viernes, 7 de agosto de 2015

Centro Cultural Pedro Meurice: Peña Literaria Página Abierta y Premiaciones del Minerva 2015 cierran el mes de julio



     
Peña Página Abierta, esta vez en el atrio de la catedral  santiaguera
      
Dr. C. Giraldo Setién Álvarez 

El pasado viernes 31 de julio, cansados por el ajetreo de la semana y de la cotidianidad, y llegando al fin de semana, un numeroso grupo de participantes habituales, otros ávidos de conocer los resultados del certamen en el que habían participado, además de un magnífico talento artístico, se encontraron en el atrio de la remozada Catedral santiaguera para disfrutar de la celebración de la Peña Literaria Página Abierta.


El interesante espacio que auspicia el Centro Cultural y de Información-Biblioteca Mons. Pedro Claro Meurice Estíu, tiene lugar el  último viernes de cada mes y está bajo la conducción y dirección del periodista y escritor, Reinaldo Cedeño Pineda, Vicepresidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en Santiago de Cuba. Esta magistral cita ha ido ganando adeptos y cada mes unas 120 personas se encuentran para saborear los libros y la lectura, el arte y las letras, además de las ilustres personalidades que el Centro Cultural se ha preciado de recibir en este espacio.


El doctor Giraldo Setién agasaja en la Peña Página Abierta a la popular conductora Leticia Rodríguez 

Pero esta vez, la “Peña de Cedeño” ―como muchos la conocen―, vistió sus mejores galas para la entrega de la Distinción de Invitado Ilustre, que otorga el Centro Cultural a personalidades santiagueras y cubanas por sus aportes al crecimiento cultural de la institución, de la ciudad y del país. En esta ocasión fue entregada a la Dra. C. Olga Portuondo Zúñiga, Historiadora de la Ciudad de Santiago de Cuba; a la MSc. Xiomara Sánchez Wood, directora de la Escuela de Música Lauro Fuentes y a la locutora de la televisión cubana, Leticia Rodríguez Martínez. En los tres casos creo que sobran las palabras, pues son personas profesionalísimas, que dedican su vida entera a hacer brillar la ciudad de Santiago de Cuba en los más disimiles escenarios y nuestra ciudad se honra de tener hijas tan ilustres; además han sido personas incondicionales en su colaboración con el Centro Cultural.


Pero aun hay más, llegó el ansiado momento para revelar los resultados del Concurso Minerva 2015, que convoca el Centro Cultural y que esta vez estuvo dedicado a los 500 años de la fundación de la otrora villa de Santiago de Cuba. Es un concurso singular en el que a través de preguntas y respuestas, esta vez fueron veinte. Las personas crecen en conocimientos, se curten como investigadores y aportan al acervo cultural del centro y de la ciudad, por ello es que las 218 personas allí reunidas anhelaban vivir el acontecimiento.


Primero fueron entregados los premios colaterales, pues algunas instituciones de la ciudad acogieron con beneplácito la iniciativa de la Biblioteca Meurice ―como algunos también le llaman al Centro―, para reconocer el esfuerzo de aquellos que sin lugar a dudas realizaron una encomiable labor para llegar a la feliz culminación del concurso. En esta ocasión entregaron premios colaterales: la Dirección Provincial de Cultura, la Editorial Oriente, El Centro Cultural y de Animación Misionera San Antonio María Claret, la UNEAC y sus Ediciones Caserón, el Centro de Estudios Antonio Maceo y la Oficina del Conservador de la Ciudad, que en esta cita además de un premio colateral reconoció a las dos personas de más edad que participaron del concurso. 


Hubo euforia y mucha alegría con la entrega de premios, que correspondieron a la Lic. Rosa María Panadero, recién graduada de Periodismo, con el segundo lugar y a la MSc Nayra Matilde Simonó Veranes, trabajadora del Centro de Información de la Oficina del Conservador de la Ciudad y profesora del Centro Cultural Pedro Meurice, quien se alzó con el primer lugar, para beneplácito suyo, de sus familiares y de todos los presentes, que la aplaudieron y agasajaron por tan merecido triunfo, pues como se expresa en el Acta del Jurado, su trabajo se distinguió por su limpieza, claridad, valoraciones y excelente nivel argumentativo. Fue entregada además una mención, dejando el Jurado el tercer premio desierto, por su decisión inapelable.


Los trabajos pasan a los fondos bibliográficos de la Biblioteca del Centro Cultural y el Jurado enfrenta ahora la gran encomienda de trabajar el contenido, incrementar las preguntas y seleccionar información, con vistas a la publicación de un libro que con el sello de la Editorial Oriente, prevemos se publique.


Si bien los participantes merecen todas las loas por su esfuerzo, también hay que reconocer la actuación del Jurado, que para este certamen estuvo integrado por el Dr. C. Giraldo Setién Alvarez, Director del Centro Cultural y Presidente; la Dra. C. Aida de la Caridad Morales Tejeda, de la Oficina del Conservador de la Ciudad, quien se desempeñó como Vice Presidenta; el MSc Reinaldo Cedeño Pineda, Secretario; la Lic. María Caridad López, por la Oficina de Medios de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Santiago de Cuba; la MSc Xiomara Sánchez Wood, de la Escuela de Música Lauro Fuentes; la MSc Aimara, Directora de la Editorial Oriente; el MSc Juan Manuel Reyes, de la Oficina de la Historiadora de la Ciudad y la MSc Bárbara Argüelles, del Centro de Estudios Antonio Maceo. Fue muy emotivo para todos los que participaron, cuando se dio lectura a una síntesis del curriculum de cada miembro del Jurado, para que los presentes conocieran de su trayectoria profesional. 



 Miriam y Javier, dos de los integrantes de un excelente colectivo de trabajo y apoyo del Centro Cultural Pedro Meurice
Como en todos los eventos y actividades, hay héroes anónimos a los que en un momento es necesario revelar y agradecerles sus desvelos y preocupaciones y es por ello que es justo mencionar a Miriam Morales Villalón, Sub Directora del Centro Cultural, que fue quien hizo posible que ese día se pudieran realizar las premiaciones del concurso y más allá, me atrevería a afirmar que gracias a ella, en gran media se pudo realizar  la evaluación, sirviendo de nexo entre el Centro y el Jurado, cabe destacar los nombres de Katherine, Judith, Denis, Javier, Cristina, Olga Orúe, entre otros, directivos y trabajadores del Centro que apostaron por el concurso y fueron muy entregados en toda la organización.




No puede dejarse de mencionar la participación del Orfeón Santiago, que interpretó excelentes obras del repertorio santiaguero. Asimismo, de la poetisa cubano-argentina Juanita Pochet, del cronista Eric Caraballoso, el trovador Renier Fernández  y de la actriz Karina Portelles, todos regalos para la ocasión.

VER LAS IMÁGENES DE LA PEÑA PÁGINA ABIERTA