CONFUCIO

(Confucio /tradicionalmente 551 a. C. - 479 a. C./ fue un filósofo chino, también uno de los 5 Santos de las 5 Grandes Religiones, creador del confucianismo y una de las figuras más influyentes de la historia china. Las enseñanzas de Confucio han llegado a nuestros días gracias a las Analectas, que contienen algunas de las discusiones que mantuvo con sus discípulos).

Exígete mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos.

Cuando veas a un hombre bueno, trata de imitarlo; cuando veas a un hombre malo, reflexiona.

Al comienzo fueron vicios, hoy son costumbres.

Leer sin meditar es una ocupación inútil.

Transporta un puñado de tierra todos los días y construirás una montaña.

Nuestra mayor gloria no está en no caer jamás, sino en levantarnos cada vez que caigamos.

Las atenciones a los padres son en vida porque después sólo queda el culto.

Una casa será fuerte e indestructible cuando esté sostenida por estas cuatro columnas: padre valiente, madre prudente, hijo obediente, hermano complaciente.

El hombre sabio busca lo que desea en su interior; el no sabio, lo busca en los demás.

No hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti

Los hombres gritan para no oírse.

Para hacer callar a otro comienza por callarte tú.

Apresúrate a vivir bien y piensa que cada día es, por sí solo, una vida.

Prefiero molestar con la verdad que complacer con adulaciones.

La vejez empieza cuando los recuerdos pesan más que las esperanzas.

Hace falta toda una vida para aprender a vivir.

Por muy lejos que el espíritu vaya, nunca irá más lejos que el corazón.

Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla.

Lo que quiere el sabio lo busca en sí mismo; el vulgo lo busca en los demás.

Quien pretenda una felicidad y sabiduría constantes deberá acomodarse a frecuentes cambios.

Los hombres se distinguen menos por sus cualidades naturales que por la cultura que ellos mismos se proporcionan.

Por muy lejos que vaya el espíritu, nunca irá más lejos que el corazón.

Algún dinero evita preocupaciones; mucho, las atrae.

El hombre superior es cortés, pero no rastrero; el hombre vulgar es rastrero, pero no cortés.

Entristécete no porque los hombres no te conozcan, sino porque tú no conoces a los hombres.

La tristeza, aunque esté siempre justificada, muchas veces sólo es pereza. Nada necesita menos esfuerzo que estar triste.

Los elementos de la dicha son: una buena conciencia, la honradez en los proyectos y rectitud en las acciones.

¡Qué importa saber qué es una línea recta si no se sabe lo que es la rectitud!

El que se arrepiente de haber pecado es casi inocente.

No hay más calma que la engendrada por la razón.

No hay lugar tan estrecho donde no se pueda elevar el pensamiento al cielo.

El tiempo ha puesto muchas veces remedio a aquello que no ha podido ponérselo la razón.

Es mejor aprender cosas inútiles que no aprender nada.

Largo es el camino de la enseñanza por medio de teorías; breve y eficaz por medio de ejemplos.

La mente tarda en olvidar lo que le ha llevado mucho tiempo aprender.

No hay bien alguno que nos deleite si no lo compartimos.

Nada es tan bajo y vil como ser altivo con el humilde.

La recompensa de una buena acción es haberla hecho

El que puede socorrer al que va a perecer y no lo socorre, lo mata.

JOSÉ INGENIEROS

(24 de abril de 1877, Palermo (Italia)- 31 de octubre de 1925 en Buenos Aires. Su nombre original fue Giuseppe Ingegneri. Fue médico, psiquiatra, psicólogo, farmacéutico, escritor, docente, filósofo y sociólogo. Entre sus libros destacan Las fuerzas morales y El hombre mediocre

Los caminos más escarpados llevan más alto.

Los más rezan con los mismos labios que usan para mentir.

El hipócrita esta siempre dispuesto a adular a los poderosos y a engañar a los humildes.

Los que se quejan de la forma como rebota la pelota, son aquellos que no la saben golpear.

El hombre sin ideales hace del arte un oficio, de la ciencia un comercio, de la filosofía un instrumento, de la virtud una empresa, de la caridad una fiesta.

Los hombres y pueblos en decadencia viven acordándose de dónde vienen; los hombres geniales y pueblos fuertes sólo necesitan saber a dónde van.

Enseñemos a perdonar; pero enseñemos también a no ofender. Sería más eficiente.

Es hermoso que los padres lleguen a ser amigos de sus hijos, desvaneciéndoles todo temor, pero inspirándoles un gran respeto.

No se nace joven, hay que adquirir la juventud. Y sin un ideal, no se adquiere.

Admitamos que la primera vez se ofende por ignorancia; pero creamos que la segunda suele ser por villanía.

A los hombres fuertes les pasa lo que a los barriletes; se elevan cuando es mayor el viento que se opone a su ascenso.

El hombre que ha perdido la aptitud de borrar sus odios está viejo, irreparablemente.

La vida humana representa, la mayor parte de las veces, una ecuación entre el pasado y el futuro.

Es más fácil ridiculizar una sublime acción que imitarla.

El verdadero justo resiste a la tentación; el mediocre cede siempre.

La vulgaridad transforma la prudencia en cobardía, el orgullo en vanidad, el respeto en servilismo.

No hay diferencia entre el cobarde que modera sus acciones por miedo al castigo y él codicioso que las activa por la esperanza de una recompensa.

Lejanos fragores de truenos recuerdan la palabra que Caín pronunció después de matar a Abel. ¿Por qué el primer asesino de la leyenda bíblica tenía que ser un envidioso?.

El hombre mediocre sólo tiene ruinas en el cerebro y prejuicios en el corazón.



LAO TSE

(Laozi /"Viejo Maestro", también llamado Lao Tse, Lao Tzu o Lao Tsi. Uno de los filósofos más relevantes de la civilización china. La tradición china establece que vivió en el siglo VI adC, pero muchos eruditos modernos argumentan que puede haber vivido aproximadamente en el siglo IV adC, durante el período de las Cien escuelas del pensamiento y los Reinos Combatientes. Se le atribuye haber escrito el Dao De Jing o Tao Te Ching, obra esencial del taoísmo. De acuerdo con este libro, Dao o Tao ("el Camino" no cambia y éste es la verdad universal)

Un viaje de mil millas empieza con un paso.
Las palabras elegantes no son sinceras; las palabras sinceras no son elegantes.
La manera de hacer es ser.
Diferentes en la vida, los hombres son semejantes en la muerte.
Saber cuando uno dispone de lo suficiente es ser rico.

