miércoles, 29 de agosto de 2012

POETA INVITADO: Eduardo Torres Fernández (México)




ODA A ABIGAEL

Abigael triste poeta,
poeta de las alcantarillas,
hijo pródigo del verbo:
en cada canto escarmentabas con
calores, colores, culos y condones.
Poeta de la lengua anciana, mestiza.
Amo de herejías, hedonismos,
cachonderías, fiestas fálicas de felices feligreses,
palabras putas, púdicas, púbicas, públicas de cuando según él
“… ya hube saboreado
sexo y carne y entraña,
y vendido mi cuerpo en los subastaderos,
cuando hube paladeado
boca, lengua y pistilo,
y comprado el amor entre vendimiadores,
cuando hube devorado,
ave y pez y rizoma
y cuadrúpedo y hoja
y sentado a la mesa alba y sofisticada
y dormido en recámara amurallada de oro,
y gustado y tactado y haber visto y oído,
me conformo, me he dicho:
Dios asiste. Y camino.”
Abigael poeta noble y honrado,
Aborto del desierto
Que por los huevos de alguna ventisca
llegaste a las puertas de Doña Capital,
y fuiste gran merolico,
sin duda,
de este laberinto de
“… próceres olvidados mejor encaramados
enarbolando su incurable porfía,
están ahí centinelas del tráfago mirando
cómo pasa la vida tan mojando.
Pasajero sin balsa
Cuauhtémoc arponea gachupines.
Picotea la luz la última abeja que mielea las dalias
y en el bosque marnóstero relinchan
los pluviales centauros que
arremeten el sexo de La Diana.”
Revélanos
si es que Neza hubo disfrutado
del golosineo ponzoñoso,
del roce espina-espina.
Cuéntanos de Sor juanita
“ mi adorada Filis,
que tu deidad reverencio,
que tu desdén idolatro
y que tu rigor venero:
[...]
Ser mujer, ni estar ausente,
no es de amarte impedimento;
pues sabes tú que las almas
distancia ignoran y sexo”
Ya dinos,
¡ hombre al fin y al cabo todos eran putos!
Novo, Monsivais, Pellicer, Villarrutia, Chabela, Cristian Chávez
Putos ¿y qué puto?
Díganse putotes.
Putito Santa Ana,
Putito Moctezuma,
Putísima La Malinche.
Abigael loquísima condesa de los distritos rojos,
en los que te imagino jodida de alma y culo husmeando borracha
en las calles, plazas, alamedas
husmeando
por ese Sol
que ilumine tu fantástico pistilo.
“…Y que la noche se tienda
sobre este forastero que soy
y me quedo tranquilo dentro del vaso.
Es ahí donde vivo,
donde olvido,
y no hay en cien leguas a la redonda
un poeta,
escribiéndole al vino,
como yo.”
Abigael, te lloro henchido,
igual que el prócer
bronceado que adorna aquí
afuerita en la plaza.
Que se erija un monumento
a la memoria de tus cantos benditos
y tu sangre maldita,
sangre que te hizo y te deshizo hombre
Abigael hasta aquí te falto al respeto.
Hasta aquí llega mi sobra de confianza.
“Dios me asiste.
Y confío.
Y de repente, el Sida.
¿Por qué este mal de muerte en esta playa vieja
ya de sí moridero y desamores,
en esta costra antigua
a diario levantada y revivida,
en esta pobre hombruna
de suyo empobrecida y extenuada
por la raza baldía? Sida.
Qué palabra tan honda
que encoje el corazón
y nos lo aprieta.”
¿Dios asiste?
Pero está bien;
en este mundo todo está bien;
el hambre, la sequía, las moscas,
el appartheid, la guerra santa, el Sida,
mientras no se nos toque a Él;
Ese no cuenta,
simplemente está Allá,
loco de risa,
próspero de la muerte,
a gusto.
¿Dios asiste?”



LLANTO POR LA MUERTE DE MI PONI (Revisitación a Abigael Bohórquez) 

Hoy recibí noticias de mi padre con el titular de que mi poni había muerto
“ Hijo se murió el Filiberto,
supimos que comió una hierba pérfida
en los campos que le sirvieron como lienzo
donde pintó su nacimiento vida y obra,
Mijo ni modo, lo encontramos ya inflado
de vísceras y recuerdos que se fueron como
niebla hacia el cielo”
Y pues sí, me duele la muerte de mi poni.
Hoy le lloro a
aquel caballito que mi padre consiguiera
en algún pueblo perdido a cambio de insignificancias.
“ Feliz cumpleaños Mijo”
El fili, me lo dieron sin moño, con sus ojitos prietos,
Igual que su crin de un lacio impecable, nunca vanidoso.
Era corriente, no era hijo de un campeón vienés
ni de una pura sangre de indianapolis, era corriente
yo lo sé, pero nunca necesitó certificar su gentileza.
Se comportaba noble, cordial, ¿qué si era chaparro?
fluíamos como el arroyo entre los huizaches
bajo el techo solar de un mediodía,
olíamos el pulque, a las vacas, escuchábamos el traqueteo
del ferrocarril, los cascabeles. Dejamos nuestra senda en
esos prados, hasta que llegó este día:
“Mijo ni modo, lo encontramos ya inflado
de vísceras y recuerdos que se fueron como
niebla hacia el cielo”.


ESTABAN SENTADOS EN EL MISMO VAGÓN DEL METRO

Estaban sentados en el mismo vagón del metro:

1.-Un probable especulador de Wall Street – Tenía la nariz enrojecida y un constante parpadeo. De la bolsa de su gabardina se asomaba un envoltorio de Macdonalds.Pulsaba frenéticamente su dedo indice por su tableta Ipad nueva.
2.- Un vagabundo de raza negra -En su ignorado discurso presagiaba la llegada de un nuevo profeta de color y resaltaba la importancia de recordar a sus antepasados que cruzaron el estrecho de Bering. A pesar del olor y el escándalo, me sorprendió la voluntad de hierro para balbucear durante cinco paradas.
3.- Ocho niños orientales – Casi todos jugaban con su Play Station Portable y de vez en cuando desviaban su atención del aparato para darle palmadas en la nuca al más obeso del grupo, y reírse sin pudor alguno en altísimos y agudos decibeles. Sostengo que sintiéndose intimidados por el homeless quien ahora dirigía sus palabrerías a los jovencitos, bajaron justo a la siguiente parada de haber subido.
4.- Una mujer con su bebé – El pequeño de algunos meses disfrutaba de la acción y musculatura aceitada de Vin Diesel desde su DVD portátil, mientras su madre le proveía; no leche de su nutritiva y desnuda teta, sino unas ricas papas fritas Utz de un dólar.
5.- Un sujeto mareado – Antes de subir al tren en la estación de Bleecker st, un hombre negro de gran tamaño era azotado por el tren 4 al intentar abordarlo mientras éste todavía no paraba. Después del violentísimo suceso le devolví una moneda de un cuarto que había caído con él. El tipo gesticulaba gratitud y por gracia de la adrenalina se levantó inmediatamente. Tomó asiento dentro del vagón y se dolía del cuello.


Por mi parte concluyo que las ratas son los usuarios del metro con mejor perfil.

NUNCA ME HABÍA GUSTADO EL REGGAETON

Nunca me había gustado el Reggaeton 
Nunca, es una palabra para valientes o pendejos
y yo,
no me hago el valiente por declararme cobarde,
al decirte que me suda Ron por los huesos
cada que siento
tus nalgas licuando mi caña, mami,
al ritmo del tabú.

EDUARDO TORRES FERNÁNDEZ


(Santiago de Querétaro, México)


Inició su formación literaria a los 15 años en el taller de creación literaria dirigido por Horacio Lozano, Antonio Tamez y Gerardo Arana; además de otras participaciones en talleres de su ciudad natal y la ciudad de Nueva York, Estados Unidos.  Ha realizado colaboraciones para el suplemento cultural Panóptico de la Universidad Autónoma de Querétaro  (UAQ)  http://www.tribunadequeretaro.com/index.php?option=com_content&view=article&id=243&Itemid=62

En 2011 participó en la antología de poetas Querétanos Besar de Lengua.  http://www.facebook.com/besar.delengua 

En 2012 formó parte del encuentro internacional de poetas que se llevó a cabo en Santiago de Cuba como parte de la XXXII edición del Festival del Caribe, Fiesta del Fuego 2012.

OTROS POETAS y NARRADORES INVITADOS

---Odette Alonso (Cuba-México)
---Demián Rabilero del Castillo (CUBA)
---Leandro Báez Blanco
---Gabriel Soler Oriz (Cuba)
---Yoricel Andino Castillo
--Yasser Alberto Cortina Martínez  (Cuba / Chile) http://laislaylaespina.blogspot.com/2012/06/narrador-invitado-yasser-alberto.html