lunes, 25 de agosto de 2008

CUBA en BEIJING 2008: (VII y final) OTROS DEPORTES (T. arco, pesas, clavados, voli playa, remos, canotaje, natación, pentalón, esgrima /reflexión fin)


(Una de las actuaciones más comentadas ha sido la del experimentado arquero Juan Carlos Stevens, santiaguero por más señas, el Robin Hood cubano. A sus cuarenta años, en un deporte longevo, demostró que el boleto ganado a Beijing no era simbólico. Quedó a un disparo de discutir las medallas, y terminó quinto en una actuación fuera del cálculo más optimista. Por el camino dejó tirado a destacadísimos exponentes de ese deporte de países de larga tradición. Hay un antes y un después para el tiro con arco cubano después de Beijing)

REINALDO CEDEÑO PINEDA //// Stevens aseguró que ese resultado y el de los Panamericanos 2007 (Stevens y Adrián Puente, también cubano discutieron el oro individual) se debe a la compra de los implementos más modernos, por largo tiempo ausentes en ese deporte. Es otro deporte caro.

Para el tiro con arco cubano, hay un antes y un después en la historia de ese deporte en Beijing.

Por su parte, en el clavado, se manejaba la posibilidad de conseguir la primera medalla olímpica. Había que lucharla, mas parecía factible.

El experimentado Jorge Betancourt y el bisoño Jorge Luis Pupo no llegaron a la final de trampolín de tres metros. El plataformista Jenkler Aguirre, mostró en general buenos desempeños y estuvo a un paso de calificarse para la final individual. No “tenía nombre” y eso “le costó” menos evaluaciones de las merecidas y más deducciones en sus clavados menos perfectos. Es un muchacho de mucho futuro, el relevo natural de Guerra.

La medalla se intentó en el clavado sincronizado, con Eric Fornaris y José Antonio Guerra desde la plataforma… pero ni un solo salto ejecutado estuvo exento de errores y, en consecuencia, la puntuación fue baja.

Guerra estuvo mucho mejor en la final de plataforma. En la mitad de la competencia se colocó segundo, pero siempre le ha pasado últimamente: sobrevino la desconcentración en uno de sus saltos decisivos. Y ahí se le fue la medalla, independientemente de la severidad de las penalizaciones y de que a su último salto, excelente, se le escamotearon puntuaciones. Guerra terminó quinto. Uno de los buenos, el mexicano Rommel Pacheco, no estuvo a su altura.

Los chinos fueron categóricos a lo largo del torneo de clavados, pero los jueces fueron harto generosos.

VOLI de Playa: Por primera vez dos parejas

Por primera vez Cuba pudo llevar a dos parejas del voli playero. Las experimentadas Dalixia Fernández y Tamara Larrea, que otra vez como en Atenas y en Sydney quedaron novenas. Dos victorias frente a Noruega y Japón y un revés en su grupo. Clasificaron y perdieron frente a las norteamericanas por avanzar más. Creo que es una buena poareja, pero el pensamiento táctico no ha variadao desde la primera vez que las ví. Mucho uso de al fuerza, del remate fuerte, y menos del engaño y de buscar el espacio. Creo que ya están al borde del retiro.

Sin embargo, por fin pude disfrutar de la otra pareja, la de Milagros Crespo e Imara Estévez. Quedaron en peor sitio, pero son su relevo natural, Su juego es mucho mejor en la variabilidad y tal vez lleguen más lejos en al próxima cita olímpica. Perdieron un partido frente a una pareja de Estados Unidos 1sets a dos que merecieron ganar. Superaron a las chicas de Holanda y también cayeron frente a Alemania, y no pudieron salir de su grupo.

No obstante, ambas parejas dejaron una grata impresión y jugaron sin complejos en al arena olímpica.

LEVANTAMIENTO DE PESAS: Siempre entre los seis primeros


(Yordanis Borrero de los 69 kilogramos, con su cuarto puesto, resultó lo mejor de las pesas cubans, un deporte que mantuvoa todos sus hombres entre los seis primeros de la cita olímpica)


Los levantadores de pesas cubanos, con equipo completo, no ganaron al menos una medalla como era el propósito; pero se comportaron a buena altura. Y es integralmente una de las mejores actuaciones por deportes en Beijing.

