viernes, 19 de diciembre de 2014

SALÓN DE ARTE RELIGIOSO: IMÁGENES Y PREMIOS


FE
Primer Premio
(fotografía digital / papel)
Harold César Ferrer Pérez. La Habana

XV Salón de Arte Religioso. Centro Cultural y de Animación Misionera San Antonio María Claret. Calle Trinidad 661, Santiago de Cuba , 18 de diciembre de 2014-enero 2015.

 

INRI.  De la serie El peso de la vida
Segundo Premio
(fotografía digital / papel fotográfico)
Álvaro José Brunet Fernández. Sancti Spíritus




LA PIEDAD LLORA
Tercer Premio
Modelo a escala para escultura monumental
(Láminas de aluminio electropulidas)
Juan Ramón Navarro Iglesias y Jorge Bonzón Henríquez. Santiago de Cuba  




LA LUZ DEL MUNDO
Mención
(tecnoarte /objeto escultórico)
 Maikel Moret Santana. La Habana

 


De la serie El capítulo de los vaca sagrada: La pureza de los ideales
Mención´
(óleo sobre lienzo)
Joel González Pallerols. Camagüey




De la serie Movimiento perpetuo: ruega por nosotros
Mención
(impresión fotográfica)
Marqui Rubén Ortega Vasconcelos. La Habana.


Jurado: Antonio Fernández Seoane, presidente;   Roberto Cobas Amate, Israel Castellanos León, Carlos René Aguilera Tamayo y Mario Trenard Sayagu. Asesor religioso: Padre Gustavo Carnero González  

 Recibidas  más de  70 obras de nueve provincias de Cuba.  

 OTROS PARTICIPANTES


A LA ESPERA
Acrílico-lienzo
Leonardo Rubio Bridón. Santiago de Cuba



CAMINO VERDE
Óleo-lienzo
Luis Joaquín Rodríguez Arias. Santiago de Cuba 

EL HOMBRE Y LA CRUZ
Óleo-lienzo 
Yanel Hernández Prieto.    Camagüey




ME DARÁS LA FUERZA
Impresión digital-papel fotográfico 
David Benito Álvarez Salvador
Palma Soriano. Santiago de Cuba. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

♣ Premiado XIV Salón de Arte Religioso


♣ Entregan premios del XII Concurso  Literario Viña Joven

miércoles, 10 de diciembre de 2014

EL CINE en LETRA IMPRESA




Una mirada al catálogo editorial cubano dedicado al séptimo arte, a propósito del 36º Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana.

Por Fernando Rodríguez Sosa

Leer cine también puede ser una enriquecedora experiencia. Así lo demuestra una rápida mirada a esos libros que, publicados por sellos editoriales nacionales y territoriales, se han dedicado a llevar a la letra impresa el arte de las imágenes en movimiento.

Son títulos que, desde diversas miradas y perspectivas, analizan figuras, filmes y temas relacionados con las realidades y problemáticas del cine que se hace en el mundo de inicios de un nuevo siglo y milenio.

Aparecen a continuación algunos de esos libros que, a lo largo de los últimos tiempos, firman desde investigadores hasta poetas, quienes han querido testimoniar en sus textos el alcance, trascendencia y permanencia de un arte que contribuye a enriquecer la espiritualidad de los seres humanos.

************************************************

 
La forma realizada. El cine de animación
Dean Luis Reyes
Ediciones ICAIC
La Habana, 2014, 256 pp.

Es propósito de este estudio, según opinión de su autor, agrupar referencias teóricas, análisis de tendencias y tradiciones e, igualmente, presentar algún método probable para ejercer la crítica del cine de animación. Sustentada en una amplia fuente documental, en estas páginas se profundiza, entre otros temas, en el manga y el anime japonés, así como en la animación en los umbrales del cine digital. Crítico, ensayista y profesor, Dean Luis Reyes (Trinidad, Sancti Spíritus, 1972) se ha dedicado al estudio del audiovisual cubano contemporáneo y ha publicado libros como La mirada bajo asedio. El documental reflexivo cubano (2012). Con este libro –como asegura Mario Masvidal Saavedra— el autor es “provocador y demanda erudición de sus lectores, y también flexibilidad de pensamiento, apertura a lo nuevo y rigor en el criterio”.

************************************************
  
 
Poemas del lente
Reinaldo Cedeño
Colección Laurel
Ediciones Loynaz
Pinar del Río, 2012, 64 pp.

Casi medio centenar de poemas, inspirados en actores y filmes de la cinematografía universal, se agrupan en este cuaderno. Son textos que recrean esas imágenes que el autor, fiel amante del séptimo arte, conserva en su memoria. Así, en esta colección, se rinde tributo a cintas como Lucía, de Humberto Solás; Yo, la peor de todas, de María Luisa Bemberg, y El color púrpura, de Steven Spielberg. Periodista, poeta, narrador, investigador, Reinaldo Cedeño (Santiago de Cuba, 1968) ha publicado, entre otros títulos, el cuaderno de versos Nadie se llama tristeza (1997), la recopilación de textos periodísticos El hueso en el papel (2011), la investigación audiovisual A capa y espada, la aventura de la pantalla (2011) y el libro de cuentos La edad de la insolencia (2013). Hermoso divertimento, galardonado con el Premio Hermanos Loynaz, que invita, desde la poesía, a ver el cine.

************************************************

 
El cine, el crítico y el espectador que vino a cenar
Compilación de Armando Pérez Padrón
Colección Diálogo
Editorial Oriente
Santiago de Cuba, 2013, 136 pp.

Las memorias del XVIII Taller Nacional de Crítica Cinematográfica, llevado a cabo en Camagüey, en marzo del año 2012, se presentan en este volumen. Agrupados en cuatro secciones, se incluyen los textos analizados en las sesiones del encuentro, en que se abordaron, entre otros temas, el documental cubano en la década del setenta del pasado siglo, la cinematografía de Manuel Octavio Gómez, el reverso mítico de Elpidio Valdés y la trascendencia del filme Los sobrevivientes, de Tomás Gutiérrez Alea. Como asegura Armando Pérez Padrón, fundador y director del taller, quien ha preparado esta entrega, la cita camagüeyana “desmiente, una vez más, la nefasta tendencia que se maneja a gran escala en el país de que la sala oscura, como sitio excepcional de encuentro social, pasó a la historia”.

************************************************

 
Dialogar, dialogar
(Escuchar, enseñar, afirmar, aprender)
Alfredo Guevara
Ediciones Nuevo Cine Latinoamericano
La Habana, 2013, 332 pp.

“Si la transformación de la realidad que es la nuestra de hoy, la que hemos construido, supone conocerla, no en bloque, pues no hay realidad en bloque, referirse a ella supone aceptarla en su complejidad, permanente movimiento y capacidad de sorpresa”. Afirmación de Alfredo Guevara (La Habana-1925-2013) en uno de los textos antologados en este volumen. Se reúnen en esta entrega discursos, conferencias, entrevistas, encuentros con jóvenes intelectuales, estudiantes y profesores, fechados entre los años 2005 y 2011, en que uno de los más relevantes promotores del Nuevo Cine Latinoamericano comenta, indaga, cuestiona, reflexiona... Valiosa y enriquecedora lectura para quienes se interesen en el debate sobre realidades y problemáticas del mundo contemporáneo.

************************************************

 
Aventuras de Juan Quin Quin
Julio García-Espinosa
Colección Guión Cubano
Ediciones ICAIC
La Habana, 2014, 264 pp.