Las palabras verdaderas no son agradables, y las agradables no son verdaderas.
El que todo lo juzga fácil encontrará la vida difícil.

Si das pescado a un hombre hambriento lo nutres durante una jornada. Si le enseñas a pescar, le nutrirás toda la vida.
Aquél que obtiene una victoria sobre otro hombre es fuerte, pero quien obtiene una victoria sobre sí mismo es poderoso.


MARCO TULIO CICERÓN
(106 AC-43 AC. Escritor, orador y político romano)

La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio.

¿Qué cosa más grande que tener a alguien con quien te atrevas a hablar como contigo mismo?

Una cosa es saber y otra saber enseñar.

Cuando mejor es uno, tanto más difícilmente llega a sospechar de la maldad de los otros.

Estos son malos tiempos. Los hijos han dejado de obedecer a sus padres y todo el mundo escribe libros.

La confidencia corrompe la amistad; el mucho contacto la consume; el respeto la conserva.

La amistad es un acuerdo perfecto de los sentimientos de cosas humanas y divinas, unidas a la bondad y a una mutua ternura.

Es una necedad arrancarse los cabellos en los momentos de aflicción, como si ésta pudiera ser aliviada por la calvicie.

El amor es el deseo de obtener la amistad de una persona que nos atrae por su belleza.

El que seduce a un juez con el prestigio de su elocuencia, es más culpable que el que le corrompe con dinero.



ARISTÓTELES
(384 AC-322 AC. Filósofo griego)

La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas.

El ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona.

El sabio no dice todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice.

La esperanza es el sueño del hombre despierto.

No basta decir solamente la verdad, mas conviene mostrar la causa de la falsedad.

Considero más valiente al que conquista sus deseos que al que conquista a sus enemigos, ya que la victoria más dura es la victoria sobre uno mismo.

Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo.

Lo que con mucho trabajo se adquiere, más se ama.

La inteligencia consiste no sólo en el conocimiento, sino también en la destreza de aplicar los conocimientos en la práctica.

Algunos creen que para ser amigos basta con querer, como si para estar sano bastara con desear la salud.



SÉNECA

(Lucio Anneo Séneca, también conocido como el joven / 4 a. C. - † 65 d. C/ Nació en Corduba, en la provincia romana de la Bética (actualmente Córdoba, España). Hijo del orador Marco Anneo Séneca, fue un filósofo romano conocido por sus obras de carácter moralista)

No aprendemos gracias a la escuela, sino gracias a la vida.

Si quieres que tu secreto sea guardado, guárdalo tú mismo

El hombre más poderoso es el que es dueño de sí mismo.

Cuando más buena es el alma de un hombre, menos sospecha la maldad en los otros.

Cada vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien narrada.

Doloroso es que comencemos a vivir cuando morimos.

La vida no es el bien ni el mal, sino simplemente el escenario del bien y del mal.

Los deseos de nuestra vida forman una cadena, cuyos eslabones son las esperanzas.

No nos hace falta valor para emprender ciertas cosas porque sean difíciles, sino que son difíciles porque nos falta valor para emprenderlas

TALES de MILETO

(Thales de Mileto /639 ó 624 - h. 547/6 a.C./ fue el iniciador de la indagación racional sobre el universo, por lo cual se le considera el primer filósofo. Fue también uno de los Siete Sabios de Grecia)

El agua es el principio de todas las cosas.

Todas las cosas están llenas de dioses.

La felicidad del cuerpo se funda en la salud; la del entendimiento, en el saber.

El trabajo aumenta la virtud. El que no sabe cultivar las artes, trabaje con la azada.

La cosa mas fácil es hablar mal de los demás.

La esperanza es el único bien común a todos los hombres. los que todo lo han perdido la poseen aún.
ARTÍCULOS RELACIONADOS:

I) FRASES FAMOSAS: Amorosas y sexuales /amistad / MADRE TERESA DE CALCUTA/ /místicas y religiosas/ José Martí /Che/España/ Estados Unidos/latinoamericanos… TODO EN:
------http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/02/amporosas-sexuales-y-sensuales-frases.html

II) MAHATMA GANDHI: Frases y pensamientos célebres, reflexivos y de paz
---http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/10/mahatma-gandhi-frases-y-pensamientos.html

III) Frases célebres: BENJAMÍN FRANKLIN / SIMÓN BOLÍVAR / KHALIL GIBRÁN /ABRAHAM LINCOLN/ GEORGE WASHINTONG / MARTÍN LUTHER KING
--http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/10/frases-clebres-benjamn-franklin-simn.html

IV) Frases célebres: / CONFUCIO / JOSÉ INGENIEROS/ LAO TSE / CICERÓN / ARISTÓTELES/ SÉNECA / TALES DE MILETO/
----http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/10/frases-clebres-confucio-jos-ingenieros.html

DESDE PINAR, MENSAJE a un SANTIAGUERO


Reinaldo Cedeño Pineda
escribanode@gmail.com

A Zenia Regalado no la conozco personalmente, pero ya la quiero. Es de las que no se rinde ante los golpes del destino, de las que generosamente nos regala palabras como dejándonos a cada uno, su esperanza.

Desoladoras… Así fueron las imágenes del paso del huracán IKE y GUSTAV por Cuba (y en especial por Pinar del Río)

Ante la incomunicación, ante la falta de electricidad, ante el derrumbe… el periódico Guerrillero realiza un boletín que distribuye por las zonas afectadas.

Desde Santiago de Cuba, desde mil kilómetros de distancia le envié un mensaje con mis impresiones a mi colega Zenia. Y el 8 de octubre he recibido este mensaje:

>> Cedeño, ayer salió tu linda crónica en el boletín diario de
>> Guerrillero. La leí en Los Palacios, le nacieron pies y llegó a los
>> que más sufren.
>> No he visto aún la web de Guerrillero, pero quería que supieras que en
>> el boletín ya alivió muchos ojos.
>> Hasta pronto,
>> Zenia


COMO SI FUERA POCO, el periódico Guerrillero las ha puesto en la red. Y he leído en el hermoso blog de Zenia, estas palabras:

“Desde Santiago de Cuba Reinaldo Cedeño Pineda nos envió gentilmente esta crónica. Nos había comentado por correo, que desde los huracanes, tenía deseos de dedicarle unas líneas a la más occidental de las provincias cubanas.