Los “designados” para ese resultado eran Sergio Álvarez (52 kg) y El “Gato”, Yoandris Hernández en los 94 kilogramos… pero se quedaron cortos. El pequeño Sergio (272: 120-152) terminó en el sexto puesto y sólo pudo hacer dos levantamientos en toda la competencia puesto. El Gato con 393 (178-215) terminó quinto.

Una Olimpiada es muy diferente a un Mundial. Allí se premian los ejercicios aparte, y aquí sólo el total. Las medallas cubanas en los últimos mundiales han sido por modalidades., pero aquí era precisa la integralidad.

El mejor de todos resultó Yordanis Borrero de los 69 kilogramos que con 328 de biatlón se quedó a un paso de las preseas. Muy bien compitió Jadiel Valladares en los 85 kg con 372 (169-203) para un quinto lugar final. Lázaro Maikel Ruiz, sexto con 294 en los 62 kg, igual puesto que Iván Cambar en 77 (353).

Fue una competencia durísima dominada mayormente por los asiáticos y los representantes de las ex repúblicas soviéticas. Los chinos estuvieron a gran altura.

A Cuba sigue quedándole la deuda de las pesas femeninas.

REMO: Un bote a finales

El remo cubano volvió a una final A después de Barcelona 1992. Estar entre los mejores del planeta es gratificante, aunque no venga una medalla. Ese honor tocó a Eider Batista y Yunior Santos en el doble scull ligero. Una vez allí quedaron sextos.

A la final B llegaron el doble Scull ligero (f) deYaima Velázquez-Ismaray Marrero (sextas en esa competición, 12 general) y el 4 Scull sin timonel (m) con Yuleidys Cascaret-Angel Founier-Janier Concepción-Yoennis Hernández, en idéntica posición. La veterana singlista Mayra González compitió en la final C, y acabó en el décimo quinto puesto.

CANOTAJE: Un naufragio

Lo mejor del canotaje fue el ascenso al final de Aldo Pruna en el C-1 a 1000 metros. Luchado e inesperado. Una vez en la final no pasó del noveno puesto.

Una medalla era el propósito de la dupla de Serguei Torres y Karel Aguilar, quienes habían negociado preseas en las últimas citas mundiales. En Beijing no pudieron pasar del noveno puesto, última plaza de la final.

Un verdadero naufragio.

Esgrima, natación y pentalón moderno

En otros deportes se ganó el boleto, y era esa ya la actuación sobresaliente.

La floretista Misleidis Compañy y la sablista Maylín González eran la s únicas clasificadas olímpicas por Cuba.

Por debajo en el ranking, debieron enfrentar en sus primeros compromisos a las más destacadas. Tal fue el caso de Maylín que ganó su primer combate y luego le tocó enfrentar a Sara Jacobson, la reconocida norteamericana. Cayó con las botas puestas, 15 a 11. Misleidis cayó en el primero de sus combates.

Ese deporte ha involucionado de una forma preocupante en sus resultados, y dejó ya la vanguardia de Centroamérica y del continente que mantuvo por varios años. El déficit de armas desde la base es una de las causas.



(En el pentalón moderno (un deporte cuasi desconocido en nuestros predios donde se compite en natación, esgrima, tiro deportivo, equitación y carreras), el joven Yaniel Velásquez, primer medallista panamericano cubano en ese deporte (una increíble plata en Río de Janeiro 2007), posibilitó que por vez primera en la historia olímpica un cubano compitiera en la pentalón moderno. Ese fue su gran triunfo).

Una vez en Beijing lo hizo lo mejor posible. Su décimo quinto lugar entre 36 que llegaron al final, puede catalogarse de un resultado muy alentador, teniendo en cuenta su poca experiencia y la escasa tradición de ese deporte en la Isla. Hasta donde tengo reportes el cubanito se había obtenido en la media: 1 164 puntos en natación (lugar 36), 1 144 en tiro (lugar 10), 832 en esgrima (lugar 13) y 1 028 en equitación (lugar 20) y onceno en carreras (3000 metros) con 1124 puntos: 5292 puntos.

Es más me atrevo a decir que gracias a él, el pentalón moderno en Cuba entró en su mayoría de edad. Sin olvidar a Katia Rodríguez, cuarta en los Juegos Panamericanos de Santo Domingo 2003 y continuadora en varios eventos.

Natación: La esperanza Medel y un wild card para Heysi Villarreal

Participación modesta. Tales son los casos del joven Pedro Medel, quien consiguió la marca mínima en los 200 metros espalda, y de la más experimentada Heisy Villarreal, quien recibió una invitación (wild card) de la Federación.

“Contagiados” por las marcas fenomenales logradas en el Cubo de Agua chino, también mejoraron la suyas, aunque el entorno internacional vaya quedando lejos.

El primero se presenta como el más importante talento de las piletas en la Isla, y su participación aquí se suma a la del Campeonato Mundial Juvenil.de natación en Monterry, México, este propio año.

A sus 17 años recién cumplidos, Medel se presentó en su heat eliminatorio, y llegó segundo con marca personal para los 200 metros espalda de 2.01.32, con lo que rebajó en más de dos segundos su anterior tope personal de 2.03.62.

Aunque el registro de Cuba lo ostenta Rodolfo Falcón, por debajo de los dos minutos, poco a poco el cubano se va acercando a esa barrera, y ojalá sea un buen augurio para que Cuba despierte dentro de las piscinas.

Por su parte, la Villarreal, plurimedallista en la Olimpiada del Deporte Cubano (evento que cada dos años Cuba desarrolla con su talento deportivo dividido en tres grandes equipos y con una creciente invitación internacional) hizo lo suyo en los 200 metros libres.

Su marca anterior de de 2:05.68 minutos fue llevada en Beijing hasta 2.03.23 récord nacional y cuarta de su heat eliminatorio ganada por la ucraniana Natalia Khudyakova (2:02.27). Muy poco para pensar en algún resultado.

Una reflexión final

En general, se impone un análisis.

Hay que revisar la preparación, y sobre todo, el aspecto sicológico, no menos importante que la técnica y la táctica.

En Beijing se unieron varios factores para este lugar vigésimo octavo de Cuba: en primer lugar, actuaciones por debajo de lo esperado. Luego, el arbitraje hostil y hasta corrupto en el boxeo y el judo que privó a Cuba de, al menos, dos claras medallas de oro (Emilio Correa y Yalegnis Castillo); pero incluso alcanzándolas nos hubiéramos quedado por debajo.

También estuvieron las deserciones de al menos, siete posibles medallistas y titulares (boxeo, judo y lucha); y por último, el altísimo nivel de la competencia que “convirtió” en subtítulos algunos pronósticos de oro.

El vigésimo octavo puesto no es el lugar de Cuba en el concierto del deporte mundial, aunque ha de reconocerse que existe una mayor paridad, y una exigencia mayor.

Es necesaria además una mayor objetividad en la narración deportiva cubana, acorde con estas realidades.

Beijing 2008 es una lección para Cuba. Y seguramente, un acicate. Estoy seguro.

VER SERIE COMPLETA “Cuba en Beijing 2008”:

---CUBA en Beijing 2008 (I) 24 medallas olímpicas y una urgente reflexión
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/08/cuba-en-beijing-2008-i-24-medallas_25.html

---Cuba en Beijing 2008 (II) Entre despojos y hazañas (boxeo y judo)
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/08/cuba-en-beijing-2008-ii-deportes-de.html

---CUBA en BEIJING 2008: (III) Un título y varias deudas (lucha y taek won do)
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/08/cuba-en-beijing-2008-iii-un-ttulo-y.html

---Cuba en BEIJING (IV): Atletismo: Dayron Robles y Co.
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/08/cuba-en-beijing-iv-atletismo-dayron.html

---CUBA en BEIJING 2008: (V) Las Medallas de la consagración (Ciclismo y tiro deportivo)
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/08/cuba-en-beijing-2008-v-las-medallas-de.html

---Cuba en Beijing 2008 (VI): Siempre queremos el oro, pero…. (béisbol y voleibol)
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/08/cuba-en-beijing-2008-vi-siempre.html

---Cuba en BEIJING (VII y final) OTROS DEPORTES http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/08/una-de-las-actuaciones-ms-comentadas-ha.html