En 1967, Julio García-Espinosa escribía y dirigía el filme Aventuras de Juan Quin Quin, basado en una novela del narrador, poeta, investigador, pintor y animador cultural Samuel Feijóo. En este libro –que inaugura, por cierto, la Colección Guión Cubano— se antologan, con selección de Dolores Calviño, diversos materiales relacionados con esa cinta. Aparecen, junto al guión original, opiniones firmadas por García-Espinosa y Feijóo; fotografías y anotaciones durante la filmación; el equipo técnico y el elenco; comentarios, reseñas y críticas a la película, y una relación de los reconocimientos alcanzados dentro y fuera de la isla. Justo homenaje, en palabras del narrador y crítico Francisco López Sacha, a un clásico del cine cubano y uno de los filmes más logrados en la historia del arte cinematográfico en nuestro continente.



martes, 2 de diciembre de 2014

Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014: El medallero olímpico es otra cosa




En Veracruz fueron disputadas y premiadas 432 finales, y entre ellas ascendieron a 50 las pertenecientes a disciplinas que no se dispu­tarán en Río de Janeiro 2016


VERACRUZ.—Los Juegos Olímpicos constituyen el cénit del deporte desde su restauración hace más de un siglo (1896) y siempre resulta interesante valorar cómo marcha Cuba con respecto a otros países al cumplirse una de las etapas del ciclo cuatrienal de preparación.

No pretendemos subcategorizar a los deportes que no ostentan el sello olímpico. No podría concebirlo porque, por el momento, aparece el béisbol, nuestra pasión nacional, pero en los los XXII Juegos Cen­troa­me­ricanos y del Caribe, todavía frescos en el mexicano estado de Veracruz, quedaron re­flejados varios aspectos sobre las proyecciones a la cita estival.

En Veracruz fueron disputadas y premiadas 432 finales, y entre ellas ascendieron a 50 las pertenecientes a disciplinas que no se dispu­tarán en Río de Janeiro 2016, como boliche, el mencionado béisbol, frontón, kárate, patinaje, racquetbol, softbol y squash. Feli­citamos a los campeones y otros medallistas, pero solo utilizaremos en este trabajo las 382 pruebas con etiqueta de los cinco aros.

El deporte cubano acumuló 122 oros en disciplinas olímpicas (solo la de béisbol no cuenta), significando un 32 por ciento del total y una profundidad destacada en dicho entorno.


 El atletismo cubano arrasó 

Y no se vaya a pensar que nuestra armada compitió en todas las pruebas de esa categoría convocadas. Casi normal es la ausencia en equitación, golf y rugby. En el atletismo y la natación hubo muchas pruebas sin cubanos. También faltaron mujeres en ciertos deportes de combate. Por si no bastara, algunas especialidades quedaron sin rubricar sus objetivos.

Los que sobrecumplieron llevaron la batuta, numéricamente encabezados por atletismo (23), tiro (14), judo (13), lucha y remo (10 cada uno), este último con actuación perfecta, al igual que el hockey, de 2-2. Es un quinteto de 70 cetros, casi el 60 por ciento de todo el oro. Si agregamos boxeo (9), canotaje (8) y ciclismo (8) la concentración cualitativa aumenta a ocho deportes, sin olvidar los aportes más modestos, importantes para llegar al total.


 Serguey Torres fue de los más sobresalientes

En el medallero general fue por ocho oros la victoria de Cuba sobre México (123-115). Sin embargo, en el apartado de las modalidades olímpicas la diferencia aumenta a 26 (122-96) y disminuye a 45 el margen en todo tipo de medallas.

Los números muestran semejanza en los cuatro primeros países, pero propulsan a Guatemala al quinto lugar, delante de dominicanos y puertorriqueños. Los siete punteros en ese particular escalafón serían Cuba 122-59-60=241, México 96-93-97=286, Colombia 61­-70-61=192, Venezuela 49-68-99=216, Gua­temala 15-17-31=63, República Dominicana 12-30-18=59 y Puerto Rico 12-23-43=77.


