viernes, 23 de noviembre de 2007

Todo se derrrumba, pero yo tengo tus ojos...

CXXI
…………………………..
El mundo está muy triste.
Las gentes se dicen palabras duras.
Pronto lo tierra no querrá dar más flores ¿Para qué? Nadie piensa en las flores. Las flores se compran de pasada, pero piensan más en la tierra que en las flores.
Los malos asaltan todas las cumbres: la justicia es una muñequita en una escribanía de plata…
Las catedrales góticas se desmoronan poco a poco: lo más alto del mundo es el Empire Building. Todo se pierde, se derrumba, se acaba…
¡Pero yo tengo tus ojos claros!

Dulce María Loynaz

(De "Melancolías de Otoño")
Nota: El título de la obra en el blog, ha sido creado sólo para la ocasión