lunes, 25 de agosto de 2008

Cuba en Beijing 2008 (VI): Siempre queremos el oro, pero... (Beisbol y Voleibol)



Reinaldo Cedeño Pineda
escribanode@gmail.com

El deporte nacional, la pasión, la pelota. Ahí siempre queremos el oro… pero no siempre es posible ganar, aunque nos hayamos “acostumbrado” por las victorias reiteradas en los últimos años, aunque lo queremos con locura, aunque el beisbol corra por nuestra sangre cubana.

Hay que ser realistas. Cuando se pierde en buena lid, ante un equipo de elevada calidad como Corea del Sur (único invicto en el certamen), y cuando se cae por la mínima 3x2… luchando hasta el último out, ante un pitcher dominador… hay poco que reprochar. No fue que Cuba perdió el oro por un mal juego, es que Corea del Sur nos ganó.

(Si Yulieski Gurriel no hubiera bateado para doble play en el noveno, cuando estaban las bases llenas, otro hubiera sido el resultado…. ¿Se le debió sustituir y traer a un emergente?... Si no se hubiera caído el fly al principio del juego entre Paret, Yuliseki y Giorvis Duvergel… otro gallo cantaría? ¿Fue muy conservador el manager Antonio Pacheco o supo llevar bien el equipo?... ¿O fue el pitcheo coreano el que en realidad nos dominó, con el intransitable Ryu Hyunjin y el lanzador submarino del cierre? Son muchos los detalles que pudieran analizarse… mas el resultado es uno solo.



(“Ellos (los sudcoreanos) jugaron mejor y merecieron la victoria, nos enfrentamos a un pitcher excepcional, espero que eso se reconozca”, es la opinión del estrenado manager del equipo Cuba Antonio Pacheco y ganador varias veces del campeonato nacional con el equipo de Santiago de Cuba... ¿Usted qué dice?)

El equipo de la Mayor de las Antillas es el único que ha logrado estar en la final en los últimos cinco juegos olímpicos (3 de oro y 2 de plata). Es aval más que notable. Algunos olvidan que en el primer clásico mundial de beisbol, en Estados Unidos, precisamente el equipo de casa, el de las Grandes Ligas, se quedó fuera de las medallas. Y no por eso a nadie se le ocurrió cuestionar la calidad de estas, ni nadie habló de crisis en el beisbol norteamericano. Los reveses, y más uno tan reñido como este (ya en al discusión del oro) no pueden tomarse a la tremenda, ni hay que descalificar al contrario.

Cuba ganó juegos apretados, pero supo ganarlos. Las victorias fáciles, hay que dejarlas para la memoria. Vivimos otra época. El calendario era tremendo. El comienzo con Japón se ganó 4-2. Luego a Canadá 6-5, a Estados Unidos 5-4, a China Taipei 1-0 y se soltaron frente a Holanda 14-3. Con Sudcorea se cayó 4-7 y se vapuleó a China 16-1. A Estados Unidos se le ganó en semifinal 10 por dos.

El segundo puesto olímpico podrá generar análisis, han de hacerse, pero no estamos ni con mucho ante ninguna crisis, ni hay de que asustarse. Cuba demostró tener un gran equipo. Ojalá el resto de los deportes en Cuba tuvieran una liga, un campeonato nacional como “la pelota”.


(En el orden individual brilló el jardinero santiaguero Alexei Bell, líder de bateo en Beijing, con 520 de average (13 hits en 25 oportunidades) y el mejor en impulsadas, 13 carreras, y slugging 960 de promedio).


Entrevistado por la Tv y Prensa Latina, lo atribuyó a la buena preparación física y psicológica gracias a la labor del técnico Felipe Diez-Siré y del entrenador de bateo Orestes Kindelán, tanto con el equipo Santiago de Cuba como en la selección nacional, entre otros.

En el Campeonato Nacional ya había implantado récords de jonrones (33) y de empujadas (111) por lo que se perfila ya como el atleta del año en deportes colectivos en Cuba.

VOLEIBOL FEMENINO: La gran decepción




(Remata la cubana Yumilka Ruiz, capitana de la selección nacional de voleibol, una de las que mantuvo un rendimiento estable en Beijing 2008. Su prestigio la ha llevado a que fuera electa Miembro de la Comisión de Atletas del Comité Olímpico Internacional)


Lo de las morenas del Caribe es un capítulo negro en la brillante historia del voleibol femenino en Cuba.

