jueves, 18 de septiembre de 2014

EL MISTERIO DEL SOLITARIO: Bertha Dalmis Báez Pérez -- FINALISTA III Concurso Caridad Pineda In Memoriam




Bertha Dalmis Báez Pérez

Digamos que siempre me ha gustado mucho la lectura, desde que era pequeña mis padres y mis abuelos se encargaron de ello y a lo largo de mi joven vida he leído varias obras, de los temas más variados posibles, desde libros de amores apasionados, como Cumbres Borrascosas, hasta las afamadas Aventuras de Tom Sawyer; desde ese mágico mundo de Harry Potter,  hasta algunos de los cuentos de horror del espléndido escritor Edgar Allan Poe. Sin embargo, de entre tantas lecturas una me ha llegado muy al corazón, me ha hecho pensar, incluso pasar noches enteras razonando lo que leí ese día, esa obra fue El misterio del solitario, escrito por Jostein Gaarder, la leí por primera vez con mi abuela materna, a la edad de 10 años, en ese entonces no lo entendía muy bien pero me esforcé en hacerlo, y ahora es mi libro favorito. Lo leo una y otra vez sin cansarme, sin aburrirme, cada vez voy entendiendo mejor todos los pasajes y me enorgullece el pensar que esta fue y seguirá siendo la primera obra que leyera, la que me adentrara en el mundo de la literatura.

