viernes, 29 de marzo de 2013

Poemas del lente / A TRAVÉS DEL CINE, LA POESÍA




(Reinaldo Cedeño, el autor a la izquierda  y el presentador del libro, el poeta y ensayista Marino Wilson Jay en Santiago de Cuba)


MARINO WILSON JAY


  Presentación del libro POEMAS DEL LENTE de Reinaldo Cedeño Pineda en la Feria del libro Cuba 2013. Santiago de Cuba, 8 de marzo de 2013.

No puedo estar en un sitio donde le permitan la entrada a personas como a mí, decía Groucho Marx, uno de los hermanos, nacido precisamente en 1895, con antelación al 28 de diciembre de ese año, antes que otros fraternos,  los Lumière, presentaran el primer filme en el Grand Café de los Capuchinos en París. Llegaban las primicias, según lo argumentado por un Arnold Hauser, de una nueva concepción del tiempo con la sustancia de la simultaneidad. La cámara estaba presta para romper en pedazos el concepto bergsoniano entre el horario homogéneo y el horario heterogéneo.

    A pesar de la frase acuñada por Groucho, él y los demás familiares sí estarían entre las primeras películas. Es decir, entraron al lugar donde aceptaban personas como ellos. Ahora otra frase que he tomado en anteriores oportunidades. Luego de Auschwitz no se puede escribir poesía lírica, expresó Theodor Adorno (filósofo, sociólogo y musicólogo alemán), quien asesoró a Thomas Mann para que este le diera toques geniales a su novela Doctor Faustus (1947). Fue principalmente por el cine que el mundo conoció el horror de aquel campo de muerte y otros.

   Así arribamos a los juicios del luego de muerto canonizado José Lezama Lima; el Gran Envidiado consideraba “la imagen como la última de las historias posibles”, y también, citando a Goethe, creía que una leve porción “de la naranja” ya concentraba el sabor de toda la fruta.

No obstante, un muchacho de nuestra periferia, un poeta con ojo desentrañador de brumas; hizo acometida contra el Mago de Trocadero. Ya la imagen parece no ser, por ahora, aquella casualidad secreta de la historia. Un trueque de lenguajes quebró los absolutismos. Los discursos variaron sus respectivas ubicaciones. El anuncio, sin embargo, venía desde 1766, con Gotthold Ephresim Lessing en Laocoonte o sobre los límites de la pintura y la poesía. No más aquel ut pictura poesis, pregonando separaciones entre lo progresivo poético y el estatismo pictórico. Esta vez Reinaldo Cedeño Pineda, con Poemas del lente, premiado en el Concurso Hermanos Loynaz 2011; ha conseguido mover las vías comunicativas en un sentido hasta hoy inconcebible. La literatura no ha sido llevada al cine. El cine se incorpora a la literatura… los espejos reflectantes abandonaron  las parcelas tradicionales. La imago poética se adueñó de la imagen en movimiento. El travelling, el paning y los planos-secuencias, no obedecen solo al montaje. Aquella primera estrategia de la ilusión, como postulara después Humberto Eco para un medio afín; le fue arrebatada al cinematógrafo. Y he aquí la banda sonora de los comienzos:

Voy a tocar las teclas en el fin del mundo
voy a colgar un arpegio de la última ola
hasta que el kiwi pierda el horizonte
hasta que el Dios-Hombre saque del mar la Isla del Sur
y canten las ballenas
voy a tocar a rebato
voy a subir el piano a la montaña.

    Cedeño Pineda sitúa en nuestras manos dos maneras para leer un texto. Y la escritura misma se re-produce en varias ramificaciones. Nos conduce Poemas del lente a través de parajes como Nueva Zelanda con El Piano de Jane Campion; hace que veamos las pupilas verdaderas de Scarlett O'Hara y la sonrisa de Natty, bajo el estro de Victor Fleming-George Cukor. Además este poeta, previsto de la sabiduría del periodista que es; refuta la cita de Theodor Adorno. Cedeño lo cree: luego de Auschwitz, igual antes luego de los horrores de Gulag y las hambrunas de los años treinta stalinianos; si se puede sentir y escribir la poesía lírica.

