jueves, 1 de mayo de 2008

Mediodía en TV: La polémica completa



Reinaldo Cedeño Pineda

Me la han solicitado, y aquí está.

A finales del pasado año, publiqué en este mismo blog (La isla y la espina), y luego en el de la TV Cubana, un comentario sobre Mediodía en TV, programa-cartelera del canal Cubavisión que conduce Abel Álvarez.

Mediodía en TV: Manzana de dos sabores −nombre del artículo−, decía, entre otras cosas:

“Todo gira en torno a su conductor principal, el joven y carismático Abel Álvarez. Su simpatía puede haberle sacado de algún aprieto, pero su preparación se resiente con demasiada frecuencia. En ocasiones, la dosis de improvisación es tal, que saltan a la luz apremios y descuidos en el trabajo de mesa, graves en un espacio que por su frecuencia diaria, se presenta bien exigente.

“Harina de otro costal es el desdoblamiento del conductor en entrevistador, mucho más si es en vivo y en la televisión. Improvisar, ya se sabe, no es inventar, sino recrear lo ya sabido. Una entrevista es un intercambio de saberes y no una festinada interrogante de último momento. Son verdades de Perogrullo que parecen haberse extraviado ante las cámaras….

“La idea de que cada locutor identifique y defienda a cada canal, es una de las singularidades del programa… Sin embargo, la espontaneidad y el intercambio establecido entre ellos que pudo ser un sello, se ha transformado, a fuerza de abuso, en un vicio. Se utilizan códigos cerrados que sobrepasan el marco referencial del televidente (más propios para hablarse por interno); se empantanan en consideraciones triviales que se desenredan por obra de milagro…”

(Ver COMENTARIO COMPLETO en: http://laislaylaespina.blogspot.com/2007/09/medioda-en-tv-una-manzana-de-dos.html Y en http://www.tvcubana.icrt.cu/?mod=noticias&id=320 )

Varios juicios ha motivado este comentario. Haber movido la opinión −aunque sea una pizca− es una razón legítima para su sostén. Y para regresar.

Entre estos juicios se halla el del propio conductor del espacio Abel Álvarez, que mucho agradezco, sin importar que se halle en las antípodas del mío: “Sólo le escribo para decir que es una pena que el sitio nuestro, el de la TV en Cuba, sea un espacio para desacreditar a nuestra propia TV”.

Sin embargo, vale apuntar que para eso precisamente están sitios como estos −y la prensa toda−: para mirarse por dentro con equilibrio, lejos de una autocomplacencia que suele resultar nociva; sin pena alguna por ello.

Aunque en el reciente 7. Congreso de la UNEAC −tuve el honor de ser delegado− mucho se habló del producto televisivo actual y del espacio ganado por la frivolidad, la televisión cubana es todo un mundo, con diversos niveles de calidades y propuestas; en consecuencia, sería irresponsable echarlo todo en un mismo saco.

Es bien riesgoso, por eso, abrogarse el derecho de “ser la televisión”. Someter a crítica un programa específico no es hacerlo con “la televisión”. Y aquí no hay margen alguno para la confusión.

La conducción es el eje de un programa como Mediodía en TV. Y en esa medida, exige concentración, preparación y dominio, cualidades que tantas veces siguen esquivas.

El desconocimiento lleva a la falta de jerarquía. La falta de jerarquía lleva a un sempiterno tono feriado. El tono feriado va de la mano de la irreverencia y la frivolidad. Es una cadena maldita que, lamentablemente, no acaba de hallar fin en Mediodía en TV.

Las “referencias sólidas” en materia cultural por las que abogaba el Ministro de Cultura en el Congreso, son pilares que no pueden descuidarse ni un momento, porque son el sustrato que permite discernir el oropel del oro, el folletín de la novela, el rostro agraciado de la expresividad diciente; el show televisivo (de horóscopos, intimidades y viajes), de una propuesta rica y matizada, pero igual de aportadora y seria.

