viernes, 21 de marzo de 2014

Santiago de Cuba / Entregados los premios GLORIA CUADRAS en acto por el Día de la Prensa



Texto y foto Miguel Noa Menéndez

El 2013 significó un año de intenso trabajo para los periodistas santiagueros que vieron reconocida su labor este 19 de marzo durante la entrega de los premios Gloria Cuadras en el cabaret Son Caney, ubicado muy cerca de la carretera que lleva al poblado de los mangos más sabrosos de la región.

En este momento especial para los profesionales de la prensa en Santiago estuvo presente Lázaro Expósito Canto, miembro del Comité Central del Partido y primer secretario en la provincia, quien recibió de manos del periodista Reinaldo Cedeño Pineda el proyecto del libro "La noche más larga" con las memorias del paso del huracán Sandy por la ciudad y el esfuerzo de los santiagueros en las labores de recuperación.

En la apertura del acto,  Lourdes Palau Vázquez, presidenta de la UPEC en la provincia, expresó: "...sabemos que el camino de la prensa ante los nuevos retos que enfrenta el país y el mundo es grande, debemos seguir esforzándonos para parecernos más a la realidad circundante y defender nuestros sueños...".

Durante la fiesta de los periodistas en Santiago se reconocieron con el premio Gloria Cuadras a Olga Thaureaux, directora del periódico Sierra Maestra, en prensa escrita;  Bárbara Bolerí Izquierdo de la emisora Radio Mambí en radio;  José Roberto Loo Vázquez en prensa digital;  Miguel Rubiera, de la Agencia de Información Nacional, en fotografía, y a Grisell Pupo, del municipio San Luis, en televisión.

El periodista de la emisora municipal de radio del Segundo Frente Oriental, Ramón Arias Rodríguez, fue reconocido con la distinción Felix Elmuza.

Esta  jornada de la prensa en Santiago se vio enriquecida con la presencia de Belkis Pérez Cruz, vicepresidenta nacional de la UPEC y de los Premios Nacionales Juan Gualberto Gómez, por la obra del año2013: Abel Falcón, Abdiel Bermúdez, Iroel Sánchez, Mayra García y Marcelino Vázquez.

Los periodistas santiagueros cerraron una etapa de trabajo e iniciaron una nueva al ritmo de Karachi, popular orquesta que hizo bailar a los presentes a ritmo de Saina y Santiago está durísimo.

TOMADO de Cubaperiodistas.cu