jueves, 9 de enero de 2014

Gana trovador José Aquiles, CONCURSO por 500 años de Trinidad



Reinaldo Cedeño Pineda

El trovador santiaguero José Aquiles se adjudicó el Gran Premio del concurso de canciones por los 500 años de Trinidad, ciudad ubicada en la región central cubana y declarada junto al Valle de los Ingenios, Patrimonio de la Humanidad en 1988. 

El tema “Santa Trinidad”, defendido de manera brillante por Grisel Gómez, evoca con el habitual lirismo de su autor, la arquitectura, la historia y la belleza de la villa.

La canción fue distinguida entre 15 obras finalistas, por un jurado encabezado por el maestro Rey Montesinos, e integrado además por la musicóloga Alicia Valdés, el trovador Gerardo Aldana, el compositor Manuel Borroto y la poeta Anisley Mirás.

El primer premio fue concedido a “Cerca del monte y el mar” (letra y música de José Ferrer e interpretación del Dúo Escambray), mientras “A Trinidad” (René Alberto Rodríguez) y “Remembranza” (Lourdes Soler) merecieron el segundo y tercer puesto, respectivamente. 

José Aquiles Virelles Rodríguez (Santiago de Cuba, 1957) ha sido galardonado varias veces en el Concurso de Música Cubana Adolfo Guzmán, declarado compositor del año en el Cubadisco 2011, y doce meses después, fue uno de los ganadores del Premio Mundial de Poesía Nósside, con un tema dedicado a Adela Legrá, mítica intérprete de la cinta Lucía.  Asimismo, protagoniza los primeros sábados de cada mes, la Peña del Menú en el Centro Cultural Francisco Prat Puig de su ciudad natal.

SANTA TRINIDAD

(Letra y música: José Aquiles)

Anda corazón, ponle a tu pecho
flores por tus tantas primaveras,
llegan por tus lomas la nostalgia
manantiales de versos del que ya nunca te alejas.

Hoy tu corazón, tu lozanía
ríen al clamor de tus quimeras
fuiste la razón de las primeras
en sembrar una huella al colibrí por donde quiera.

Santa Trinidad en tus colores
llevas la luz de tu sonrisa
un manojo tierno de canciones
y una historia que cuenta tus amores.

Santa Trinidad por tus dolores
hicimos un sitial en pleno monte
donde cada día el sinsonte
canta, juega y regala su melodía.

*Canta, Santa Trinidad de mis amores
píntame el recuerdo con tus soles
llena de ternuras y de encantos tus balcones.

Canta, Santa Trinidad de mis  pasiones
ponle a esta guitarra un acorde con tu voz
y cuéntales por qué de tus razones. (Repite desde *).


ARTÍCULOS RELACIONADOS


---Peña de José Aquiles, un periodista sentado bajo las luces

----José Aquiles. El trovador de una ciudad

Gana Trovador cubano José Aquiles, Premio Mundial de Poesía Nósside