Como Mediodía en TV sigue moviéndose a lo largo de todo el país, de festival en festival; hay que pedirle altura, hay que seguirle, hay que valorarle sopesadamente, porque el respeto y la responsabilidad ante la cultura así lo exigen.

Lo he dicho en muchos foros, en el mismo Congreso de la UNEAC y aquí lo reitero:

Los medios de la televisión nacional no pueden actuar como eternos “colonizadores”, secuestrar la imagen del país y suplantarla con referentes solamente capitalinos.

En esa materia no vale la política del centro y la periferia. Por eso, no es cuestión de agradecer a ningún programa que se abra a todo el país como un “mérito” ni un “favor”; sino que se precisa un cambio de filosofía: concertar esfuerzos para que desde las provincias, se conforme un canal de transmisión cotidiano, pensado y verdaderamente nacional.

Pero, mientras la reticencia se deshiela, mientras las sinrazones caen, creo sinceramente que a estas alturas, la función de ventana a la cultura nacional, merecerían cumplirla otros espacios de la TV de alcance nacional (con una estructura más honda, donde las intervenciones no funcionen a modo de cortina entre la cartelera de un canal y del otro), con otros equipos y conductores de mayor solidez, para bien de la cultura cubana.

No puede uno pasearse por el país, una y otra vez, a manera de “descubridor”, con extraviadas ideas de la jerarquía cultural de los entrevistados, y posarse a ras sobre la cultura, bien sea desde sus regiones, su trascendencia o sus figuras.

Uno no tiene por qué saberlo todo y conocer a todos −aunque un conductor debe preocuparse muy mucho por la constante superación− mas para ello, precisamente, está la preparación ante cada emisión. Una preparación sine qua non, asumida de manera cotidiana, con humildad y seriedad.

A mediodía en TV le falta una asesoría rigurosa. Y una dirección menos cómplice y más educativa.

Presumo, que tal vez a Abel Álvarez, se le deja hacer. No le niego el talento natural que muestra, ni la energía, ni el rostro fresco; no le niego las posibilidades que podría alcanzar; mas hoy por hoy, acaso esos excesos de funciones, ese dejarle hacer, le robe el tiempo insoslayable para un mayor detenimiento, una mejor preparación. Los que no le señalan a tiempo sus carencias y limitaciones, acabarán dañándole.

A todo esto se le han sumado otros cambios, como el de la bisoña Amelia Flores.

Es una lástima. A esta promesa, quizás se le haya apurado en responsabilidades; porque si bien en su programa “Quédate conmigo” de la TV yumurina se mostraba dueña en su cuerda de desenfado; aquí no ha encontrado su centro. Se muestra endeble, insegura y, a veces, se proyecta con frases y poses rayanas en la tontería y la adulación.

Retomo lo que dije en aquel primer comentario:

“Mediodía en TV ha de tener los oídos atentos. La popularidad devenida del rigor merece las palmas. El populismo devenido de las concesiones, es una pedrada”.

Aquí LOS COMENTARIOS, en orden descendente:

martes 29 de abril de 2008

MEDIODÍA en TV: YOEL Rivero dice que...

Desde la hermosa ciudad de Sagua La Grande, en el centro de Cuba, nos llega esta opinión sobre Mediodía en TV, el comentado espacio de la TV cubana. Se trata del realizador de radio y televisión, Yoel Rivero Marín, uno de los más laureados realizadores de la radio en nuestro país.

Agradecemos muy mucho su opinión y ya la ponemos a consideración de todos

YOEL RIVERO MARÍN:

Amigo mío, realmente pudiera emitir muchos elementos en contra y a favor del maltrecho Mediodía en TV, pero lo doloroso del tema, según mi criterio muy personal, no es el equipo que lo realiza, ni el propio programa en sí, sino el equipo encargado de fiscalizarlo, de asesorarlo, e incluso de concebirlo desde antes de que saliera al aire.