 Hanser García: el único oro de la natación cubana 

Nótese que más de 700 atletas mexicanos estaban presentes, por ser anfitriones, en todas las pruebas y deportes. Igual ocurre con las demás sedes, como hizo Cuba en los Pa­na­mericanos de 1991 o los Centro­ame­ricanos de 1982, con la diferencia de que triunfó.

Resulta evidente que ya no ganamos los Juegos con un margen tan amplio como antes. Pero no hay que sorprenderse. Fue Cuba la principal promotora con la ayuda técnica solidaria. Entre otros factores, los gobiernos de muchos países disponen de recursos muy superiores en instalaciones, equipamientos, nivel de fo­gueo internacional y becas de estimulación.

Dentro de ocho meses vendrán los Juegos Panamericanos y luego en el 2016 los Olím­picos. El saldo veracruzano, además de la victoria absoluta, indica que Cuba continuará como líder de la región en dichas instancias superiores.

Título original: Veracruz el otro medallero, 1de diciembre de 2014 23:12:50


jueves, 20 de noviembre de 2014

Las FANTASÍAS de LUISITO o Las REALIDADES de YORDANY




♠ Entrevista con Yordany Robles Borges, Gran Premio Caracol de Radio 

POR Reinaldo Cedeño Pineda
Fotos: Abel Rojas Barallobre (premiación) y Archivo del entrevistado

Yordany  llegó a Radio Nuevitas hace muy poco, apenas en 2012. Quería escribir y la radio lo atrapó para siempre. El temor inicial, las dudas, las venció gracias a sus compañeros de labor y hoy adelanta con pasos propios en el camino del periodismo.
   Su experiencia como trabajador social le había acercado a la gente, lo había llevado incluso hasta la isla de Jamaica; pero algo dentro le movía hacia las letras. En 2010 emerge como Comunicador Social desde la Filial Universitaria  de su propio territorio.
   Del rigor de sus estudios, del exitoso aprendizaje habla el Gran Premio de Radio (categoría Ficción) que acaba de recibir Las fantasías de Luisito en la XXXVI edición del Concurso Caracol que convoca la  Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). Al colectivo que encabezó como director y guionista le bastaron cinco minutos, para abordar de manera singular la obra del Héroe Nacional Cubano José Martí (1853-1895).
   Bromeé con su realizador: son esos, los cinco minutos que más han rendido en el mundo.
    Nacido el 13 de septiembre de 1986, Yordany Robles Borges parece más joven aún. Dijo bien Martí: La ternura es obra de todo instante. Me emocionó conocerlo: su pasión por la radio es un rotundo mentís hacia los que afirman que ese medio no les interesa a la nueva generación de creadores.
 
¿Cómo enfrentas los personajes y sucesos de un municipio como Nuevitas que pareciera muy lejos de la capital del país, e incluso de la capital de la provincia, Camagüey?

   Desde niño siempre tuve el sueño de plasmar historias. Era de los que escribía  poemas de amor y llevaba de manera peculiar un diario en el cual plasmaba  los sucesos cotidianos de la vida. Creo que esa mezcla de inocencia de infante rebelde, todavía vive en mí y así trato de hacer en mis trabajos periodísticos, de buscar una forma concreta; pero sencilla de decir las cosas.
   Me motiva participar en todos los eventos que se realizan en el archipiélago cubano. Pienso que es la única forma que tienen las personas que viven en provincias y municipios alejados de La Habana, de demostrar las cosas buenas que se realizan en los lugares más apartados.

¿Qué filosofía creativa defiende Las fantasías de Luisito, Gran Premio del Caracol?