“También él fue atrapado, como muchos, por el hechizo de Los duendes de Nersys Felipe, esa mujer que nos devuelve con cada libro, a cada tibio espacio de nuestra niñez y de esos afectos, que como bastones, hoy afloran por los senderos de nuestras vidas.

Bienvenida la crónica; un género casi en extinción”

ZENIA ha sido largamente generosa. No tengo como agradecerle. /// La imagen la he tomado del blog de otra colega pinareña, Yolanda Molina, que narra: "Esta imagen muestra el rostro de un niño que viajaba en un carro con un equipo de prensa, los reporteros le ofrecieron un "aventón" a su familia, que era una de las tantas que se evacuaba del poblado Sanguily, al norte del municipio La Palma en la provincia Pinar del Río" (MÁS en http://yenanda.blogspot.com/2008/09/miradas.html)

YO VENGO A DAR MIS MANOS

Reinaldo Cedeño Pineda
(Desde Santiago de Cuba)

No recuerdo cómo llegó a mis manos aquel libro, ni cuando sus historias, sus personajes asomaron a mi niñez. Guane me pareció un lugar encantado, lejano, de casas gigantes y jardines, donde los pequeños se sentaban amorosos a escuchar a sus abuelos. No conocía entonces más geografía que mi imaginación. Alguna vez ese niño que llevo dentro, tendrá que darle un beso a Nersys Felipe. Alguna vez tendré que ir a Guane.

Sin saberlo, ese fue mi primer encuentro con Pinar del Río.

Fue la poesía la que me hizo saltar un millar de kilómetros, y una madrugada de 1997 me vi entrando a una ciudad en medio de la niebla. Era a lo que Dulce María Loynaz había llamado "el soplo de Dios". Participaba en el encuentro iberoamericano sobre su figura, en aquella tierra que en sus tiempos duros, le había devuelto la patria.

Pinar me estrechó las manos cuando conversé con Polo Montañez en su visita a Santiago de Cuba. En su rostro se dibujaba la montaña. Recordé a mi padre, que de la tierra sabe crecer la nobleza.

Regresé a Pinar en diciembre de 2004. Y descubrí sus cuatro corazones, sus cuatro puntos cardinales. Las letras se han empeñado en acercarme a la punta del mapa.

Compartir con los libros y los artistas de la Editorial Cauce, en las salas abovedadas de San Carlos de la Cabaña, me hizo ganar amigos. A uno de ellos le llamé tras el paso de Ike. Supe del viento que ululaba como un monstruo entre los árboles y los techos antes que las imágenes del destrozo.

Los amigos son pilotes en la distancia, sólo hay que trazar el puente.

Paso Real de San Diego, La Palma, Los Palacios… su gente me parece conocida. Sé que las paredes serán tan fuertes como las manos que las levantan. Yo vengo a dar las mías, y este abrazo desde el otro extremo del mapa.

BLOG DE ZENIA REGALADO: http://imaginados.blogia.com/


BLOG DE YOLANDA MOLINA (YoCUBA) http://yenanda.blogspot.com/

viernes, 10 de octubre de 2008

BÉISBOL CUBANO: Los mitos y las pasiones



Reinaldo Cedeño Pineda
escribanode@gmail.com

Las pasiones cuando se desbordan pueden volverse chacales.

El béisbol para los cubanos es precisamente eso: una pasión. Una pasión que circula por nuestra sangre y nuestros huesos, que nos alimenta y nos desvela. Una pasión que nos paraliza, nos hipnotiza, nos alza y nos tira. Una pasión que nos desborda…

El béisbol es ya parte de nuestra identidad. Es difícil ser cubano, sin que en algún momento, esa pasión te roce, te penetre, te sacuda, te coloque al borde de la euforia o de la depresión…

La pelota ―así, a secas― como le conocemos los cubanos, es nuestro mayor espectáculo. Miles de nosotros, de punta a cabo del archipiélago, desde el estadio, la radio o la televisión seguimos los partidos, nos enredamos en pronósticos, hacemos de manager, ponemos y quitamos con nuestra imaginación, discutimos, creemos tener la razón…

Grandes parques y esquinas se convierten en peñas beisboleras. Tengo una muy cerca, muy conocida, la de la Plaza de Marte en Santiago de Cuba, que afirma ser “faro y guía”. He visto allí a decenas de personas discutiendo de pelota, y la misma escena la he visto repetida en el parque central de la capital y en tantos sitios…

Siempre he creído que si con esa misma pasión tratáramos otros temas como la eficiencia en los servicios ―apenas un ejemplo― estaríamos mejor; pero no tengo nada que objetar: ese río de pasiones que llevamos los cubanos por la pelota ha de tener algún cauce. Y la esquina se presenta como el lugar ideal, el motor de la pasión.

El dúo Buena Fe lo dijo: “Será que sin él no podemos soñar”.

EL BEISBOL no deja de ser un deporte

Sin embargo, NO HAY QUE OLVIDAR que aunque depositemos en el béisbol toda nuestra pasión ―la pasión de todo un pueblo― que aunque sea nuestro pasatiempo nacional…NO POR ESO, la pelota deja de ser un deporte, ni por eso estamos predestinados a GANAR.

La pelota es un deporte que no sólo se practica en Cuba y con largos campeonatos en Norteamérica y Asia... El nuestro es uno de esos torneos de excelencia.

Sinceramente me asombra la miopía de algunos y la autosuficiencia de otros:

MIOPÍA por no ver que en UN DEPORTE se puede ganar y también se puede perder DIOS!

(CUBA es el único país que no se ha bajado del podio en los torneos olímpicos, mundiales y hasta en el famoso Clásico, en el que algunos esperaban ver al béisbol cubano en el subsuelo. Eso es una muestra evidente de la clase de béisbol que tenemos…)

AUTOSUFICIENCIA por pensar que cada vez que no se gana EL ORO es porque cometimos algún error, NO porque el rival también es bueno, y en buena lid supo triunfar.

