viernes, 17 de agosto de 2012

Santiago de Cuba / EL TALLER DE LA CIUDAD: Veinte años






Eduardo Montalbán Quintana


Algo perdura en los espacios de nuestros seres queridos, de sus actos, y es el gesto de recordar. Por eso, estas líneas explican a quienes decidieron congregarse el 13 de agosto de 1992 en el antiguo Archivo Histórico Provincial de Santiago de Cuba, para dejar inaugurado aquel espacio de creación literaria que sus miembros bautizaron como “El Taller de la Ciudad”.

Tal denominación, respondía al número y procedencia urbanística de sus miembros. Ahora bien, no fue esa particularidad la que definió ni ha definido durante veinte años, el carácter de esta puerta abierta a la cultura a partir del movimiento literario local.

 Fue la orientación de lecturas, junto al debate sincero y respetuoso de las obras, lo que ha identificado al taller en el paisaje cultural santiaguero, así como la sucesión de voces que de él se proyectaron hacia otras instituciones literarias citadinas, tributando a su esfuerzo, talento y crecimiento natural. Como en el caleidoscopio, asoman los creadores su perfil, pero son muchos e imposible enumerarlos en este escrito.

Ellos con sus partos artístico-literarios desde el magnífico patio de la Casa Natal de Heredia, también se maravillan con ese anfiteatro de cumbres serranas que nos observa y dejan a la ciudad lista para el acto poético de homenaje.