jueves, 4 de febrero de 2010

Poesía y Salud: JORNADAS DE LUZ


LA UNEAC de Santiago de Cuba. De izquierda a derecha: Oscar Polzonetti, Andrea Dibella, María Antonia Castro, Nadia Ocaña, Reinaldo Cedeño, Yolanda Franco, el trovador Walfrido Rivas (Cocó) e Irene Cruz. Al centro, Jesús García Clavijo y su hija Irenita.
Reinaldo Cedeño Pineda
escribanode@gmail.com
Fotos: Jesús García Clavijo
irenec@medired.scu.sld.cu

Cuando el entusiasta Jesús García Clavijo (ingeniero, investigador y poeta) me invitó a la Segunda Jornada Científica Provincial Cultura, Salud y Calidad de Vida este 21 de enero, me extrañé.



La sede era el Hospital Materno Sur Mariana Grajales en Santiago de Cuba (conocido por todos por su antiguo nombre de Clínica de Los Ángeles). No sabía él que en ese mismo sitio, yo había venido al mundo hace poco más de cuarenta años. Tal vez se entere por estos apuntes. Así que en cierto sentido, fue un viaje a la semilla.

Me parecía un evento más propio de científicos y médicos que de alguien dedicado a las letras… pero me equivocaba. Algunas equivocaciones resultan un buen camino.

El conocimiento múltiple es infinito y acaba tendiendo una urdimbre donde salud y pensamiento se dan la mano.

Para que todo fuera más memorable aún, Jesús me asignó abrir la sesión con una conferencia sobre la identidad cubana y su camino, desde la resistencia del pensamiento de Hatuey hasta el criollismo, desde la luz martiana hasta la independencia, desde nuestra mezcla de razas y orígenes hasta nuestros días.

Es un tema que me apasiona. Sólo podemos saber lo que somos entendiendo lo que fuimos.

El auditorio fue de lujo. La organización sin fallos.

Luego, el doctor Luis Alberto Regüeiferos (especialista en segundo grado en neonatología) llegó con una excelente exposición sobre los diversos factores que contribuyen a la calidad de vida: espirituales, emocionales, físicos y sociales, todos partes de nuestra identidad.



El Doctor Jesús Quintero disertó sobre la Medicina Natural y Tradicional en la calidad de vida. Tiza en mano, reconcentró en unos minutos sus ideas y experiencias, con una maestría a toda prueba y con fórmulas muy suyas. El amor, el agua y la energía son fuentes de bienestar que el ser humano no puede permitirse olvidar.

Invitados especiales, el matrimonio de argentinos, Andrea Dibella (profesora de educación especial, sicóloga y sicoanalista) y Oscar Polzonetti (profesor, pintor y poeta).

Ambos presentaron su conmovedor esfuerzo (tantas veces personal) en la educación especial en una escuela de Buenos Aires, para rescatar del marasmo y la dependencia a jóvenes y adultos con diversas afecciones motoras y mentales.

Fructífero intercambio entre experiencias que se desarrollan en dos sociedades diferentes.oesía e intercambio



El cierre de la jornada “teórica” vino de manos de las incansables Yolanda Franco y Teresa Madlum, Juanita Pochet Cala (santiaguera residente en La Plata, Argentina), el propio Clavijo y quien esto escribe.

Como todo iba resultando especial, el ómnibus no se quedó atrás. Una guagua llena de frases en sus cristales nos llevó hasta Belmares, un sito al lado de la bahía, desde donde las aguas se recortan entre las montañas y el horizonte.



(Polzonetti y Dibella junto a los organizadores Jesús García Clavijo e Irene Cruz. Un instante en Belmares)

El agasajo fue un buen momento para el diálogo, el baile y el próximo encuentro.

Pero hay más; sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en Santiago de Cuba, en su hermoso patio. Martes 26 de enero.

Me tocó actuar como entrevistador y conductor “emergente” en el espacio CASERÓN TE INVITA, actividad de la UNEAC con escritores. Se dedicada esta vez a su conductor habitual, el premiado poeta José Orpí Galí.



José Orpí en espera de las interrogantes realizadas por Reinaldo Cedeño, al micrófono)

Lo de entrevistador, siempre es difícil; pero es mi trabajo habitual. Lo del poema de diez versos octosílabos, fue harina de otro costal.

Al final, se estila regalarle al homenajeado una décima. Así, obligado por las circunstancias, hice mi “estreno mundial” en la espinela.

La dejo aquí, con mil excusas, muestra del esfuerzo y de la madrugada:



Frente al espejo, el poeta
toma de Frida el pincel
su cruz, su espada, su miel

la noche como planeta;
quitando va la careta
a los demonios, se escuece
el reloj de Wilde se mece
vuelve como antiguo pez
en aguas de su niñez
se baña de luz y crece.



Había combustible para más.
Y la poesía en plena ebullición, y al final, en un círculo más estrecho, despedimos a Dibela y Polzonetti. Incluso, Nadia Ocaña cantó sus poemas. Ni que decir de “Cocó” (Walfrido Rivas).


(Cocó guitarra en mano y Nadia Ocaña absorta)
El trovador se apareció con unos regalos inusitados: El Romance de la niña mala y otros temas que interpretaba la inolvidable Mercedes Sosa.
Nos caímos a "poemazos". El verso siempre es un abrazo, nunca una despedida.
¿Cuándo será la próxima vez?
Ahora, si no me invitan… que se preparen.
POEMAS


María Antonia Castro Rodríguez (en la imagen en primer plano junto a Yolanda Franco)

DÉCIMA

Flor que se resiste al viento
huracanado y oscuro
que se yergue sobre el muro
ausente al frío de la noche.
En sus pétalos, derroche
de perfume delicado
¿Quién no se ha maravillado
de su alegría y belleza?
Luna que riela en la noche
¡ Mujer¡ ¡Luz¡ ¡Naturaleza¡
…………………………………….

