martes, 27 de mayo de 2008

Mediodía en TV: OTRAS OPINIONES

Reinaldo Cedeño Pineda

Desde finales del año pasado, está en la red la polémica sobre el espacio Mediodía en Tv de la TV cubana, y más que eso, sobre varios aspectos de nuestra televisión

Esta es tomada de la página oficial de la Tv, en respuesta a nuestro trabajo Mediodía en Tv: otra vuelta de tuerca:
VER en http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/04/medioda-en-tv-otra-vuelta-de-tuerca.html

Más allá de Mediodía en TV

[15/05/2008 09:42:03 PM] Coincido plenamente con muchas de sus opiniones; a la televisión le hacen falta cambios que están más del lado subjetivo que del lado objetivo el cual existe pero no debe ser de ninguna manera la justificación para los verdaderos desastres que a diario se observan en el medio. Le digo esto porque realmente, y pudiera tomarlo como sugerencia, Mediodía en TV no es el único programa que merece una mejor dirección que por ende sería un mayor rigor a la hora de realizar un programa dirigido al público cubano; acostumbrado de antaño al buen trato, el respeto y la entrega total por parte de los que hacen nuestra televisión. Es cierto que aún existen programas merecedores de toda nuestra gratitud, pero no deja de ser evidente la carencia que, en la televisión cubana, existe respecto a este tipo de producto televisivo. Ay programas que debieran ser analizados rigurosamente por la bajísima calidad que presentan desde su presentación hasta la edición, tan determinante en un programa televisivo. Le pongo un ejemplo de un programa que, quizás con la intención de promocionar más las producciones nacionales, cambió de nombre, horario, estructura y presentación; me refiero a el antiguo “Elija usted”, ahora “Volver a ver”. Por la parte referida a las intenciones no creo que tenga la información para dar mi criterio, sin embargo cuando pasamos a hablar de la presentación habría que ser severamente crítico por la mediocridad que la acompaña. Es la presentación, quizás, un aspecto poco determinante, contrario a otras especialidades entre las que se podría citar el guión, tanto en musicales, dramatizados u otro tipo de programas. Le pido y a la vez le sugiero que trate este tema en una de sus críticas aunque corra el riesgo de que, casi sin argumentos, lo acusen de desacreditar a nuestra televisión; cosa que se ve más en programas que ésta trasmite que en la insuficiente crítica que sobre ella se publica. Realmente Abel Álvarez parece preferir los halagos a las críticas constructivas, pues vasta recordar, como algo hasta cierto punto desagradable para el televidente preocupado por el medio o simplemente curioso respecto a las interioridades del mismo, la alusión que hiciera este conductor a un artículo publicado en el periódico Trabajadores sobre la, recién trasmitida , telenovela “Oh, La Habana”, en el que se hablaba nada más que de sus logros, y no es que no estuviera bien hacerlo, pues el problema radica en que una semana antes se había publicado un artículo con el título “Sin antídoto para el tedio” ,de Joel del Río, en el periódico Juventud Rebelde; en el que se analizaba de una manera crítica dicha serie televisiva; estuviésemos o no de acuerdo con algunas de las cosas que en él se decían y contrario al artículo halagador de “Trabajadores”, este trabajo no tubo eco en “Mediodía en TV”. Nada, que hace falta más exigencia y más rigor en el trabajo de algunos colectivos; solo así se podrá alcanzar un grado de calidad a la altura de las exigencias del público cubano y, por qué no, también de la crítica especializada.