Me encanta la filosofía ganadora, el empeño, el querer siempre ganar, el no temer a títulos ni nombres…. pero ¿CUÁNDO vamos a equilibrarnos y aprender a considerar el calibre de los rivales?

No hacerlo es devualar nuestros propios éxitos, y dar por sentado unos triunfos que hay que luchar muy duro, partido a partido.

Todavía se discute (Radio Rebelde, especialmente el programa Deportivamente) sobre la derrota de Cuba en el béisbol olímpico. Y no es que sea algo malo per se, en absoluto ni que se dejen de analizar estrategias y jugadas; pero me asombran las consideraciones de algunos comentaristas deportivos que se supone deben ser mediadores y puntos de referencia, y se revelan con una carga de subjetividad tan elevada que frisan, a veces, el mismo fanatismo que suelen criticar.

Algunos ―de una forma u otra―, le han caído arriba a Antonio Pacheco, el manager. No le conozco personalmente, no siempre coincido con él, no tengo porque hacer genuflexiones ante su figura… pero sé respetar su trayectoria, su conocimiento y su manera de comportarse:

Recientemente el periodista José Antonio Torres en el periódico GRANMA
entrevistó al propio director quien le respondió ante la disyuntiva de si ¿perdió Cuba o ganó Sudcorea?

“A veces la pasión nos ciega. Quitarle el mérito a los sudcoreanos es una injusticia. Ellos ganaron en buena lid. El segundo lugar de Cuba, que hasta el último momento peleó por la victoria, es un buen resultado. Demeritarlo es indigno, poco profesional. Perdimos 2-3, en el noveno inning de la gran final. Cuántos países —con excelentes equipos— hubiesen añorado esa posición y terminar de líderes en bateo con 300 de average; en jits, con 72; jonrones, 7; anotadas, 52; empujadas, 49 y los terceros que menos se poncharon (46), después de Sudcorea (43) y Japón (45). Nuestro desempeño fue extraordinario; Sudcorea: la mejor selección”.

Coincido.

A Héctor Rodríguez, a través de la TV cubana le escuché decir que Yuliskei Gurriell, uno de nuestros grandes peloteros (y quien no pudo conectar bien en la “oportunidad salvadora” de la discusión del oro en Beijing) quería retirarse… No hay edad ni razones para ello. Es la filosofía del “no se puede fallar”, del “hay que ganar”, “de la infalibilidad” y del “el que hay que dar es el bueno”, la que puede llevar a esto.

Los deportistas podrán convertirse en héroes con sus grandes victorias; pero igual son seres humanos, con sus fallos, sus nerviosismos, sus rachas adversas, sus rivales que le superan…

¡ESTÁ BUENO YA!

La invencibilidad deportiva es un mito, un cáncer que pudiera atenazar al deporte cubano (especialmente al béisbol)… y que presiona, que no deja ver grandes actuaciones, que devalúa las medallas de plata o bronce, que arranca lágrimas cuando debía provocar saltos…

LA NARRACIÓN DEPORTIVA CUBANA… ¿La mejor del mundo?

Con asombro he escuchado a Renier González ―para mí el más creativo de nuestros comentaristas deportivos― afirmar que en general, los comentaristas deportivos cubanos son “los mejores del mundo”, porque mientras en otros sitios se especializan en uno, dos o tres deportes a lo sumo; los cubanos pueden narrar muchos más.

Discrepo.

Y no es que conozca el mundo (seguramente Renier está más capacitado para evaluarlo) sino que la muestra de la narración cubana en Beijing ―fuera de tres o cuatro nombres― hay que señalarle más de un desaguisado.

El equipo de narradores del resumen OTI ―salvo Carlos Alberto González― fue infame. Se impone una selección y una preparación más rigurosa para la próxima. Y para no reiterar, quien desee puede leer lo dicho entonces: “DISLATES en la NARRACIÓN DEPORTIVA (http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/08/beijing-2008-dislates-en-la-narracin.html)

Hubo mucha palabrería, muchas obviedades que intentaron suplantar la falta de datos concretos. Hubo narraciones grises donde ni siquiera se decía el nombre de los atletas… Hubo confusiones geográficas, de goles con carreras, de eliminatorias con finales, nombres dichos de cualquier manera...

Sólo me permito agregar un ejemplo más: Cuando Julio César Bayard narró el relevo 4x100 masculino de Jamaica en Beijing a través de la radio… NUNCA pudo decir que se trataba del récord mundial, de un IMPRESIONANTE récord mundial. La narración quedó coja… ¿Es que no tenía la marca precedente registrada, se le traspapeló la información… no lo sabía… no se preparó?

He escuchado afirmar, en ocasiones, que la dirección del béisbol cubano está por debajo de sus atletas. Creo que hay que echar una mirada interior hacia la narración deportiva, que también hace aguas.

Cuando las pasiones se desbordan pueden volverse chacales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

---DISLATES EN LA NARRACIÓN DEPORTIVA
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/08/beijing-2008-dislates-en-la-narracin.html

---CUBA: ¿Crisis en los deportes colectivos?
http://laespinadelolimpo.blogspot.com/2008/08/cuba-crisis-de-los-deportes-colectivos.html

----LA NARRACIÓN PERDIDA
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/04/serie-nacional-de-beisbol-la-narracin.html?showComment=1208975520000

---Beijing 2008: Siempre queremos el oro, pero
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/08/cuba-en-beijing-2008-vi-siempre.html

--ANTONIO PACHECO (mentor del equipo CUBA) responde:www.granma.cubaweb.cu/2008/10/03/deportes/artic01.html

jueves, 9 de octubre de 2008

TV CUBANA (II): Una pausa para Sin tregua


(Arletty Roquefuentes en el espacio “Sin Tregua”… La conducción pasa por momentos nada felices en la TV cubana con algunos que “pintan” bien pero dicen mal, que parecen disparar en vez de hablar y que han hecho de la ligereza un verdadero tributo…)

Reinaldo Cedeño Pineda
escribanode@gmail.com

La televisión es un calidoscopio de programas con sus destinatarios y horarios específicos, características ―entre otras― que moldean la concepción de una propuesta.

Aunque en radio y televisión, un espacio es siempre resultado del trabajo colectivo, toca al director organizar y controlar el desempeño técnico-artístico del equipo de realización. Y si requiere la presencia de un conductor, tiene la última palabra para exigir el tono, la intención, las pausas y las transiciones requeridas…

Esto no quiere decir que el animador resulte un ente pasivo, al contrario: ha de aportar ―junto al dominio de la lengua y la articulación―, su propia dosis de originalidad, carisma y estilo.

Es suficiente...

Lo que pudiera parecer una verdad de Perogrullo (para los iniciados), se me antoja introducción necesaria para analizar el programa SIN TREGUA, transmitido los lunes en la noche, por el canal Cubavisión, dedicado a la campaña antivectorial.

Parto de un concepto: no hay programas grandes ni pequeños. Hay programas que interesan (o al menos están diseñados para que interesen) a un sector más específico, y otros, a un sector más general. Cada uno tiene su público.

De ahí, este análisis de SIN TREGUA, porque no importa su brevedad en pantalla, es eso: un programa. Y aquí tenemos un sólo propósito: reflexionar alrededor de él.

SIN TREGUA

El programa supo escoger muy bien su nombre, porque no puede haber tregua en el enfrentamiento a los vectores que conviven en nuestro entorno (específicamente el mosquito Aedes Aegypti) y que tanto daño causan.

Sin embargo, este es el caso en que una idea loable se tuerce en su salida al aire.

La campaña antivectorial ―como todo tema que implica la salud―, es un tema serio. En consecuencia, su planteamiento artístico, ha de responder a ese objetivo; pero, lamentablemente, es palpable el desfasaje entre una cosa y otra.

La conductora, Arletty Roquefuentes, no ha encontrado el tono justo ni la intención adecuada; o se ha extraviado la concepción del director Jesús Otaño. Por suerte, hay ya camino andado por ambos, y esa experiencia ―estoy seguro―, puede aportar en el ajuste de ópticas y consideraciones.

El programa se ha referido a muchos temas de graves consecuencias para la población. Tomemos sólo dos de ellos: el autofocal familiar (revisión de los posibles criaderos de mosquitos en las viviendas) o las medidas tras el paso del huracán, y otros por el estilo….

Como resultado, esas exposiciones, requieren una dosis de sobriedad, sin que ello interfiera en la comunicación familiar en que intenta moverse el espacio…

Lo hago más explícito para despejar cualquier duda:

El coloquialismo es la interrelación, no el exceso. Lo serio no es sinónimo de lo aburrido. La sobriedad no es el acartonamiento, no es el tono docto ni el didactismo (hay en demasía en nuestra TV) ni el tono fúnebre, por supuesto. Es el equilibrio, el tono justo, la medida, la mesura, la elegancia natural sin afectación; es sobre todo el saber cómo se dice lo qué se dice.

En dos palabras: Sin Tregua es un programa para la familia, pero no es una fiesta. Busca la comunicación, pero no puede sacrificar la seriedad. Pretende el desenfado, pero no debe colocarse al borde de la euforia.

Tal vez, Arletty Roquefuentes deba reservar su tono cuasi feriado para otros espacios, pues aquí resulta incongruente, no conduce, más bien desdice.

Admito que un programa breve como este y ceñido a un ambiente conocido (la cuadra, la casa), no es el ideal para el lucimiento en pantalla. Quizá no pueda pedírsele un “espectáculo”, mas por eso mismo requiere de una alta dosis creativa en la conformación de su visualidad, para insertar planos o crear atmósferas más atractivas sin falsear la realidad.

En general creo que la conducción pasa por momentos nada felices en la TV cubana con algunos que “pintan” bien pero dicen mal, que parecen disparar en vez de hablar, que han hecho de la ligereza un verdadero tributo (fracturas culturales por el medio)... pero este será tema para otra ocasión.

SIN TREGUA debe darse una pausa reflexiva.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

--- TV CUBANA (I): La impiedad de LAS HUÉRFANAS y el OCÉANO de las repeticiones
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/10/tv-cubana-i-la-impiedad-de-las-hurfanas.html

miércoles, 8 de octubre de 2008

TV CUBANA (I): La impiedad de LAS HUÉRFANAS… y el OCÉANO de las repeticiones



Reinaldo Cedeño Pineda
escribanode@gmail.com

No es la primera vez que en horario estelar de la TV Cubana, en el espacio de la telenovela, la nueva producción no puede estar a tiempo… y se echa manos a una retransmisión. Tal vez sería un suceso trivial sino fuera porque este se apunta como un nuevo naufragio en el OCÉANO de las repeticiones.

Aplaudí cuando se extendió la programación y surgieron los nuevos canales: fue un esfuerzo como para quitarnos el sombrero. Aplaudí cuando se decidió en fechas recientes reiterar varios capítulos de las series cubanas o foráneas, a tenor de las severas afectaciones eléctricas del huracán IKE. Era justo.

Las retransmisiones de series y telenovelas en horario madrugada-matutino es una vía que se puede hallar en otras televisoras del mundo. A ella tiene acceso un público más limitado ― por razones laborales o de estudio―, y finalmente resulta una opción de la que no he escuchado queja alguna.

AHORA… repetir la telenovela en el HORARIO ESTELAR es harina de otro costal.

Reiterar una obra dramática de la que ya se conoce todo y escamotearle a la familia cubana esa cuota de esparcimiento a la hora más esperada del día, es poco menos que una bofetada; mucho más cuando no se ha dado explicación alguna..

La telenovela no es un programa más, es toda una institución

Sus raíces se hunden precisamente en la historia de la cultura cubana (El derecho de nacer de Félix B. Caignet). La telenovela es un fenómeno social que ha sustituido (al menos en Cuba) a la ya casi preterida costumbre de compartir la mesa. Digo más, la telenovela es el plato fuerte. Es ella misma y lo que la rodea: los comentarios, los intercambios intergeneracionales y la sobremesa.

No creo que alguien ponga en duda que la televisión es ahora mismo ―para una buena parte de los cubanos― columna vertebral de su diversión: la más barata, asequible y permanente. De ahí que su encargo social se redimensione, y que la telenovela sea una de sus joyas.

La telenovela es un código que los años han asentado. Un código que, aunque no escrito, tiene sus exigencias. A las nueve, a las nueve y treinta de la noche todo se condiciona en una casa, todo se apura o se pospone hasta en el barrio, para estar libre… porque es la hora de la telenovela.

No soy un “telenovelero” furibundo, pero las veo con frecuencia. Mi familia me habla de los tramas y de los enredos, yo hablo con ellos. Se comenta en los centros de trabajo, se especula, siempre aparece el que ya la ha visto, el que sabe el final, se forman los ¿será o no será?…

No descubro nada ni exagero, no “divinizo” a la telenovela; pero esta se ha convertido en un puente de comunicación. Y es, a todas luces, la madre de las series televisivas.

Las telenovelas en Cuba hace tiempo dejaron de ser patrimonio exclusivo de señoras y señoritas, de amas de casa y de abuelas, para convertirse en espacio de la familia toda.

Los cubanos podremos disfrutar de películas y series extranjeras (algunas muy seguidas en horas de la madrugada), pero amamos y defendemos lo nuestro, queremos ver las nuestras, con nuestras historias, nuestros escenarios y nuestros actores. Tenemos una cultura de resistencia que es ya parte de nuestra identidad, y somos exigentes, porque así nos formaron.

Por eso muchos se sentaron (nos sentamos) frente al televisor para volver a ver (y los más jóvenes por primera vez) un serial como En silencio ha tenido que ser, todo un clásico de la televisión…

Alguien me ha dicho que es justo que otras generaciones conozcan lo que se hizo hace algunos años, y a sus actores. Me he persignado. Una cosa es repetir una serie de algunos capítulos (o una película) y otra muy diferente, reiterar un culebrón durante meses. La guitarra y el violín podrán tener cuerdas, pero no suenen igual.

Por eso, creo que esta vez, la programación dramática de la televisión cubana le ha fallado a su público.

¿Retransmisiones o soluciones?

En el 7. Congreso de la UNEAC, un actor de la estatura de Enrique Molina cuestionó “las retransmisiones como solución” por el descrédito que conllevan para la propia televisión, por la molestia que causan al público, y por el abandono que impulsan hacia otras opciones, cuantas veces peores.

He visto como los medios alternativos se van convirtiendo, poco a poco, en medios cada vez más masivos. Y el intercambio de series… de todas las calidades.

Hablo de telenovela por no hacerlo de otros espacios como Aventuras. A este le cae como anillo aquel verso: ayer maravilla fui… hoy sombra de mí no soy. Es otro lugar que la televisión cubana ha cedido, otro que se ha sumado a las repeticiones, y a las repeticiones de las repeticiones. Ya van dos… aunque en verdad, la lista ha engrosado considerablemente.

Vivimos en Cuba ― en la Cuba que defendemos y soñamos―. Hoy nos enfrentamos a grandes desafíos y necesariamente han de establecerse prioridades; pero…las repeticiones de la TV no son hijas de los huracanes.

La televisión no se hará con pocos recursos, cierto es; mas no creo que esté allí la única causa. Allí hay también subjetividades y calidades por analizar.

Creo que se ha malgastado tiempo y recursos ―recursos que se han entregado― en más de una propuesta fallida, que de haber sido sometida a un riguroso análisis desde su origen, nunca hubiese ganado la pantalla. Ahora mismo hay varios ejemplos que pretendemos analizar a posteriori.

Algunos se sentarán estoicamente otra vez a ver Las Huérfanas de la Obrapía, tras llegar del trabajo, o tras cocinar y fregar. Observarán si Fulanito “está igualito”, o “si Menganita se ha puesto más vieja”. Muchos lo harán porque no tienen otra cosa que hacer. Los desmemoriados cogerán el hilo y desenredarán todas las tramas después de unos capítulos… ¡ah sí, chica!… Otros encenderán los videos, los que tengan..

Y todos ahí, huérfanos, sin piedad, esperando la próxima… telenovela. ///
Artículos relacionados:

martes, 7 de octubre de 2008

CHE: Y si en nuestro camino se interpone el hierro...



“Y si en nuestro camino se interpone el hierro/
pedimos un sudario de cubanas lágrimas/
para que se cubran los guerrilleros huesos/
en el tránsito a la historia americana,/
nada más. /CHE/

CHE/ ARTÍCULOS RELACIONADOS:

---CHE, EL SUBVERSIVO
http://laislaylaespina.blogspot.com/2007/12/che-el-subversivo.html


Frases célebres: BENJAMÍN FRANKLIN / SIMÓN BOLÍVAR / KHALIL GIBRÁN /ABRAHAM LINCOLN/ GEORGE WASHINTONG / MARTÍN LUTHER KING



ENJAMÍN FRANKLIN (1706, Boston -1790, Filadelfia. Filósofo, político y científico estadounidense, cuya contribución a la causa de la guerra de la Independencia estadounidense y gobierno federal instaurado tras la misma le situaron entre los más grandes estadistas del país. Su incompleta Autobiografía es una genuina obra literaria).

Aquel que se ama sí mismo no tiene rival ninguno.

El corazón del loco está en la boca; pero la boca del sabio está en el corazón.

Las tres cosas más difíciles en este mundo son: guardar un secreto, perdonar un agravio y aprovechar el tiempo.

No hay inversión más rentable que la del conocimiento.

Carecer de libros propios es el colmo de la miseria.

El que vive de esperanzas corre el riesgo de morirse de hambre.

La necesidad nunca hizo buenos negocios.

La pereza anda tan despacio que la pobreza no tarda en alcanzarla

Lo que empieza con cólera termina con vergüenza.

El camino hacía la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro.

Un hoy vale por dos mañanas.

Tómate tiempo en escoger un amigo, pero sé mas lento aún en cambiarlo.

El orgullo que se alimenta con la vanidad acaba en el desprecio.

Nunca ha habido una buena guerra ni una mala paz.

De aquel que opina que el dinero puede hacerlo todo, cabe sospechar con fundamento que será capaz de hacer cualquier cosa por dinero.

Después de las derrotas y las cruces, los hombres se vuelven más sabios y más humildes.

A los veinte años, reina la voluntad; a los treinta, el ingenio, y a los cuarenta, el juicio.

Bastante, significa un poco más de lo que cada uno posee.

Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.

El hambre espía en la casa de los pobres, pero si la habitan personas trabajadoras, no se atreve a entrar.

El sabio consigue más ventajas por sus enemigos que el necio por sus amigos.

El tiempo es oro.

Enorgullecerse de saber es como cegarse con la luz.

Hay tres amigos fieles; una esposa anciana, un perro viejo y dinero contante y sonante.

La ociosidad, como el moho, desgasta mucho más rápidamente que el trabajo.

La oxidación por falta de uso gasta mucho más las herramientas que el propio trabajo.

La paz y la armonía constituyen la mayor riqueza de la familia.

La peor decisión es la indecisión.

Las puertas de la sabiduría nunca están cerradas.

Las tres cosas más difíciles en este mundo son: guardar un secreto, perdonar un agravio y aprovechar el tiempo

No malgastes el tiempo, pues de esa materia está formada la vida.

Si quieres saber el valor del dinero, trata de conseguirlo prestado.

Un hermano puede no ser un amigo; pero un amigo será siempre un hermano.

Un padre es un tesoro, un hermano es un consuelo; un amigo es ambos.

Yo creo que el mejor medio de hacer bien a los pobres no es darles limosna, sino hacer que puedan vivir sin recibirla.

Dios ayuda a los que se ayuden a sí mismos

Escriba los agravios en la arena y los beneficios en el mármol.

La perseverancia es madre de la buena suerte

Los tontos hablan mucho pero dicen poco.

Observe bien a todos los hombres; pero primero obsérvese a sí mismo.


Ser ignorante no es tan vergonzoso como rehusarse a aprender.


SIMÓN BOLÍVAR, El Libertador (1783-1830)

Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miseria a nombre de la libertad

Huid del país donde uno solo ejerce todos los poderes: es un país de esclavos.

El arte de vencer se aprende en las derrotas.

Formémonos una patria a toda costa y todo lo demás será tolerable.

Las armas os darán la independencia, las leyes os darán la libertad.

De lo heroico a lo ridículo no hay más que un paso.

Más cuesta mantener el equilibrio de la libertad que soportar el peso de la tiranía.

La unidad de nuestros pueblos no es simple quimera de los hombres, sino inexorable decreto del destino.

Es difícil hacer justicia a quien nos ha ofendido.

El ajedrez es un juego útil y honesto, indispensable en la educación de la juventud.

Para el logro del triunfo siempre ha sido indispensable pasar por la senda de los sacrificios.

Todos los pueblos del mundo que han lidiado por la libertad han exterminado al fin a sus tiranos.

Las naciones marchan hacia su grandeza al mismo paso que avanza su educación.

El que manda debe oír aunque sean las más duras verdades y, después de oídas, debe aprovecharse de ellas para corregir los males que produzcan los errores.



ABRAHAM LINCOLN (Hodgenville, EE UU, 1809 - Washington, 1865. 16º presidente de Estados Unidos,1861-1865, que condujo a la Unión a la victoria en la Guerra Civil estadounidense y abolió la esclavitud. Ante la posibilidad de que los negros adquirieran el derecho a voto, John Wilkes Boeth, un actor famoso, disparó a Lincoln en el Ford's Theatre de la ciudad de Washington el 14 de abril de 1865. El presidente murió al día siguiente).

Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.

Recuerda siempre que tu propia resolución de triunfar es más importante que cualquier otra cosa.

Más vale ceder el paso a un perro que dejarse morder por él

Todos los hombres nacen iguales, pero es la última vez que lo son.

Casi todas las personas son tan felices como se deciden a serlo.

Suavizar las penas de los otros es olvidar las propias.

Ningún hombre es demasiado bueno para gobernar a otro sin su consentimiento

Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años.

La democracia es el gobierno de la gente, por la gente, para la gente.

Ha sido mi experiencia que gente que no tiene vicios tiene muy pocas virtudes.

Hay momentos en la vida de todo político, en que lo mejor que puede hacer es no despegar los labios.

Es difícil hacer a un hombre miserable mientras sienta que es digno de sí mismo.

Es más fácil reprimir el primer capricho que satisfacer a todos los que le siguen.


KHALIL GIBRÁN (poeta, pintor, novelista y ensayista libanés nacido en Becharré, Líbano, el 6 de enero de 1883 y fallecido el 10 de abril de 1931 en Nueva York. El célebre autor de EL PROFETA, 1923)

Debe haber algo extrañamente sagrado en la sal: está en nuestras lágrimas y en el mar.

Vuestro amigo es la respuesta a vuestras necesidades.

El amor es siempre tímido ante la belleza, al paso que la belleza anda siempre detrás del amor.

El ruiseñor se niega anidar en la jaula, para que la esclavitud no sea el destino de su cría.

Los dones que provienen de la justicia son superiores a los que se originan en la caridad.

Los hombres que no perdonan a las mujeres sus pequeños defectos jamás disfrutarán de sus grandes virtudes

Del hablador he aprendido a callar; del intolerante, a ser indulgente, y del malévolo a tratar a los demás con amabilidad. Y por curioso que parezca, no siento ninguna gratitud hacia esos maestros

Puedes olvidar a aquél con el que has reído pero no a aquél con el que has llorado

En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante…



GEORGE WASHINTONG (1732-1799. Comandante en jefe del Ejército Continental durante la guerra de la Independencia estadounidense y más tarde primer presidente de Estados Unidos)

El gobierno no es una razón, tampoco es elocuencia, es fuerza. Opera como el fuego; es un sirviente peligroso y un amo temible; en ningún momento se debe permitir que manos irresponsables lo controlen.

Perseverar en el cumplimiento de su deber y guardar silencio es la mejor respuesta a la calumnia.

La verdadera amistad es planta de lento crecimiento que debe sufrir y vencer los embates del infortunio antes de que sus frutos lleguen a completa madurez.

La libertad, cuando empieza a echar raíces, es una planta de rápido crecimiento.




MARTIN LUTHER KING
(1929-1968. Religioso estadounidense, premio Nobel de la Paz, uno de los principales líderes del movimiento para la defensa de los derechos fundamentales e importante valedor de la resistencia no violenta ante la discriminación racial)

Nadie se nos montará encima si no doblamos la espalda.

