domingo, 17 de junio de 2012

15 de junio / LETRAS COMPARTIDAS: “Ser bibliotecario es un honor”



 

(Eduardo Delgado, invitado especial a la Peña Letras Compartidas)


REINALDO CEDEÑO PINEDA

¨Ser bibliotecario es, en primer lugar, un honor¨. Así confesó a este conductor/entrevistador¨, Eduardo Luis Delgado Pérez, camino a la media centuria en el desempeño de una profesión de amor.


 La peña Letras compartidas, de la biblioteca Elvira Cape en Santiago de Cuba, lo tuvo como invitado espacial, este viernes 15 de junio.  

No sé cuantas veces habrá que agradecerle su contribución a la cultura santiaguera y cubana. Cuando escribía el guión del espacio Té para dos de Tele Turquino, me di el gusto de dedicarle unas palabras que ahora reitero:


Tiene nombre de rey y su corona es servir. Tiene las manos llenas de páginas y su fama crece por cada libro que toca. 





 



                                                              ¿Cuántos investigadores, cuántos lectores, no le deben la primera chispa o el alumbrón definitivo?
                                                              Detrás de sus espejuelos se esconde la sapiencia, la paciencia y la conciencia…Es memoria ambulante, puente hacia el conocimiento, cobija de saber. Ese es Eduardo Delgado Pérez.

Olga Orúe, presidenta de la Asociación Cubana de Bibliotecarios en Santiago de Cuba  tuvo a su cargo las palabras de elogio. 




LETRAS COMPARTIDAS, tuvo el lujo de invitar al compositor y virtuoso de la guitarra Aquiles Jorge, quien nos entregó dos piezas de su inspiración dedicadas a las manos de José Martí (Inspirado en el óleo del pintor sueco (Herr Norman) y en el Himno Invasor de Enrique Loynaz del Castillo.


Como siempre, Nereyda Barceló comenzó con sus cápsulas meditacionales: la luciérnaga le pregunta a la serpiente porqué quiere comérsela, si ella no es de su cadena alimenticia y si no le ha hecho nada. ¨Porque brillas¨, le responde. Así es el sentimiento ruin de la envidia, siempre evitable.



La colega Elvira Orozco Vital, me sorprendió con una crónica dedicada a mi madre. La peña hizo espacio espontáneamente para cantar felicidades a este que escribe quien el último 13 de junio arribó a sus 44 años. Como sé el milagro que es la vida, el milagro que es la amistad, sé agradecer.




 El joven YAMIL, estudiante de Letras de la Universidad de Oriente, fue declarado el más fiel a LETRAS COMPARTIDAS. Y, por primera vez, vino al micrófono a leernos sus sonetos.


La narradora oral Nadya Losada, como ella sabe, nos contó la historia del dinosaurio VERDE VERDE que hacía pesas y también le gustaban las flores llenas de rocío. Todo se preguntaban si era un dinosaurio hembra o un dinosaurio macho, como si aquello fuera lo más relevante. Si la ven, pregúntenle el final del cuento…  

La nueva directora del centro, Marta Lina, nos entregó su apoyo y pensamiento. Y todos nos fuimos con la sensación de que no faltaremos a las LETRAS COMPARTIDAS del viernes 20 de junio dedicada al escritor YUNIER RIQUENES.