sábado, 7 de marzo de 2015

GRISEL: Tú eres la música


--> 
TEXTO: Reinaldo Cedeño

Fotos. P. Jorge Catasús y Dra. Carmen Ocaña Montoya



Ella posee un registro vocal, una capacidad interpretativa  y un temperamento de altos quilates que le permite salir airosa de su incursión en el universo de la trova,  la canción de autor, el bolero y el son.  Su primer concierto en solitario era largamente esperado. Ella se llama Grisel Gómez.

Desde el fondo, su voz canta a la Patrona de Cuba, La Virgen de la Caridad del Cobre. A capella. Avanza hasta integrarse con Gabino Jardines como guitarrista acompañante. No uno cualquiera, él ha estado al lado de grandes. Ese diálogo resultó uno de los regalos de la velada. Temas de Rafael Hernández, María Teresa Vera —con la casi olvidada contestación a Veinte años―  y Juan Almeida, subieron a escena.

Grisel Gómez fue descubierta a los cinco años en su natal San Luis, poblado de Santiago de Cuba, por Félix Valera. En su agrupación Cuerdas y voces, vivió los primeros años de su formación musical, hasta que en 1985, inició su carrera profesional con el Orfeón Santiago, uno de las instituciones corales más prestigiosas del país. 


Bajo la égida del maestro Electo Silva, se convirtió en una de las voces emblemáticas de ese colectivo, del que aún forma parte. Hasta que ella quiera, me permito agregar. 



(El castigador con el Orfeón Santiago y la solista Grisel Gómez) 

Naturalmente, esa noche  no podía faltar la presencia del Orfeón en El Castigador, versión coral sobre un tema legendario de Ignacio Piñeiro. Grisel se convierte en la contraparte del “castigador de mujeres”, en la castigadora del castigador… mas si de empaste se trata, las palmas se las llevó la lírica asunción de Perla Marina ―clásico trovadoresco de Sindo Garay— junto al Cuarteto de Saxofones. 



Por otro lado, dos espíritus sobre las tablas develó su dueto con Ismael Borges, ex vocalista del Septeto Santiaguero.




(Grisel Gómez y el Cuarteto de Saxofones MAGIC SAX CUARTET en una exquisitez: Perla Marina)

   Incólume y brillante se presentó  Alejandro Almenares ―ícono de la  trova tradicional—, integrado a un conjunto de músicos que le acompañó en la segunda parte del concierto.  

El tema Cajón de muerto (Ángel Almenares) fue una demostración de grandeza en el mano a mano de Alejandro Almenares-Gabino en las cuerdas y la lección interpretativa de Grisel, capaz de dotar a una pieza auténtica de nuevo sobrevuelo, improvisación incluida. Ser fiel a la tradición, no es apegarse a las cenizas; sino a la vitalidad. 



(Grisel Gómez y Paolo. Adviértase en el requinto y sentado al maestro Alejandro Almenares)


Tomar temas popularizados por otros intérpretes, es siempre un riesgo. Grisel los asumió. Bien,  Yo reiré cuando tú llores de Alberto Villalón, del que se apropiara la inolvidable Eva Griñán;  pero el “examen del éxito” fue, a mi entender, Tú eres la música que tengo que cantar de Tony Pinelli, que en la voz de  Pablo Milanés fue galardonada en el concurso Adolfo Guzmán, varios años atrás. Grisel pasó por su propio tamiz, poesía y melodía, para entregarnos una canción que le viene como anillo al dedo.  

   Tengo fe de su generosidad y agradecimiento. De ahí que extendiera invitación además a Vocal Adalias, Paolo y José Aquiles. Sin embargo, eché de menos al tema Santa Trinidad, de la autoría de este último y que ella misma defendió, Gran Premio en el concurso de la canción por los 500 años de esa villa cubana.

   Conozco cuanto la artista reverencia el  legado musical de su país y de su terruño santiaguero; he seguido su recia formación musical. Era indefectible, en consecuencia, que se permitiera comentarios e introducciones entre un tema y otro.  No así el trabajo de luces, que mereció acompañar con mayor coherencia la atmósfera creada en la escena.

   Seleccionada para  la serie Sones y Pasiones de la internacional tele-emisora Tele Sur, invitada a producciones discográficas conjuntas ―ACIMUD, de Francia; FONOVISA, de México; AVENA RECORDS, de Italia; BIS MUSIC, de Cuba―, quiero creer que este concierto sea asimismo, pórtico al primer disco en solitario de la intérprete. 

 Una vez en el Estudio (porque ese camino que ya ha transitado resultará inevitable para su propuesta en solitario), deberá exprimir el zumo a títulos en los que se pasea dueña y bordar otros hasta el detalle ―como ella sabe—, para conformar su repertorio ideal.  El concierto ha sido un adelanto en grande.

Este jueves 5 de marzo, en la acústica excepcional de la Sala Dolores de Santiago de Cuba, disfrutamos del estilo de Grisel Gómez. Sé que se vivieron tensiones, pero eso ya es historia. No por gusto el nombre del concierto apostó siempre a la confianza: Tú eres la música.   

♣  PRONTO colgaremos algunos temas del concierto de Grisel Gómez en YOUTUBE