Las Fantasías de Luisito, surgió de camino a casa. Soy un ferviente admirador de la vida y el pensamiento de José Martí. La principal motivación de todo fue el propio “Luisito” (Luis Ernesto Quintero Rodríguez) y su manera de ser, pues es un niño despierto, muy curioso. Él mismo hizo la voz.
   La obra no es más que el aprovechamiento de los recursos sonoros de la radio, la imaginación y la combinación de personas, que sin ser actores, desbordaron  todo su amor  para hacer realidad esta fantasía.
  Un joven recuerda un sueño que tuvo cuando era niño con Martí y este a su vez le da respuestas a sus preguntas, utilizando frases propias de la prosa martiana. Para mí, este material representa ese duende travieso y fantástico que todos los seres humanos llevamos dentro. Es una forma creativa de plasmar el legado del más universal de todos los cubanos y como los pinos nuevos de hoy siguen su ejemplo.

¿En qué pensaste a la hora de recibir el premio? ¿Cuánto te deja este Concurso Caracol y sus sesiones?

Pensé en la vida, en las cosas bellas que nos rodean, y sobre todo en la pasión  de todo el colectivo, en el niño Luisito protagonista de la historia, en los realizadores, en el personaje de Martí; en la perseverancia sobre todas las cosas, pues cuando una obra se realiza con amor es perfecta. Pensé en en mis queridos  abuelos, pues gracias a sus encantos y sencillez, soy un soñador.
    El Caracol fue una experiencia única, donde pude intercambiar con personas dedicadas al mundo del arte, el audiovisual y la radio. Me brindó la oportunidad de dialogar con amigos, conocer de su obra y sus puntos de vistas acerca de disímiles temas. Es algo inolvidable.

¿Después de este galardón, uno de los más importantes que se otorga a una obra del universo audiovisual en Cuba, qué caminos te propones transitar?

El camino del conocimiento, el de continuar perfeccionando mi labor periodística en el apasionante mundo radial, el camino de persistir ante un proyecto, y el de usar la esencia de la vida para construir historias mediante el mágico mundo de la radio.

 
CRÉDITOS DE “LAS FANTASÍAS DE LUISITO” (Gran Premio Caracol de Radio, categoría Ficción)   Radio Nuevitas

Niños: Luis Ernesto Quintero Rodríguez. Además voces de Yaimí y Yaisel Balseiro Pestano.
David Humberto Urquiza Álvarez como Martí  
Yadier Riverón Silva en el papel del joven
Brigada de Instructores de Arte
Grabadores y editores: Grisell Rodríguez Rodríguez y Yoandris Quintero Silva
Dirección y guión: Yordany Robles Borges 
Locutora; Durvis Aluija Saínz

Yordany Robles Borges es además el autor del blog Nuevitas: legado y presencia. 



martes, 18 de noviembre de 2014

ESCRIBIR es decir siempre la verdad





Entrevista a Reinaldo Cedeño Pineda (Este es mi correo para cualquier ampliación o mensaje: escribanode@gmail.com) a propósito del libro LA NOCHE MÁS LARGA. Memorias del huracán Sandy