Lamentablemente en la Televisión Cubana se han destinado enormes cifras de presupuesto para programas (bien conocidos) , que siguiendo los patrones de la sensiblería mediocre más banal de nuestro tercer mundo, lastran los patrones estéticos y culturales de nuestra población media, la cual, es un hecho, se deja llevar por los estereotipos más trillados de la TV comercial, que para nada es ingenua, pues su propósito es ese, mantener a las masas con la mente ocupada en asuntos ligeros, por decirlo de la manera más cortés, y lamentablemente, nosotros aunque tenemos una política cultural sólida y bien planteada, sí somos ingenuos en la realización de muchos de estos espacios.

Y amigo mío, sin dudas es doloroso que por "ingenuos" dañemos al medio que más posibilidades tiene para informar, recrear e instruir (triada llevada y traída, pero que ha de estar irremediablemente unida), de forma que eleve a la teleaudiencia y no la mantenga en un letargo de inmovilidad mental innecesario.

Aún cuando no tuve el privilegio de asistir al Congreso de la UNEAC, me mantuve informado, por esa propia televisión que parece tener varios oídos, unos conectados al cerebro y otros no.

Muchos de los criterios allí expuestos resultaron realmente interesantes y esperanzadores, si hablando de TV estamos, pero no creo que nadie externo debe arreglar los asuntos de nuestros 4 canales de alcance nacional y todos los telecentros provinciales y municipales que hoy existen en Cuba, que también deben tener una programación bien pensada, sin improvisación, con investigación social, y con una intencionalidad bien estudiada por los tantos y tantos psicólogos, sociólogos, filósofos, musicólogos, etc. que existen en nuestra isla.

Dentro de la televisión cubana tenemos profesionales altamente calificados, no sólo en la teoría, sino en la práctica, no sólo avalados por la experiencia, sino por una juventud deseosa de hacer y con proyectos realmente interesantes, salida de nuestros centros de educación superior y otras instituciones que preparan a las nuevas generaciones en el mundo audiovisual.

Existe una dicotomía que hace algunos meses el periodista Reinaldo Cedeño planteara en una entrevista que nos diera para una emisora local en Sagua la Grande, Villa Clara, ¿Es la radio Canal o arte?, vale también preguntarse, ¿Es la televisión Canal o arte?

En la más reciente edición de la Muestra de nuevos realizadores una prestigiosa crítico de cine en conversación personal cuestionaba el propósito artístico de una puesta televisiva, y sin embargo, allí pude disfrutar durante una semana de incontables materiales que pueden ser llevados a nuestros medios, e incluso, realizadores con proyectos perfectamente en sincronismo con el lenguaje televisivo, que quedan sólo en el estrecho círculo de las salas de cine de la capital.

Es lamentable que esta realidad no se descubra con la suficiente agilidad con que Mediodía en TV va de festival en festival, unas veces por censura, otras por falta de búsqueda de nuevos espacios por un lado y de nuevos proyectos por otro, y otras por la propia incomunicación institucional entre el ICAIC y el ICRT.

Tenemos que estar concientes de que todo material audiovisual que se realiza en Cuba, es en primer lugar para los cubanos, pues son ellos sus realizadores, sus protagonistas, y los que necesitan crecer en la medida que lo hace nuestro cine y nuestra televisión en comunidad de intereses y de criterios, pues no confiar en el nivel que hemos alcanzado como público limita la creación que, como espada de Damocles, no tendrá un público para quién crear, pues ya tiene un Mediodía en TV creado exactamente a la única medida que necesita.

viernes 25 de abril de 2008

POLÉMICA SOBRE la TV CUBANA: Antonio Desquirón y Hugo Chinea
Los atentos lectores de este blog, han seguido la polémica sobre la TV cubana

Aquí, la de dos intelectuales de reconocido prestigio: el narrador Hugo Chinea, y el poeta y crítico Antonio Desquirón, recibidos vía correo. Sin cambiarles una letra:

HUGO CHINEA, 23 de abril:

Amigo:

Usted me pide opinión y, como buen polemista, seguramente, está dispuesto a recibir diferentes.