Leni Riefenstahl
la luz azul de la montaña
arrastra la gloria amarga del Reich  como un capa de piedras
ha visto los derrumbres
                             las alianzas
se aletarga de sus imitadores
está cansada de morir.
Cerca del lago de Baviera
ha quedado encendido el viejo proyector
donde marchan los hombres
marciales
orgullosos
vencidos
para siempre.

    Recurriendo a posiciones como la anterior, Reinaldo nos lleva a la Alemania hitleriana por medio de Leni Riefenshtal, amiga personal del Führer, antes cultivadora de la danza, actriz y luego devenida en directora de documentales, Ella filmó al austriaco en Nuremberg y concedió pautas grandiosas al nazismo.

    Poemas del lente es un fresco de la historia accediendo a lo estético. Y acaso su éxito más elocuente estriba en que ni una sola vez la palabra poética se deja atrapar en los senderos de los tecnicismos propios del llamado séptimo arte. Decir es, lo artístico sobre lo artístico refuerza una conciencia de sí que merece admiración. Cedeño Pineda, con un talento a prueba de candela, ha sorteado el peligro de caer en una poesía mimética debido al asunto uniforme que trata. Y eso básicamente se lo debemos a que el hecho lírico genuino es en lo esencial de su misma naturaleza sin el tour de force de restantes discursos.

No imaginaron o no imaginan directores y escritores de otros lares y la Isla; lo mucho que asciende la deuda contraída con un joven poeta antillano. Con Mijail Kalatózov, vemos volar la cigüeñas, nos sacrificamos con Mel Gibson, vemos el lado bello de la vida con Roberto Beningni, nos sorprende el crepúsculo acompañados por Billy Wilder. Y después Michael Curtiz nos detiene en una Casablanca, mientras un piano no quiere cerrarse. También George Orwell desde el 84 del pasado siglo rompe relaciones con su gran hermanito.

Ahora silencio. Pero Fernando Pérez lo hará hablar, silbando, Humberto Solás, ofreciendo una gardenia… sin darla; Juan Carlos Cremata dando trompetazos y premios escuálidos… y el veedor Reinaldo Cedeño preguntándonos que hasta cuando estaremos en el salón en penumbras, No salimos, Nos detiene su poesía.

Febrero 13-2013
Leído 8 de marzo-2013.


 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

♣ La poesía que late en el cine por FRANK PADRÓN

♣ El cine germinado en Poesía por ERIC Caraballoso Díaz

 ♣ (FOTOS) POEMAS DEL LENTE. El libro que recorrió un país


 

jueves, 28 de marzo de 2013

COTIDIANIDADES / La maldición del billete roto


 

Reinaldo Cedeño Pineda               

Encontrarse un billete de cincuenta pesos, puede parecer un regalo de Dios, pero El Diablo anda agazapado bajo cualquier forma.

Cuando asomó la imagen de Calixto García en el billete rojizo pensé en el héroe, aquel que prefirió dispararse antes que caer en manos españolas a finales del diecinueve. Y pensé en mi siglo XXI, en los tomates de la ensalada, en el viaje en camioneta de mi casa al trabajo, en la merienda del día…

No es que alcance para mucho, en verdad, pero no iba a dejarme quitar la ilusión. Y  la cucarachita Martina no me hacía nada.

Hice la universal seña, me acomodé en el estrecho asiento de la camioneta y aún me toqué los cincuenta pesos en el bolsillo, por si acaso.

La primera sorpresa fue a la hora de pagar, al final del viaje, en el centro de Santiago de Cuba:

―Oiga, el billete está roto…

En efecto, descubrí la pequeña rotura en uno de sus bordes, que otras manos habían intentado reparar poniéndole una cinta adhesiva.

Me encogí de hombros. No tenía más. Le había impuesto sin querer un viaje gratis

El chofer respondió poniendo el auto a toda marcha.

Me dirigí la Banco N. 1 pasado el mediodía. Había clientes dentro, pero un amable vigilante me contestó, en la mitad de la media puerta, que ya estaban cerrados.

—Vaya al Banco de enfrente, me sugirió.