POR Jesús Dueñas Becerra, 17 de noviembre de 2014
Tomado de CUBA LITERARIA

El poeta, escritor y periodista Reinaldo Cedeño Pineda, vicepresidente de la filial provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), de Santiago de Cuba, asistió al evento teórico Caracol 2014, que sesionara del 12 al 14 de noviembre, en la sala Martínez Villena de la cincuentenaria institución cultural, y donde presentara su libro La noche más larga. Memorias del huracán Sandy, cuya premier tuviera lugar en el Salón de los Vitrales de la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, en la Ciudad Heroica.   
Por esa razón, decidí entrevistar a Cedeño Pineda, y lograr que nos relatara las disímiles dificultades objetivo-subjetivas que debió afrontar para convertir en realidad dicho proyecto editorial.   
¿Qué factores cognitivo-afectivo-espirituales lo conminaron a llevar a la letra impresa el volumen La noche más larga…?
Me di cuenta de que había vivido un fenómeno insólito que, difícilmente, se vuelva a repetir. Una ciudad arrasada, un drama humano profundo, y gente que no se rindió ante las adversidades. Entendí que, como periodista y santiaguero, era mi deber apretar en un solo haz algunas de esas historias terribles, la solidaridad reconfortante y hermosa, así como las profundas lecciones humanas que nos dejaran.
Por lo tanto, concentré en ello todo mi esfuerzo intelectual y espiritual, y me dije: ¡manos a la obra! No fue fácil convencer a los damnificados por ese desastre natural, a que narrasen anécdotas propias y exclusivas para ese texto. Y aunque se trataba de un volumen que gira alrededor de una desgracia, no podía dejar de ser un libro interesante, que atrapara al lector desde la primera hasta la última página, porque escribir es decir siempre la verdad […] como es, no como quisiéramos que fuera, ni siquiera como debiera ser.
Invité a periodistas, poetas, historiadores y personas afectadas por el siniestro a que relataran sus vivencias […], por desgarradoras que fueran. 
¿Qué lo motivo a presentar La noche más larga… en el Evento Teórico Caracol 2014?
Ante todo, agradezco la confianza de la locutora y periodista Rosalía Arnáez, presidenta de la Asociación de Medios Audiovisuales y Radio de la UNEAC, y a todos los organizadores del evento teórico Caracol 2014, por haber incluido en el programa correspondiente la presentación de mi libro en un contexto donde se reúnen prestigiosos especialistas del cine, la radio y la televisión insulares.                
Por otra parte, estoy muy orgulloso de ser periodista, de ser una persona de la radio, de los medios. Como profesionales de la prensa, nos correspondió la tarea de informar, en circunstancias casi de guerra, sin electricidad, sin transporte […], y de retratar el espíritu de miles de personas en medio de grandes dificultades, de suministrarles fe y esperanza, de demostrarles con ejemplos de aquí y de allá, que el huracán Sandy no se lo había llevado todo.
Yo, que soy un crítico de la labor periodística que se hace en la mayor isla de las Antillas, un eterno insatisfecho, advertí el sacrificio de mis colegas, cuánto se logró, y era preciso traer también, a la Ciudad de las Columnas, ese ejemplo de entrega profesional, donde no se reparó en horas ni en las dificultades enfrentadas por cada uno de nosotros. 
¿Podría describir los problemas de índole objetivo-subjetiva que afrontara durante el proceso de redacción y edición de ese impactante texto?
Fue un libro sumamente difícil de llevar a la letra impresa. Redactado en tiempo récord, y como es una recopilación, hubo que filtrar cada una de las historias hasta que quedaran como debían quedar.
La filosofía de ese volumen es que el huracán Sandy no fue solo su paso la madrugada del día 25 de octubre de 2012, sino también el asombro posterior de no saber por dónde empezar, los primeros brotes de la esperanza, las manos tendidas, el doloroso aprendizaje de la prevención y hasta el aliento poético-literario que nos legara.
También fue difícil, porque cada historia debía tener la capacidad innata de reproducir el resto de las historias, y cada fotografía debía resumir todas las imágenes posibles.
Por esas y otras muchas razones, devino un proceso de selección muy recio. Esa misma tensión emocional la compartieron, a la hora de hacer realidad ese sueño, la editora Lina González, así como la laureada artista Martha Mosquera, Premio Nacional de Diseño, quien encabezara el equipo de trabajo.
Recibimos el apoyo de las máximas autoridades de Santiago de Cuba, que enseguida percibieron la importancia que podía tener ese texto como testimonio colectivo, y el resultado ha sido un libro hermoso que todo el mundo quiere tener.
Lamentablemente, no ha podido llegar a más lectores, porque se trata de una edición especial. 
De las muchas anécdotas, vivencias y experiencias acumuladas en su archivo mnémico, ¿podría relatar alguna que le haya dejado una huella indeleble en la mente y en el alma?
Una joven de la playa Siboney, uno de los lugares más afectados, me llevó hasta donde estaba su casa, y yo, sinceramente, no veía nada, pero ¿dónde está tu casa? Y ella me repetía: «aquí, donde está usted parado». Fue un momento al borde del absurdo, pero yo no podía ver absolutamente nada, porque el meteoro se llevó hasta los cimientos de su casa.
Creo que el libro aprehende la magnitud del desastre, lo que, a veces, no sale en los medios o se pierde en la generalidad de las informaciones. 
Ahora, le ofrezco un espacio en blanco para que proyecte las emociones y los sentimientos que le desencadenaran, en la esfera afectivo-espiritual, los amargos sinsabores que padeciera durante la travesía de Sandy por la Ciudad Heroica.
Cuando vi a Santiago de Cuba, mi ciudad natal, caer en pleno siglo XIX después de unas horas, lloré amargamente. Los/as santiagueros/as no somos súper hombres ni súper mujeres, pero, aun en medio de la negrura más tremenda, siempre supe que saldríamos adelante. Y esa certeza La noche más larga… la quiere retener para siempre.

