domingo, 17 de agosto de 2008

Beijing 2008: ALGUIEN VOLÓ SOBRE EL NIDO DEL PÁJARO



JULIO FONTÁN
(ESPECIAL desde España)

(Un récord mundial los 100 metros lisos con fecha de caducidad)

La fecha del 16 de agosto de 2008 pasará pronto al recuerdo a pesar de lo acontecido en la tarde de hoy. Esto se fundamenta en la temporalidad de un récord mundial, que a pesar de estar todavía iluminando el electrónico del estadio, le queda poco, muy poco tiempo.

A pesar de esto, lo que nadie podrá negar es el histórico momento que tuvieron la suerte de vivir en directo los más de 90.000 aficionados presentes. En el mismo instante, y a través de la señal televisiva, una millonaria audiencia de aficionados o no al deporte rey, pudo seguir desde todos los rincones del planeta los 100 metros lisos más rápidos de la historia.

Algo grande pasó en las pistas del Estadio Nacional de Pekín. Algo muy grande, de 1,96 de estatura, con más de 85 kilos peso. Unos datos descomunales para el velocista más rápido nunca visto. Ese no es otro que el jamaicano Usain Bolt.

Un chaval que sin haber cumplido los 22 años se permitió el lujo de alcanzar el cielo de una final olímpica mirando a la grada, abriendo sus enormes brazos desafiando al viento, golpeándose el pecho donde rezaba el nombre de su Jamaica natal, y todo esto mientras se dejaba llevar en los últimos veinte metros de una recta de cien que recorrería en nueve segundos y sesenta y nueve décimas.

Pronosticó que el oro valdría menos de 9.70, sabía el motivo. Se clasificó con una solvencia pasmosa, fue muy superior. En las semifinales cayeron los previsibles integrantes de la final soñada a excepción de su compatriota Asafa Powell, más valía una retirada a tiempo que un ensañamiento público. Con Tyson Gay y Francis Obikwelu fuera del duelo la final parecía haber perdido todo aliciente para poder ajustar el crono. Craso error.

El jovencito jamaicano que dijo “No” a las mejores universidades americanas por quedarse en su pequeño paraíso del Caribe, besó el oro forjado en el fuego de Hera, coronándose de laurel en uno de los países más grandes de la tierra.

Un nuevo récord del mundo que de momento se ha fijado en 9.69, contaremos los días que este prodigio de la naturaleza vuelva a rebajar esta cifra.

Alguien voló sobre el nido del pájaro, y ese no fue otro que Usain Bolt.

Fotografía: Tomada de / http://www.huffingtonpost.com/