Crucé la calle, tomé la acera del parque donde años atrás ondeaban banderas rojas y hoy se toma cerveza. Llegué al Banco N. 2, pero el cartel era inequívoco: CLOSED.

No perdí tiempo, necesitaba cambiar mis cincuenta pesos. El Banco N. 3 es un ejemplar del racionalismo santiaguero, pero justamente hoy no trabajaba.  Inquirí la causa, pero me señalaron el cartel: Los servicios de hoy se brindarían en el banco de enfrente.

Llegué esperanzado al Banco N. 4, ubicado justamente en la otra esquina. Le expliqué al portero que necesitaba cambiar el billete roto, una gestión que puede hacerse en un santiamén…

―Haga la cola, fue la única respuesta.

La cola era extensa, la que correspondería a dos bancos. Las personas exhibían cheques y bolsos en sus manos. El tiempo se me iba terminando para llegar a la sección a mi cargo en la emisora. Jean Cocteau dijo que hay tres formas de convencer: hablar, acariciar y golpear.

Le rogué, lo acaricio, casi…. pero la respuesta fue la misma:

—Haga la cola.

No podía llegar a la tercera opción de convencimiento. No quería pisotear a nadie. Solo había pedido un favor. Hay quien no ve más allá de una puerta.

Bajé al Banco N. 5, pero también estaba cerrado. No averigüé, no tenía caso como decía aquella sufrida protagonista de la novela japonesa Oshín. Seguí de largo al Banco N. 6, ubicado en un hermoso edifico de la etapa republicana, en la mismísima calle Enramadas.

La cola de personas mayores era estoica. Cobraban los jubilados?


  Ni lo intenté.

A paso forzado, bajo el sol santiaguero, llegué a la emisora. Un poco más tarde, la terquedad me hizo volver al Banco N. 6, que debe trabajar hasta tarde noche según reza su horario, pero este exhibía un cartel de FUMIGACIÓN y había cerrado.

Volví a la casa gracias a una compañera de trabajo que me prestó cinco pesos. Mañana será otro día, me dije… sin saber, ¡oh iluso!, que se repetiría.

En la Avenida de Las Américas fui al Banco N. 7, pero este había cerrado. El vigilante me conminó a leer el cartel. Por lo visto me habían visto cara de persona poco letrada, de distraído. En el cristal brillaba victoriosa la aclaración: El último día del mes, solo se trabajaba hasta las 12.30 p.m. Cuatro horas.

Inquirí que era jueves, jueves 28 de marzo…

―Sí, pero mañana es viernes santo… y es feriado.  Hoy fue el último día de trabajo.

Soy hipertenso. Sentí un fogonazo en el lado izquierdo. Quien lo debe saber, sabe que no exagero. Me sentí caminando por el aire. Me senté en un banco, este en minúsculas, el de poner las posaderas.

Al final de la calle vi un pequeño puesto de jugos y fritas. Doblé mi billetico. Puse el rostro más tierno que pude, cuando lo extendí a la señora. Por dentro me sentí un pillo, un pícaro, un delincuente haciendo una fechoría. Y me bebí aquel terrible refresco CORACAN como quien bebe las mieles del triunfo.

Que me perdone por haberle pasado un problema. Recé por ella.

Los Bancos tienen un repertorio infinito para acortar los horarios, para deshacerte en ires y venires.  Que alguien me desmienta.

Una amiga me ha recomendado que, a partir de ahora cuando vaya al Banco, lleve un croquis conmigo. Y que mire los billetes con mucha atención, que los ponga a trasluz, que me compre una lupa, si es menester

Una entidad a la que presté servicios me “amenazó” con entregarme un cheque. Estoy pensando seriamente en dejarlo pasar. No será la primera vez. No puede permitirme otra gira por los Bancos en Santiago de Cuba.

Recuerde, El Diablo puede estar agazapado bajo cualquier forma.

 LA CODA
 
Como preví. No hay que hacer mucho esfuerzo para mirar el futuro en la atención de los Bancos a sus clientes.