Jostein Gaarder, el ya mencionado escritor de El misterio del solitario, nació el 8 de agosto de 1952, en Oslo. Es un escritor, autor de novelas, historias cortas y libros para niños.
Nació en el seno de una familia pedagógica, su madre era profesora y escritora de libros infantiles y su padre director de un colegio. Estudió filología escandinava, Historia de las ideas e Historia de la religión en la Universidad de Oslo. Fue profesor de filosofía y literatura en un instituto de Bergen durante once años.
Su trabajo más conocido es la novela El mundo de Sofía (1991), subtitulada novela sobre la historia de la filosofía.
En 1990 recibió el Premio Nacional de Crítica Literaria en Noruega y el Premio Literario del Ministerio de Asuntos Sociales y Científicos por El misterio del solitario y al año siguiente el Premio Europeo de Literatura Juvenil. En 2012 se edita su libro Me pregunto, con ilustraciones del artista turco-noruego Akin Düzakin.
Con El misterio del solitario desarrollé mis conocimientos de geografía, filosofía y ciertos rasgos de la mitología griega.
La historia se basa en un adolescente (Hans Thomas), que, junto a su padre, marinero apasionado por la filosofía, emprende un viaje a Atenas, donde se encuentra su madre que 8 años atrás había partido para “encontrarse a sí misma”. Al pasar por la frontera de Suiza se detienen en una extraña gasolinera para pedir instrucciones, allí hablaron con un misterioso enano que les sugirió pasar la noche en Dorf y antes de que siguieran su viaje le entregó a Hans una lupa, alegando que la necesitaría.
Una vez en Dorf, Hans Thomas conoce a un viejo panadero que le regala unos panecitos y un refresco, prometiendo darle uno mejor la próxima vez. En el último panecito encuentra un diminuto libro que el protagonista leerá con ayuda de la lupa que convenientemente le habían regalado.
A partir de ese momento, el muchacho protagonizará otro emocionante viaje paralelo: el de la imaginación. Sabrá de Frode, un marinero que sobrevivió en una isla desierta después de ser el único superviviente de un naufragio ocurrido doscientos años antes, de su baraja de naipes y de cómo combatió su soledad haciendo que cada una de las 53 cartas tuviera vida propia (52 de ellas bastante inconscientes; una sola, el Joker, entiende verdaderamente las reglas del solitario que el viejo marinero hace con los 53 naipes).
Pensando en todo ello, a Hans Thomas le asaltarán las eternas preguntas de la humanidad: ¿quiénes somos? ¿Cuál es el auténtico significado de nuestra vida? ¿Hasta qué punto nosotros, a diferencia de los naipes, podemos determinar nuestro destino? Antes de llegar a Atenas descubrirá que la vida no sólo no es aburrida, sino que además bien pudiera ser el sueño de un enano imaginado por un viejo marinero.
Hans Thomas es un chico de gran inteligencia, para mí se ha convertido en un ejemplo a seguir por ese carácter tan fiel que en muchas ocasiones se ve tentado a abandonar la promesa que hizo al viejo panadero (no contar a nadie sobre la existencia del libro) pero luego se contiene.
El padre, que le inculca a Hans Thomas ese gran amor a su madre y, además le enseña a su hijo todo lo que sabe, me hizo conocer varias cosas, supe la historia del  rey Edipo y, con sus “descansos para fumar” amplié mis conocimientos en general.
Frode, el viejo que, con su mente y a través de su soledad le dio vida a una baraja completa hizo renacer mi fantasía y pensar en cómo un Rey y una Jota escapan trepando de la cárcel de la conciencia.
Joker, el bufón que, se esconde entre las líneas escritas por Gaarder y tras ellas da vida a esta historia primeramente me parecía que solo hablaba sin pensar como el resto de la baraja, pero luego de mucho analizarlo me percaté que era el único que en realidad sabía lo que pasaba. Sólo él comprendía el llamado “Juego de Joker” que se realizaba todos los años y que, como descubriera Hans Thomas entretejía el pasado con el presente y el futuro de los enanos de la isla y del mismo chico que con tanta atención leía el Libro del Panecito. Este bufón escapó de la isla  a la que pertenecía y se mezcló con las personas, a mi forma de ver, él supo hacer bien las cosas pues si nos remontamos al inicio de la historia nos percataremos que fue el mismo enano que entregó a Hans la lupa y que lo hizo ir a Dorf. El Joker es el más astuto de los personajes de este libro.
Con todos estos personajes aprendí de todo un poco y esto me ha ayudado lo suficiente como para dominar un poco más mis estudios, por eso cuando en la escuela me hablaron del Partenón, ya lo conocía, gracias a uno de esos “descansos para fumar” que disfrutaba al máximo. De Hans, además de la lealtad obtuve más creatividad, y aprendí a disfrutar del amor que me profesan mis padres porque he descubierto que no todos nacemos con la bendición de tener a nuestros padres junto a nosotros. El Libro del Panecito también me ayudó, a través de él supe que en ocasiones la fantasía puede ayudarnos a encontrar sitios maravillosos, más allá del espacio creado. Entre sus personajes, el que más me ayudó fue el Joker, este pequeño bufón realmente me fascinaba; conocía cada secreto de la isla mágica y me hizo darme cuenta que no porque las otras personas piensen algo de mí tengo que acatar eso como una ley. En ocasiones somos lo contrario a lo que los demás piensan de nosotros.
Los hallazgos que he tenido con este libro han hecho de mí una mejor persona, las enseñanzas que obtuve se quedarán en mí para toda la vida porque nunca podré olvidarlas.
Este libro me ha marcado para toda la vida y espero que este trabajo ayude a que marque a otros pues aunque no sea una gran obra de la Literatura Universal como las que acostumbro leer esta podría ayudar a muchas persona a mejorar su forma de ser, de pensar o de obrar ante la vida.
El Misterio del Solitario... nunca pensé en él como un simple libro, desde el momento en que lo leí se convirtió en un amigo y cada oración, cada palabra, se hicieron parte de su cuerpo… Hans Thomas, ha sido mi guía en una gran aventura, y me ha encaminado a conocer lugares que jamás habría visto; me ha hecho imaginar mi vida de otra forma, mientras su padre al que imaginé como a un tío lejano me enseñaba que nuestra existencia es algo maravilloso y que lo que más común nos parece, cuando nos ponemos a pensarlo realmente es algo asombroso ni más ni menos que por la curiosa razón de que se encuentra sobre la tierra, ante nosotros; porque… ¿Cuántas veces no hemos visto una piedra y la hemos ignorado? Pensamos que no tiene importancia alguna, que solo está allí, para hacer que cualquier despistado tropiece con ella, pero si lo vemos desde otro punto de vista… descubrimos que es una maravilla de la naturaleza, que para que se formase han tenido que pasar miles de años, y ahora está allí, en medio del camino, pero nadie la ve, nadie valora el tiempo que tuvo que pasar para que esa piedrecita pudiera existir. Cosas así me enseñó el padre de mi guía.
Gracias a este libro hoy me he convertido en quien realmente quiero ser, en alguien que jamás imaginé que sería. Por este libro empecé a dedicarme a la lectura y poco a poco me he ido inclinando a la escritura, y hoy soy la joven escritora de mi barrio.

 DE LA AUTORA


La autora, Bertha Damis Báez , finalista del Concurso Caridad Pineda In Memoriam  entrevistada por el periodista Ocaña Gómez de Radio Progreso

-->
♣ Ver TODOS los premios, menciones y finalistas del  III Concurso Caridad Pineda In Memoriam de Promoción de la Lectura. Marque: