miércoles, 6 de agosto de 2008

Habla un HIBAKUSHA



"¿Por qué han parado la alarma si todavía puedo ver el avión que nos ataca en el cielo?, me pregunté cuando las sirenas dejaron de sonar sobre Hiroshima… Estaba esperando la llegada del tren en el andén de la estación de Yano cuando sentí que mis órganos internos empezaban a temblar y estaban a punto de explotar. El cielo pasó del color azul al amarillo y después al rojo…"

Es el testimonio de un hibakusha o sobreviviente de los ataques nucleares.

"Durante muchos años traté de ocultar que era una víctima del ataque nuclear; supongo que tenía miedo a ser rechazada. Ni siquiera mi hija lo supo hasta que la aparición de un cáncer y mis posteriores problemas de salud hicieron imposible esconder la verdad por más tiempo.

"Me casé y tuve una hija que nació completamente sana a pesar de mis temores. Nunca imaginé que el problema vendría más tarde, cuando nació mi primer nieto. Sufrió graves deformaciones y me sentí culpable. Después vino el segundo, también con problemas, y el mundo se derrumbó para mí"… cuenta otra.

Así lo publica el blog japonés ATARIMAE

La bomba atómica, que fue lanzada sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945 mató al menos a 140.000 personas. El 9 de agosto los estadounidenses lanzaron una segunda bomba sobre la ciudad de Nagasaki. Murieron unas 70.000 personas.

Décadas después de Hiroshima, miles de personas siguen muriendo a consecuencia de efectos de la radiación nuclear, como leucemia o distintas formas de cáncer.

Actualmente el número total de víctimas sobrepasa las 242.000 personas.

Esos momentos terribles jamás se han podido olvidar.

VER otros TESTIMONIOS DE HIBAKUSHA:
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/01/hablan-los-hibakusha-o-sobrevivientes.html