viernes, 8 de febrero de 2008

Cuba Voleibol: EL SUEÑO ROTO DE MAIKEL SÁNCHEZ



A los 22 años se va una estrella naciente…

Reinaldo Cedeño Pineda

Maikel Sánchez, o “el ruso” como todos le decían por su ascendencia materna, no podrá jugar más voleibol.

Escucho consternado, y casi no creo la noticia: la noticia maldita.

¿Ya no te veremos más elevarte en tu anatomía de más de dos metros (2.06) y pegarle endiabladamente a la pelota?.

¿Ya no veremos más tu coraje frente a equipos de mayor experiencia?.

¿Ya no veremos más alegre tu cara de niño grande?

Quiero decirte ahora mismo, que estoy contigo.

Su lesión de los Juegos Panamericanos de Río De Janeiro 2007 lo ha inhabilitado para siempre en el voleibol.

Medio adormilado aún, prendí este 8 de febrero, el programa “Haciendo Radio” de la emisora Radio Rebelde y escuché la conclusión de una junta médica presidida por el ortopédico Rodrigo Álvarez Cambras.

"Después de evaluar los aspectos clínicos e interpretación de los resultados de los estudios complementarios (radiografías, TAC, RMN), se concluye que, a pesar del tratamiento conservador realizado, las fracturas no han consolidado y por tanto existe inestabilidad de la columna lumbo-sacra", precisó el equipo de especialistas.

DESERCIONES Y RENUEVOS

El equipo cubano de voleibol se ha visto marcado por las deserciones.

En el 2003, fue toda una generación: Ihosvany Hernández, Leonel Marshall, Angel Dennis, Alexis Battle, Ramón Gato y Osvaldo Hernández, mucho de los cuales juegan hoy en la liga italiana.

Eso obligó a “armar” un equipo, mirar a las filas juveniles, con antelación. Pero la cantera era buena:

Allí estaba Maikel Sánchez que fue uno de los líderes del equipo junto a Osmany Juantorena, Roberlandy Simón y Oriol Camejo, colectivo de “gigantes” con el que Cuba regresó al podio de los Mundiales Juveniles (bronce) en el certamen de la India en el 2005.

Así, poco a poco, estos juveniles con grandes condiciones físicas fueron escalando posiciones; pero a mediados del 2007, también se fueron Yasser Portuondo y Raidel Poey.

Pese a todo, Cuba siguió en el podio de América… mas perdió la hegemonía del área centroamericana (plata en Cartagena de Indias 2006 tras caer frente a Puerto Rico) y bajó en la panamericana (un luchado bronce vs. Venezuela en Río 2007 frente a la plata de Santo Domingo 2003)

En la Liga Mundial, logró algunas victorias contra equipos grandes. Y perdió otros juegos casi ganados.

La inexperiencia les jugó una mala pasada.

Ahora, se suman el retiro de Pavel Pimienta y la retirada forzosa de Maikel.

Ya sin ellos, en el NORCECA de Caguas, la última gran competencia, Cuba consiguió el bronce ante Canadá en un desquite, pues habían perdido en la ronda inicial.

Se cayó en la semifinal frente a Estados Unidos; pero los marcadores adversos 22-25, 25-27, 25-18 demuestran que se luchó, que TALENTO HAY Y QUE SE SEGUIRÁ LUCHANDO.

Los baluartes del “nuevo equipo” fueron Simón (ahora capitán por Pimienta) así como Raydel Corrales, Rolando Jurquín y Henry Bell.

Habrá que buscar DE NUEVO el team work y el trabajo en equipo.

Y lucharán su pase a Beijing en el preolímpico mundial. Arduo trabajo para el DT Orlando Samuell y sus muchachos.

Maikel Sánchez deberá mirar los toros desde la barrera.

Más que un duro golpe para la selección cubana de voleibol, es el sueño trunco de un jugador que ya se había convertido en el más espectacular del más reciente voli cubano

Valor, campeón…

Rasga la neblina del momento, que hay muchos sueños por delante.