Necesidad obliga. Allá me fui con mi humilde cheque, el 2 de abril al Banco (BANDEC ubicado en la esquina del Parque de Céspedes) En el horario de la tarde. Está cerrado por FUMIGACIÓN. Por supuesto, en horario de trabajo….

Creo que es hora de tomar otras nmedidas.

PÁGINA ABIERTA / Best seller, un poema en portugués y un trovador a capella




TEXTO: Reinaldo Cedeño Pineda

escribanode@gmail.com

Imágenes: Janni Peña

Es como abrir un libro, un libro interactivo. Así es la pretensión de la Peña Página Abierta que se realiza el último viernes de cada mes (aunque esta vez adelantamos para el viernes 22) en el Salón Juan Pablo Segundo del atrio de la Catedral, espacio de la Biblioteca y Centro de Información Monseñor Pedro Meurice Estíu en Santiago de Cuba.

Esta fue la tercera edición.

La especialista Niurka Cardona tiene a su cargo el Prólogo y la también bibliotecaria Odalys Díaz Martínez, comenta algunos títulos de la biblioteca, esta vez best seller y clásicos, desde autores norteamericanos y europeos… hasta el cubano Leonardo Padura.


Página Abierta se dio el lujo de invitar en su Página sonora a Eduardo Sosa, uno de los más sobresalientes trovadores cubanos, y presidente del Festival de la Trova Pepe Sánchez, en plena sesión. La guitarra nunca llegó… y Sosa se creció con esa su voz poderosa y cálida para entregar un clásico de la trova tradicional, SANTA CECILIA de Manuel Corona.


Yoricel Andino fue la invitada a la sección Palabra de poeta. Su poesía testimonial tocó con temas desde el amor del barrio, el amor íntimo hasta las afectaciones del Huracán Sandy y la burocracia, todo en verso libre, inquietante y contemporáneo.

Y por supuesto, tuvimos la sección  participativa EL PANEL DE LA SABIDURÍA. Se proyectan fragmentos de filmes y documentales relacionadas con obras literarias y autores… y llegan las preguntas. Relacionadas esta vez con Doña Bárbara de Rómulo Gallegos, Jonathan Swift, León Tóstoi, entre otros.


(La pretensión de la Peña Página Abierta es aprender divirtiéndonos con la literatura. Que una cosa no excluya a la otra. En la imagen la ingeniosa respuesta de una participante y la joven de la cesta de regalos, Barbarita. Y por supuesto, el conductor del espacio, Reinaldo Cedeño)


  
(Un pequeño homenaje a la poeta y amiga Nadia Ocaña)

Un fragmento de Lo que el viento se llevó sirvió para la Página regalo que este que escribe hizo a los asistentes de su libro POEMAS DEL LENTE. También unos minutos para nuestra amiga poeta Nadia Ocaña.  


La Palabra en el Aire corrió a cargo del actor José Pascual, PINI con un poema del gran escritor angolano  Antonio Jacinto. “Carta de un contratado” narra la dramática historia de un trabajador que quiere escribir una carta de amor a su esposa… pero él no sabe escribir y ella no sabe leer: todo dicho en perfecto portugués y con sus manos.

La próxima Página Abierta se efectuará el 26 de abril, siempre a las 6:00 p.m, dedicada a los Premios Nobel.  

domingo, 24 de marzo de 2013

SANTIAGO DE CUBA / Festival de la TROVA Pepe Sánchez 2013 en IMÁGENES


Eliades Ochoa quien acaba de ganar un premio Grammy y cada vez canta mejor...
  -->
Fotografías:  Miguel Rubiera Jústiz

Del 17 al 24 de marzo se celebró en Santiago de Cuba, el Festival de la Trova Pepe Sánchez que inundó de guitarra y música las calles y centros de la ciudad.

El maestro del lente Miguel Rubiera Jústiz nos ha donado estas imágenes para La Isla y La Espina, que atrapa instantes del importante convite que cada año demuestra que tradición no es afiliarse a las cenizas sino a la vitalidad.  
  



 Un momento para refrescar. Al fondo, su esposa y representante. Grisel



Eliades Ochoa y Patria en el Salón de Los grandes de la universalmente conocida Casa de la Trova



La mítica dama de la trova, Chely Romero interpreta el bolero TRISTEZAS de Pepe Sánchez, reconocido como el primero en sentar las bases del bolero tradicional cubano.



Fiel defensor de la tradición 







Una ilustre visitante, la dominicana SONIA SILVESTRE 



Víctor Casaus, escritor y director del centro Pablo de la Torriente, defensor de la trova y la investigadora y poeta Yoricel Andino, durante el evento teórico del Festival Pepe Sánchez que transcurrió en la sede de la Unión de Escritores y Aritssa de Cuba en Santiago de Cuba.




LINO BETANCOURT, considerado por muchos el historiador de la trova



Música en la tumba de Compay Segundo, en el Cementerio de Santa Ifigenia, Santiago de Cuba


martes, 19 de marzo de 2013

DAER POZO o LA FURIA HEROICA DEL COMBATE

-->


Autor: JORGE DE ARCO
(De la Asociación Española de Críticos Literarios. AECL)

El premio “Alegría”, del Ayuntamiento de Santander, ha recaído en su última convocatoria en Daer Pozo Martínez, por “Soldado de Cristo” (Rialp. Col. Adonáis. Madrid, 2012).  

Este cubano del 65 -licenciado en Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual y Presidente de la Cátedra Honorífica Emilio Ballagas de la Universidad Ernesto Guevara-, reconocido como una de las voces más destacadas de su país, ha vertebrado un libro sorpresivo, deudor de una temática religiosa, poco habitual, por cierto, en la poesía de hoy. 

 
En su búsqueda de respuestas a la actual problemática del yo, Daer Pozo inquiere con insistencia a un interlocutor silente del que se sirve como desahogo íntimo: “¿Qué puede un hombre con sus palabras náufragas?; “¿Qué importa el futuro del astrolabio si parto?”; ¿Quién anuncia al vencedor y a los vencidos?”… Interrogantes, claro, que no encuentran inmediata contestación y que retratan la complejidad de un sujeto lírico que asume la realidad con la vista puesta en una salvación futura.

Aunque dividido en tres secciones, hay un tono común de nostalgia, casi elegíaco, que se complementa con un pronunciado eco patriótico en los paisajes y los protagonistas. (Sobresale, también, la presencia de diversos personajes femeninos, que andan muy cerca de la vívida conciencia del autor). La última sección -que da título al conjunto- ahonda en la indagación personal y lleva a una rotunda y ulterior confesión: “Soy un soldado, recibo órdenes bajo la lluvia. Vine a servir y en la cruz me sostengo”.

Palabra madurada y certera, pues, la que adorna este humano y esperanzador conjunto de textos, sabiamente conjuntados en su verso y su prosa: “Al son de los caballos, clarines al viento. El filo destella y cimbra el acero; elogio de la forja, armadura nuestra con alas de bronce, y en el pecho el resguardo, santísima virgen de la caridad; al son de los caballos y sus espuelas de plata, en la furia heroica del combate”. 


martes, 12 de marzo de 2013

POEMAS DEL LENTE / El libro que recorrió un país


 Presentación del libro POEMAS DEL LENTE en la sala Agesta, UNEAC de Santa Clara, en el espacio Techo de vidrio que conduce el destacado realizador de la radio Adrián Quintero. NOVIEMBRE de 2013.





(Presentación del libro en el teatro estudio de la emisora Radio Mambí. Programa ¨Buenas tardes, Santiago¨. Un momento SINGULAR e INÉDITO para la radio y la propia Feria, el 9 de marzo de 2013. De izquierda a derecha, la locutora Berenilce Fuentes, la especialista del Centro Hermanos Loynaz, Madelin Díaz Monterrey, el autor y el presentador Eric Caraballoso). 


 

Poemas del lente de Reinaldo Cedeño Pineda recibió en 2011 el Premio Hermanos Loynaz de poesía y recién se ha presentado en varias ciudades de la mayor de las Antillas. Se trata de un libro que traza el puente entre dos pasiones: cine y poesía.




El volumen llevó al hombro al escritor por varios lugares del país, durante la Feria del Libro CUBA 2013. El autor ha querido compartir el testimonio gráfico de esta aventura poético-cinematográfica....