Joel Jorge Prado Rosales (Granma)

INTERMEZZO

No quiero que la muerte me imponga el tránsito hacia la eternidad, la persistencia del alma, como si los designios de Dios fueran insondables, manchados de irreverencia, como si estuviera vedado mirar por la hendidura del cielo, o si la antigua átropos hubiese decidido enfundar la tijera de cada día y dejara un riada de óbitos, aceptando la inmortalidad del cuerpo.
No deseo discutir si la muerte fue nuestra de nacimiento o si reservó un pasaje terrenal para fijarse en nosotros, como si el sosiego estuviera ilimitado, por cuerpos que ocultan banderas y crujidos de látigo, sin dejar algún sobre desclasificado en la santidad que termina en un callejón sin salida, donde las familias descansarán sabiendo que sus muertos-vivos se convertirán en vivos-muertos, como hojas desprendidas de otoños pretéritos. Todavía espero en el limbo de mi existencia a la última de las muertes, la soberana, la intangible para mi desnudez como una condena suspendida, la que arruinará el universo, la que vencerá el nombre de la muerte, aún cuando no haya nadie para enunciarla, para sepultarla. En esta estrechez del prodigio lo demás no deja de ser una circunstancia ínfima, intrascendente…
……………………………………..


Reinaldo Cedeño Pineda

CHAT

¿Qué vas a hacer si un rostro de café y de madrugada
se asoma a tu PC?
si no es juego si sales trasquilado
si la gloria se anda escribiendo en tu pantalla
si los juncos se enredan en tus pies.
Las calles de siempre resultarán estrechas (y más sucias)
mañana no leerás los titulares.
Uno se aprieta contra el pecho
se inventa unos minutos
pero es la hora terrible.
Y si das clic…
el mundo se te apaga.

………………………………….

Yolanda Mirta Franco Sagué

TRAS LA RENDIJA

Te repites Ana, tras la rendija
donde el pan nuestro es el miedo.
Te hallas entre el Tigris y el Éufrates
o en las tierras de Jesús
ya no judía, temiendo a los judíos
¡Cuánta contradicción hay en tu muerte¡
Son otros los que ordenan la ejecución
también los mismos.
Sólo que
Ana Frank
no les darán tiempo para escribir su diario.

…………………………………………

Jesús García Clavijo
DE UN AMOR Y UNA SONRISA

No puedo escribir sin estar en tu sonrisa
aunque detrás todo el mar se me confunda.
No puedo sin pensar en tus contornos
mientras toco los bordes que transpiran.
Hoy camino entre tu cuerpo
porque no puedo escribir
sin pensar en tu sonrisa
cuando esquirlas de tu vientre me penetran
en puntillas, unos segundos
en el punto sensible que culmina.
Hoy no duermo en tus caderas si suspiras
y la tarde y los dioses y las aguas
y tu cuerpo revolcado entre la brisa
que descubres mientras beso
palmo a palmo tus rodillas
y mis dedos se confunden
y de prisa, pienso y sueño, peregrino
insomne feliz cuando palpitas y te estiras
y me atas entre dientes y caricias.
Pero así no puedo, amor
dormir sin tu olor ni tu sonrisa.

………………………………………..

Oscar Polzonetti (Buenos Aires. Argentina

FELICIDAD

Mañanas que se van al horizonte
Escoltadas por pájaros distraídos
A veces lánguida
Isla perdida
Esquiva- indolente
Te escapas delgada
Sensible
Extasiada en la tarde
De un sauce que azulea
Su sombra
Eres fuego lejano
de un bosque estival
Mediodía agreste
escondido en el llano
Eres un hechizo,
secreto
En torno a fugas ondulantes
Eres
Un instante
Un raro peregrinar
Dulce y balsámico
Hacia
Uno
Mismo.

………………………………………….

Teresa Madlum Payás

VERDE

Tanto que me gusta el verde
a mi alrededor sombrío.
Verde mi alma verde
con perfumes y colores
lejos de todo mal
tomeguines al andar
miro, sollozo, sonrío,
bajo mi cielo azul
con una manta de tul
junto al verde, verde mío.

………………………………

Caridad Pineda Anglada

MUJER

Mujer dormida en la mente
un beso en la madrugada,
madre y esposa trenzada
dando luz eternamente
nube, cristal transparente,
música, senda perdida,
consuelo, amor sin medida
generosa, sin recelo
y apasionado desvelo:
eres fuente de la vida.

Mujer con alas doradas
hechicera la sonrisa
amor, ya suave la brisa
mueve tu pelo, son hadas
las mejillas encarnadas
te busco a mi alrededor
entre un suave resplandor
y sombra de enredadera
surges como una quimera
en agua de surtidor.

2 comentarios:

Whitequeen dijo...

Reinaldo Cedeño querido amigo cubano
Te felicitamos por todos los trabajos publicados en la isla y la espina por tu calidad profesional,por tu sensibilidad poetica y tu calidez humana.
fue muy importante para nosotros haberte conocido.
te saludamos afectuosamente Andrea Di Bella y Oscar Polzonetti

www.abuelostalentosos.com dijo...

Mi querido amigo poeta y periodista. Hermoso tu blog, hermoso recordar esa Jornada de Poesía y Luz...Recibe mi más profunda felicitación desde estas tierras pampeanas.Seguirémos haciendo canto desde el alma y ya lo creo, volverán nuevos encuentros.
Un abrazo inmenso desde el ardor de la palabra escrita. Juanita Pochet.