Veo ese programa diariamente (Mediodía en TV).

Los que intervienen en el son jóvenes y la profesionalidad comienza, no aparece de repente, y se perfila con su empleo. Creo que estos jóvenes, unos con más posibilidades que otros, están, precisamente, en ese proceso. Incluyendo al propio Abel, que a mi juicio tiene talento y carisma para conducirlo.

Una apreciación: me gusta el desenfado y, hasta, la manera en que la improvisación es real, verdaderamente real y por tanto sufre, a veces, de eso mismo. Y a mi juicio no lo daña, al contrario, uno está frente a un programa fresco, atractivo, peculiar. Es perfectible, por supuesto.

Tiene la TV otros problemas mucho más serios. Como por ejemplo la producción. ¿Se ha fijado usted la cantidad de programas extranjeros, particularmente norteamericanos, que están en ella? No porque sean extranjeros, no, es que no hay balance. Este es el talón de Aquiles de toda la programación .Faltan novelas, cuentos, teatro, danza, etc., etc., de temas cubanos producidos para la tv. Lo mismo el cine en sus diferentes manifestaciones

Programas de humor, cubanos, cesan su programación sin más ni más. Y son económicos. ¿Por qué?

La telenovela que está ahora en las pantallas de nuestros hogares, deficiencias aparte, incorpora la actualidad, tanto el lenguaje como la vida facilitando así la comunicación y despertando el interés.

Recordemos que nuestra población no es homogénea.

La TV necesita recursos. Los consume velozmente Creo que talentos hay. Los hay en todo el país.

No le inundo más.

Gracias por solicitar mi opinión.

Un abrazo,

Hugo Chinea

ANTONIO DESQUIRÓN 25 de abril

DESQ occidente VS oriente

la discriminación de los orientales por la occidentales ya no sé hasta dónde llega. evidentemente hay algo más que sentimientos locales; es una niebla que cubre desde los edificios pintados de azul (tan difícil conseguirla) con la gran I gótica (excelente rotulista!), hasta las aplicaciones provinciales de las regulaciones y políticas estatales, más despintadas y con poco brillo, o más severas y extremas, según el caso.


Televisión

la TV cubana tsunamea al público de información sobre sí misma: 1 millón de espacios que anuncian -como la gran cosa- "qué veremos hoy"; 2 millones sobre las personas que trabajan o han trabajado en ella; 12 millones que repiten programas; 300 festivales, 1000 premios nacionales, provinciales y locales. ETCÉTERA
en ese contexto, qué decir sobre OTRO programa que se suma a la ola? sobre MEDIODÍA EN TV? esos recursos, tanto en producción como en talento podrían conducirse mejor.
basta de hablar en exceso sobre sí misma, más modestia. CIERTAMENTE, LOS TELEVIDENTES NO ESTÁN OBLIGADOS A SER INTELECTUALES, PERO SON MENOS ESTÚPIDOS DE LO QUE SE SUELE SUPONER.

1 ABRZ, ME VOY A VER TELEVISIÓN

DESQ

MEDIODÍA EN TV: Siguen las opiniones

El 18 de abril de este 2008, volví a comentar sobre el espacio Mediodía en TV de la pantalla chica de Cuba (Canal Cubavisión, 12: 30 a 1:00 pm, de lunes a sábado)

Se trata de un programa cartelera que da a conocer las opciones de la televisión nacional e invita a figuras de la cultura cubana; pero…

El saldo es una polémica enriquecedora. Estos son los comentarios más recientes recibidos, sin cambiar una letra:

Hola Cedeño, veo que sigues en Congreso y eso es muy bueno, he leído todo lo que me has enviado y me detuve hoy en la crítica a Mediodía..., me parece lógico lo que dices, creo que el programa más que una cartelera, a veces se convierte en un saco al que se le echan piedras para cumplir con las temáticas del mes, pero hace falta una costura. En ocasiones se invita a tres personas para dar informaciones diferentes en dos minutos y el saldo final es nulo. Creo que por el horario privilegiado de ese espacio se debe aprovechar más; por ejemplo, tengo la experiencia de la escuela primaria donde labora mi mamá, allí los niños ven el programa y también el noticiero, ellos tiene seis y siete años, primer grado, y ella los habituó a eso para poder comentar acerca de temas nacionales, efemérides, etc, eso que ahora se le pide a los maestros, ¿qué te parece?, seguramente en muchos lugares ocurre lo mismo y es como tú dices, no se puede dejar ni un filo a la trivialidad, pues nuestro mensaje educativo puede llegar en el momento que menos lo imaginamos. Bueno chao por hoy, seguiremos en comunicación. Un abrazo, Ivonne (20 abril 2008)

Rey, la falta de preparación y la falta de jerarquía, son evidentes. Se manifiestan en la ligereza con que se entrevista a una personalidad como si fuera un imberbe cantante de regueton.
tal falta de madurez es la que origina opiniones como la que se expone sobre el "desprestigio de la televisión".
la mejor crítica se hace desde uno mismo, en este caso, desde el propio medio. le da más fuerza a la verdad.
no se ayuda a Abel, que mucho lo necesita, ocultándole las verdades útiles.
comparto tus criterios sobre la endeblez de la asesoría y la complicidad de la dirección. ¿qué piensan ellos?
a nuestra televisión, ya lo dijo Alfredo Guevara, hace casi 30 años, le falta arte. Y ello vale también para más ligero de los programas, como Mediodía en TV.
Puedes, si vale la pena, publicar esto.
Un abrazo, Jorge García 19 abril 2008

Reinaldo: Muy bueno tu comentario... aunque admiro mucho el carisma y la espontaneidad de Abel y me gusta mucho también Nilo de la Rúa, ciertamente la parte femenina se resiente un poco... confieso mi dependencia de dos programas de la TV: y son justamente Mediodía en TV y Teleavances -aunque no siempre pueda verlos- por que me ayudan a tener al menos una idea de lo que pasa por nuestra pequeña pantalla... y pienso que Mediodía (que lleva en si la impronta de lo diario y las presiones que esto conlleva) puede pulir esas aristas que tan sabiamente les has señalado... Y para Abel, que no lo hace menos asumir la crítica, porque entre hermanos señalar el lunar no es agrandarlo, si no ayudar a que desaparezca... y él sabe que tiene carisma, inteligencia y buena voluntad para hacer del Programa no sólo lo que es, si no lo que todos esperamos...

Un abrazo cordial para ambos
Rosa C. Báez
18 de abril de 2008 19:11

OPINIONES sobre el primer Comentario MEDIODÍA EN TV: MANZANA DE DOS SABORES.

Mediodía en TV es un real acierto, es una manzana de un solo sabor
[17/03/2008 12:09:07 AM] Creo que Mediodía en TV es uno de los pocos espacios de la Televisión Cubana que logra dar al televidente lo que necesita y quiere, independientemente de su objetivo fundamental que es dar a conocer la programación de los canales. Es muy agradable la manera en que se le hace llegar al televidente las informaciones culturales que acontecen en todo el país. Esto último es muy importante pues los demás espacios que informan sobre el acontecer cultural se limitan a lo que sucede en la capital, están acomodados. En cambio Mediodía en TV le permite al televidente conocer sobre eventos culturales de todo el país y además va hasta los lugares donde suceden contándonos la historia de estos eventos. Creo que esto contribuye a que se adquieran conocimientos sobre nuestro acontecer cultural y nuestras tradiciones. Además aborda eventos importantes, a mi modesto criterio de televidente, relacionados con la Radio y TV Cubana. Ejemplo de esto lo es el Festival de Televisión, el Festival de la Radio, el Festival de Telecentros donde se puede ver el desarrollo que existe en todo el país, además del talento, en torno a los medios de comunicación. Creo que es un espacio muy importante por lo que enseña en cuanto a nuestra cultura, a pesar de las críticas destructivas que puedan existir. Va desde un evento de Televisión o un nuevo espacio que saldrá a la pantalla como la novela hasta un evento cultural en general. Los locutores de los canales creo que no lo hacen mal aunque pudieran mejorar. Con respecto al conductor principal Abel Álvarez pienso que es un muchacho con mucho talento que es capaz de demostrarlo cada día al mediodía. Además se ve que no es solo su poder de improvisación (que como espacio en vivo que es Mediodía en TV lo lleva) sino que se prepara muy bien a la hora de enfrentar a un entrevistado, sea el motivo que sea por el que este allí. Su preparación en cuanto al tema que va a abordar es realmente impresionante y así lo demuestra en el programa. En general pienso que sí es Mediodía en TV un programa que ha sido y es capaz de demostrar que no es un simple espacio para dar a conocer la cartelera de los canales. Y estoy seguro además que es lo que desde hace mucho necesitábamos y necesitamos en la TV.

Mediodía en TV:
[02/12/2007 04:59:39 PM] Creo que Mediodía en TV es un programa muy bueno, que como en todos tiene sus defectos pero creo que son problemas que se pueden resolver... pero creo que el programa ha perdido mucho con la partida de Laritza, ella es una gran conductora, muy carismatica y muy inteligente......cualidades que le faltan a Amelia, no dudo que sea muy inteligente pero eso no es lo que demuetra en pantalla.....no soy de los que hacen comparaciones pero a los televidentes no nos gustan los cambios y cuando existen esperamos que sean para mejorar, y en este caso es evidente que el cambio en vez de mejorar fue para empeorar.....

• Se nos ha olvidado?
[26/11/2007 07:44:47 PM] Creo que todo lo que se expresa es real y se vive todos los mediodias, no son pocos los que como yo piensan que Mediodia en TV a perdido aquello que lo hizo en un principio una propuesta diferente y enriquecedora para la teleaudiencia cubana, pienso que las repetidas burlas y chistes entre Niro, Laritza y Daimi y por supuesto la de Abel son en mi criterio una falta de respeto hacia el pueblo cubano que no le interesa si uno hizo tal cosa o esta en algun lugar de Cuba por ejemplo. Debemos retomar todo lo bueno que tenia este espacio para que pueda alegrar como antes a este pueblo tan exigente con lo que se le oferta.

¿Solamente falta de preparación?
[25/11/2007 04:18:52 PM] Creo que le pasaron la mano al programa; más que simples clichés este se ha convertido en un fiel reproductor de la televisión amarillista, donde se vuelve indispensable saber si Susana Perez utiliza cirugía estética para su embellecimiento personal o si toma refresco gaseado. Nada de eso es malo, pero no creo que sea lo más importante de su vida. Recuerdo el caso Susana... porque es uno de los que más quedaron grabados en mi memoria; pero la lista de ejemplos pudiera ser interminable. No estoy en desacuerdo con los programas banales, de hecho creo que la televisión los necesita, pero la mediocridad no se justifica con eso. Y TU OPINIÓN DÓNDE está?


ARTÍCULOS RELACIONADOS (antes y después):

---Mediodía en TV: Manzana de dos sabores:
http://laislaylaespina.blogspot.com/2007/09/medioda-en-tv-una-manzana-de-dos.html

---Mediodía en TV: Otra vuelta de tuerca
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/04/medioda-en-tv-otra-vuelta-de-tuerca.html

---Mediodía en TV: La polémica completa:
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/05/medioda-en-tv-la-polmica-completa.html

---Abel Álvarez, Carlos Barba y cierto correo de México:
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/07/abel-lvarez-carlos-barba-y-cierto.html

--Mediodía en TV revisitado (octubre 2008)
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/10/tv-cubana-iii-medioda-en-tv-revisitado.html