 Público durante la presentacion en el teatro estudio de Radio Mambí, en Santiago de Cuba. Periodistas, artistas de la radio, invitados....


 

El honroso gesto de dedicar tu libro a personas cercanas en el afecto. En primer plano, Mileidys Ochoa, directora del programa Buenas tardes, Santiago, a quien homenajeamos en la presentación


 SAN CARLOS DE LA CABAÑA, La Habana. 20 de febrero



 El crítico y escritor Frank Padrón, el autor, Reinaldo Cedeño y Souleen Dell Amico, ganadora del Premio Loynaz 2011 en narrativa con Trazos de noche 



 Autor y presentador



 

Público en la sala Lezama Lima de la añeja fortaleza habanera


PINAR DEL RÍO, 28 de febrero  



 Agradecimiento, poesía y verso en la sede de la Asociación Hermanos Saíz en la más occidental de las provincias cubanas


 

Instante en que se exponían los poemas y los cortos ciematográficos en un espectáculo audiovisual. Sede la la Asociación Hermanos Saíz, sala de presentación oficial de la feria pinareña. Calle Real (Calle Martí)


 

Un público interesado




El saludo al joven poeta habanero Maikel Rico, ganador del Premio Loynaz de poesía este año




Un instante para la entrevista


GUANTÁNAMO, 7 de marzo

 


El autor junto al joven y laureado escritor Eldys Baratute, en el espacio nocturno El ciruelo rojo en la Casa del Joven Creador guantanamera. Una ¨noche colorida¨


 

Mesa sobre la promoción de la lectura, en la que participaron, entre otros, el periodista y crítico de arte Fernando Rodríguez Sosa, Reinaldo Cedeño y el poeta Karel Leyva




El premiado bailarín y coreógrafo Esteban Aguilar (Danza Fragmentada) reinterpretó algunos de los POEMAS DEL LENTE con su creación El hombre del Abanico




El abrazo amigo en el corazón de Guantánamo. De izquierda a derecha y de pie: Karel Leyva. Madelin Díaz, Reinaldo Cedeño, Fernando Rodríguez Sosa, el narrador Ernesto Pérez Chang  (quien presentó aquí su libro de cuentos El arte de morir a solas, premio Alejo Carpentier 2011) y el prolífico escritor para niños Eldys Baratute. Con sombrero, José Raúl Fraguela, escritor y editor del libro POEMAS DEL LENTE.


SANTIAGO DE CUBA; 8 de marzo de 2013 


 
 
El poeta y ensayista Marino Wilson Jay destacó el lirismo del cuaderno de poesía 






 Instante del recital poético-cinematográfico. Sala de presentación Soler Puig, CIROA. Círculo Recreativo Orestes Acosta







 

Colegas- Enrique Pérez Fumero



Poetas- José Orpí








SANTIAGO DE CUBA: 28 de junio de 2013 . Teatro Heredia. X Simposio de Masculinidad y VIH SIDA




 




SÁBADO DEL LIBRO. Santiago de Cuba, 29 de junio de 2013. Librería Amado Ramón Sánchez. Calle Enramadas. Santiago de Cuba.




Un cartel diseñado por Demián Rabilero para esta presentación y que jamás pudo convertirse en papel gracias a la ineptitud y desidia de la firma TRIMAGEN en Santiago de Cuba.

 

El presentador del libro fue Yunier Riquenes




Instante con los lectores y amigos. Esta vez con la doctora Erika Abad



En la imagen el crítico de cine Adonis Vargas y la flautista Mercedes González quien interpretó el tema de amor de la cinta Casablanca



Un público hermoso reunido en la librería para la ocasión


UNEAC de la ciudad de Holguín / Café Literario con Manuel González Verdecia . 4 de julio

  






 Junto al poeta y narrador Manuel González Verdecia


ARTÍCULOS RELACIONADOS

♣ Poemas del lente / FOTOS del libro que recorrió un país /

 La poesía que late en el cine / de Frank Padrón

♣  El cine germinado en poesía / Eric Caraballoso