En el 2007 obtuvieron un sonado triunfo sobre Brasil en la final panamericana. Habían tenido un año muy bueno, con triunfos en un torneo en los Emiratos Árabes, en Montreaux y un segundo puesto en el Gran Prix.

En Beijing, se mostraron excelentes en su grupo. Incluso, con un triunfo 3-2 sobre China (de protagonistas, las atacadoras auxiliares Rosir Calderón y Yumilka Ruiz, y los saques de Yanelis Santos con varios aces), tras haber perdido los dos primeros sets. Triunfo inicial 3-1 sobre Polonia. Triunfo categórico tres cero frente a Japón, Estados Unidos y Venezuela.

Al quedar primeras en su grupo, las criollas fueron con el cuarto equipo del otro, Servia e igualmente las blanquearon, superando una ansiedad inicial en la llamada “muerte súbita”.

Pero, al entrar en semifinales, “cambiaron” al equipo… se vio desconcentrado, errático y sin confianza.

Estados Unidos era el rival, pues había superado sorpresivamente 3-2 a las titulares del mundo, Italia. Una victoria a por el oro, una derrota a por el bronce… pero fue un partido jugado catastróficamente: 29 errores, recibo deficiente, bloqueo ausente, saque contra la red de, tal vez, la mejor sacadora del mundo, Yanelis Santos.

La falta de banco se hizo sentir, apenas hubo cambios. O los de siempre, Kenia Carcasés y Zoila Barros, que tampoco funcionaron. Ante esa debacle, el arma fundamental de Cuba, el ataque, apenas se pudo estructurar. Sólo Yumilka Ruiz mantuvo su ánimo.

El llanto y el desánimo se apoderaron de las morenas tras la derrota. Mireya Luis, Regla Torres y Ana Fidelia Quiot, glorias invitadas a los juegos, hablaron con ella, trataron de inyectarle ánimo… pero ya el mal estaba hecho… Y no se pudieron recuperar en su partido por el bronce frente a China.

Cuba perdió los dos partidos más importantes.

El bronce: Frente a las asiáticas (locales para hacer más complejo aún todo), mostraron destellos de buen juego en apenas un set. En el resto del partido afloraron las deficiencias: 32 fue el número de errores. Cuando se levantaba un poco, el mal recibo llegaba. Quedaron cuartas, tras perder 3 sets por uno.

Antonio Ñico Perdomo, el preparador principal en declaraciones a la TV cubana declaró: “llegamos a la final olímpica y eso ya es un mérito. Toda la culpa es mía, se prepararon físicamente, pero no supe prepararlas desde la mente. Dije que podía ubicarme del uno al seis, estuvimos entre los cuatro…. Pero nos quedamos cortos”.

La presión y la falta de preparación sicológica se comió a las cubanas. Fue una actuación decepcionante. Es una lección, una dura lección que aprender.

Yumilka Ruiz, preguntada por su retiro, afirmó: “posiblemente”. Será tremendo no verla jugar más.

Las brasileñas, por su parte, único equipo que no perdió nunca, se convirtieron en campeonas olímpicas frente a unas norteamericanas que se le plantaron.

El equipo necesitará un tiempo de recuperación para volver a ganar confianza, y corregir los errores detectados. Calidad tienen para ello, estoy seguro, a la par que ha de trabajarse más con las reservas.
VER SERIE COMPLETA “Cuba en Beijing 2008”:

---CUBA en Beijing 2008 (I) 24 medallas olímpicas y una urgente reflexión
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/08/cuba-en-beijing-2008-i-24-medallas_25.html

---Cuba en Beijing 2008 (II) Entre despojos y hazañas (boxeo y judo)
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/08/cuba-en-beijing-2008-ii-deportes-de.html

---CUBA en BEIJING 2008: (III) Un título y varias deudas (lucha y taek won do)
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/08/cuba-en-beijing-2008-iii-un-ttulo-y.html

---Cuba en BEIJING (IV): Atletismo: Dayron Robles y Co.
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/08/cuba-en-beijing-iv-atletismo-dayron.html

---CUBA en BEIJING 2008: (V) Las Medallas de la consagración (Ciclismo y tiro deportivo)
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/08/cuba-en-beijing-2008-v-las-medallas-de.html

---Cuba en Beijing 2008 (VI): Siempre queremos el oro, pero…. (béisbol y voleibol)
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/08/cuba-en-beijing-2008-vi-siempre.html

---Cuba en BEIJING (VII y final) OTROS DEPORTES http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/08/una-de-las-actuaciones-ms-comentadas-ha.html