Editado por: Diana Fernández Fernández



De izquierda a derecha: Reinaldo Cedeño, Rolando Almirante y Julio Acanda en un taller sobre arte y periodismo en las sesiones teóricas del Concurso Caracol de la UNEAC. Sala Villena. La Habana.   

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

--Los rostros de Sandy—Palabras de presentación del libro La Noche Más larga por Eric Caraballoso
---Imágenes e historias impactantes en memorias de Sandy: Marlene Montoya  AIN-Agencia Cubana de Noticias


---La noche más larga: Misión Cumplida


---La noche más larga finalmente llegó—Santiago en mi-- por Noel Pérez


---La noche más larga: libro sobre huracán Sandy en Santiago de Cuba --- PRENSA LATINA Marta Cabrales


Presentan en Santiago de Cuba libro con memorias del huracán Sandy por Betty Beatón Periódico Trabajadores


Presentan libro de memorias del huracán Sandy en GRANMA por Eduardo Palomares


Presentan este jueves libro de memorias del huracán Sandy en Juventud Rebelde



domingo, 26 de octubre de 2014

CUANDO EL CORDERO AÚLLA…

-->

(Momento de entrega del Premio Alejo Carpentier al joven narrador cubano J.R. Fragela por su novela El cordero aúlla, En la imagen junto a uno de los jurados, Alberto Ajón)

Reinaldo CEDEÑO Pineda

A Javier Rabeiro Fragela, quien esquiva su nombre completo o acaso se cobija con sus iniciales al estilo anglosajón ―Herbert George Wells: H.G.Wells, o tal vez mas cercano aún, John Ronell Reuel Tolkien: J. R. Tolkien— lo conocí, no a través de las letras, sino desde la imagen: VISUALEER, la  singular propuesta de  Internet que asegura que existe otra forma de leer desde el audiovisual.

   Desde entonces, me propuse conocer quien estaba detrás de aquello. Ahora tengo en mis manos su libro El cordero aúlla (Editorial Letras Cubanas 2014). Primero, reparé en el título y este me hizo recordar mis estudios universitarios, especialmente la figura del oximoron: dos conceptos de signos opuestos en una misma expresión. Los corderos, naturalmente balan; no aúllan; pero es mejor no apresurarse antes de leer estas páginas.

   Un muchacho de 16 años, con cáncer de pulmón, enfrenta la vida que se le escapa en cualquier momento. Esta marcado por muertes anteriores, incluida la de su padre en un accidente. La muerte cabalga sobre él. La violencia le asoma por los poros.

