viernes, 7 de junio de 2013

De MEMORIAS y NAUFRAGIOS




(EL TRIBUNAL: Reinaldo Cedeño Pineda, Ileana Navarro Pupo y Daynet Castañeda Rodríguez. EL DIPLOMANTE: Dayron Chang Arranz/  Teatro estudio de la emisora CMKC en Santiago de Cuba)

TEXTO/ Reinaldo Cedeño Pineda

Fotos: Cortesía de Eduardo Pinto 

Es la primera vez que escribo de la defensa de un trabajo de diploma. De Periodismo. Universidad de Oriente, Santiago de Cuba.

El trabajo se llamaba SONIDOS DE CIUDAD. Lo defendió Dayron Chang Arranz. Trataba de reconstruir la brillante historia de la Cadena Oriental de Radio que animó los hogares, la cultura y la sociedad de esta parte del país hasta mediados de los años cincuenta.

Algunos podrán mirarla por encima del hombro, pero la radio está ahí: siempre fiel, imbatible, soñadora.  Su talón de Aquiles es la orfandad de memoria. Y la falta de estrategia para recuperarla.

Por eso, una investigación de calibre como esta, que acude a testimonios de primera magnitud   (Yolanda Pujols, Salvador Word, Celina González, Luis Carbonell…), que reconstruye atmósferas (con la participación destacada de Santiago Carnago), que calibra la evocación de una ciudad (corporizada brillantemente por la locutora Kenia Campuzano) nos devuelve la esperanza.

Lo mejor es que se trata de la memoria de la radio desde la radio misma.

El tutor fue el profesor Víctor Hugo Leyva Sojo.  Lo conozco desde mis tiempos de estudiante de periodismo. A él y a su carismática hermana. Me invitó a formar parte del tribunal que presidió Ileana Navarro, locutora y directora de la emisora CMKC y la profesora universitaria Daynet Castañeda. Y no tengo como agradecérselo.

El oponente, mi colega Eric Caraballoso hace las preguntas de rigor; pero declara que, en realidad, no puede oponerse.

Pude escuchar la serie documental SONIDOS DE CIUDAD. Dayron fue arriesgado en tomar un género tan difícil. Oí tocar la campana a la concursante musical que no entonó como debía, los dramatizados, los comerciales, el humor, la crónica. Un viaje al pasado, con el arte del presente. Me quedo con deseos de más. No solo yo.

El acto de defensa siempre me ha parecido un formalismo, pero este fue un regalo, más bien un regalazo.

Un lustro resumido en un momento. La nota esperada. La recomendación de que la serie se radie. Las emociones desatadas, los abrazos. Dichosos lo que pueden recibir el abrazo de una madre. Dichoso el que tiene un amigo.

Un abrazo puede más que un discurso.

El tutor le entrega un mensaje de vida al diplomante que “podrá tener la certeza de recurrir a una isla donde apaciguar esa interminable condición de náufrago”.

Es 6 de junio de 2013. En los estudios de CMKC. En Santiago de Cuba.   



(Daynet, Eric Caraballoso, EL OPONENT; Ileana Navarro, Dayron, EL DIPLOMANTE y su tutor Víctor Hugo)