Da tu primer paso con fe, no es necesario que veas toda la escalera completa, sólo da tu primer paso.

A través de la violencia puedes matar al que odias, pero no puedes matar el odio.

Una nación que gasta más dinero en armamento militar que en programas sociales se acerca a la muerte espiritual.

Nada se olvida más despacio que una ofensa; y nada más rápido que un favor

Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol.

Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano.

Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos.

Si el hombre no ha descubierto nada por lo que morir, no es digno de vivir..

Nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda.

La violencia crea más problemas sociales que los que resuelve.

Siempre es el momento apropiado para hacer lo que es correcto.
Tengo un sueño, un solo sueño, seguir soñando. Soñar con la libertad, soñar con la justicia, soñar con la igualdad y ojalá ya no tuviera necesidad de soñarlas.

Tu verdad aumentará en la medida que sepas escuchar la verdad de los otros.

Tuve un sueño en el cual mis cuatro pequeños hijos vivían en una nación donde no eran juzgados por el color de su piel, sino por su carácter.

Nada que un hombre haga lo envilece más que el permitirse caer tan bajo como para odiar a alguien.

Nuestra generación no se habrá lamentado tanto de los crímenes de los perversos, como del estremecedor silencio de los bondadosos.

lunes, 6 de octubre de 2008

El CINE FUCK made in USA /o/ las MALDITAS, las JODIDAS películas norteamericanas




Reinaldo Cedeño Pineda
escribanode@gmail.com

Será que llevo muchas horas de cine made in USA, y ando ya empachado con tantos fuck you, fuck esto y fuck lo otro…

Cualquier cosa para ese último cine, cualquiera, hasta lo más inimaginable, puede ser maldita, jodida, estúpida, imbécil, perra… y otras “bellezas por el estilo”.

¿Cuándo ocurrió esto?

El otro día me puse a contarlo en una película, y perdí la cuenta en 43 fuck… No fue nada. Alguien ha contado más de doscientos…

¿Será una competencia?

Aunque en la TV cubana, por suerte, hay espacios cinematográficos de alta factura artística y la pantalla se abrió al cine del mundo... todavía se exhibe (y se seguirán exhibiendo en Cuba y en media humanidad, que para eso controlan las distribuidoras y los mecanismo de promoción) mucha cinta norteña clase B, o más bien clase F...uck

Desparpajo, vulgaridad, prepotencia y violencia parecen estar detrás de todo eso.

Al lado del cine de autor, del gran cine norteño… pululan estos filmes decantados y ligeros, soeces y vacuos, sin historia alguna. Y se consume, lo consumimos... y hasta nos hemos acostumbrado.

No soy antinorteamericano, en absoluto. De hecho, algunas de mis cintas favoritas son estadounidenses. Sólo detesto ese cine―basura, venga de donde venga.

Asomarme al cine siempre lo he considerado un acto divino, una revelación; y no una sesión para mascar chicle o para comer rositas de maíz. Entre la fantasía creativa y la tontería, hay un abismo.

El buen cine es como una eyaculación. El otro es peor que un "coitus interrumptus".

LOS ESQUEMAS DEL “CINE FUCK”

El cine FUCK norteamericano es por excelencia un cine de fórmulas hechas, de clichés, de simplificación… que cualquiera puede adelantar y adivinar.

¿Dígame cuantas veces no lo ha visto?

• En el momento de mayor tensión, el auto no arranca.

• Los celulares no tiene cobertura justo cuando comunicarse sería la salvación.

• El auto siempre se rompe… en medio de la nada

• Los autos son voladores, o pueden dar mil vueltas… y siguen andando.

• Si hay una persecución de autos… un tren o una rastra se atraviesan justo a tiempo.

• Si la “chica soñada”, “la sexy” debe aparecer, la escena es la siguiente: Portezuela que se abre, pierna que asoma, cámara a los zapatos (siempre altos)… y luego chica bamboleándose y pelo suelto al aire, por supuesto con ropa vaporosa y todo en cámara lenta. También puede agregársele un celular por el que habla mientras camina. Este celular, por supuesto, siempre comunica.

• En cualquier grupo siempre hay un negro, un negro buena gente que “debe” morir antes del final.

• En un tiroteo, nunca se acaban las balas, no importa el tipo de arma que se use.

• En los grupos, expediciones y similares, hay dos tipos de mujeres: una “con figura masculina” y valiente que también muere; o una inútil y delicada que si hay que correr se tuerce el tobillo, o si le sale un “bicho” sólo sabe gritar.

• Si hay un combate de boxeo, de kung fu o una pelea prolongada, el que sale herido primero, al que casi mata su rival, es al final… el ganador.

• Si la actriz principal se cae y queda enganchada de una rama que sobresale en el abismo, no le preocupa morir… sino que se le ha rasgado el vestido, ¡pobre!, o se ha dañado el cabello.

• Si hay un crimen y llega el especialista, no repara en el cráneo hundido o la herida abierta, sino… en el par de zapatos de tal marca. Y hasta puede agregar ¡qué lástima!... no por el muerto, sino por el calzado, claro está.

• En la escena de la visita a la prisión ―teléfono levantado y ventana separadora incluidas―, visitante y prisionero unen las manos a través del cristal.

• Pueden estar acuchillando a alguien que grita despavorido, pero el que lo puede salvar tiene audífonos, y nada oye.

• El hermano mayor, casi siempre drogadicto, delincuente o con un trabajo de menor remuneración, o es “la oveja negra” de la familia y acaba sacrificándose por el hermano menor, el intelectual, el bueno.

• Cuando el final se acerca, cuando los "buenos" triunfan sobre "los malos" y el escenario es un castillo, en una cueva, en una fábrica, una empresa enorme, fantástioca y casi siempre recóndita... todo se cae a pedazos, todo estalla.
• Si ante un robo, un asesinato, un hecho policial, acude la prensa , se apiña la prensa queriendo conseguir detalles… los encargados nunca tienen declaraciones que hacer. Y los implicados se abren paso entre la prensa apiñada.

• Si hay complicaciones con la policía y ya no hay otra salida… pues muy fácil… para eso está México. Y , cómo no, allá se van rumbo al México “bullanguero de bailes y tequilas” donde están seguros que la mano de la justicia no les alcanzará… ///
Y cuál sumas tú?