Lo único seguro es que nunca había matado a nadie, pero las pulsaciones, las imágenes, el cosquilleo y la ansiedad lo perseguían. Era una sensación burbujeante, que le obligaba a cerrar los ojos y abrirlos de nuevo en el momento que su padre salió al patio para matar a una gallina (…).
El padre la tomó por el cuello y la hizo girar varias veces. La gallina, ya sin cabeza, saltó de un lado a otro con las alas separadas y el cuerpo sin albedrío. De momento parecía borracha, o pérdida. Un ser animado sin dirección lógica.
El destino había escapado de ella y ahora solo le quedaba esperar.
Aquello era todo (…)
Un final grande y pequeño a la vez.
Quizás por eso su padre reía. Contemplaba la muerte de la gallina y reía.
El muchacho deseó ese poder. Lo ambicionó. Adueñarse del momento en que la vida se transforma en muerte. Poseerlo.

Desde una ventana, agazapado en la penumbra, el muchacho observa a una mujer haciendo el amor, o mejor despeguémonos del eufemismo: haciendo el sexo. A la larga, será un juego donde uno querrá quemarse, y el otro, escapar; porque este es un libro sobre la vida y la muerte, sobre el odio y el amor, sobre la supervivencia y la obsesión. 

   Y como es un libro sobre la vida, repito, es irremediablemente también un libro sobre el sexo. Sexo solitario, compartido y múltiple; sin guiños, sin gratuidades a la obscenidad. El lenguaje arrastra con sus párrafos breves, sostenidos, férreos; a contrapelo de los conceptos y frases hechas, filosófico, con asociaciones de una trabajada originalidad, con giros inusitados que te vuelcan.

El marinero estuvo casado con una muchacha que encontró en la bahía. El entretenimiento de la muchacha había consistido en ver llegar y partir a los barcos. Le gustaba ver flotar tantas toneladas en el agua como si se tratase de un acto de magia. El sonido de las anclas  contra la marea. Las banderas intranquilas, en una promesa de libertad.
Ella misma parecía un barco. Zarpaba al pararse en la bahía. Acodada en el muro tenía la forma de un barco. Su cabeza era la cabina del capitán, sus pechos la proa (…)
Se casó con la muchacha sin pensar demasiado.
Luego tomó aire. Decidió lanzarse a fondo. Nadar hacia sitos inexplorados, con peces ciegos y monstruos sin forma. Bajar y bajar hasta descubrir lo que deseaba.
Pero en el fondo de la muchacha no existía nada para él.

Los diálogos son gotas; mejor, extractos. Nada sobra. Las descripciones han sido dejadas en el espinazo; pero tal vez  la cota máxima se encuentre en el trazado de las atmósferas Permítaseme decirlo con un préstamo de las artes plásticas: sobre el papel se adivina  la espátula más que el pincel; de ahí la sensación táctil de las letras, el relieve de los párrafos. 

   En el caso de J.R.Fragela ―nacido en un poblado con nombre literario, Sabanilla del Encomendador, 1978— no es difícil ejercer de oráculo. Galardonado en los Premios Farraluque de Literatura Erótica (2006), Ernest Hemingway (2007) y Luis Rogelio Nogueras de novela (2011), el autor entra con este libro por la puerta grande de la narrativa cubana actual, con una marca propia, minimalista, sacudidora.

  No sé cuales serían las otras propuestas para el Premio Alejo Carpentier de novela que mereció este libro; pero el jurado que integraron Aida Bahr Valcárcel, Alberto Ajón León y Michel Encinosa Fú, acertó. Voy a todo riesgo. 

  Una historia sencilla ―si es que hay sencillez en la brevedad de un grito—, contada desde una intensa voz interior, desde la sajadura. Una novela conmovedora sin estridencia; cruel o cínica a las veces; cinematográfica siempre; lírica y descarnada. Todo en la justa dosis, como un mosaico. 

     No contaré el final. No cometeré semejante sacrilegio, mas valga la advertencia: Los corderos también pueden aullar.

           
Sábado del Libro, Santiago de Cuba. Librería Amado Ramón Sánchez. Enramadas. 25 de octubre de 2014.