martes, 29 de octubre de 2013

Dos nuevos PREMIOS para la radio santiaguera

Escrito por Redacción Digital de Radio Siboney

Santiago de Cuba, 29 oct.- Dos gratas noticias recibió la radio de Santiago de Cuba en los últimos días. Hablamos de los premios merecidos por el periodista Reinaldo Cedeño y el joven realizador y periodista Dayron Chang, en eventos de carácter nacional.

Cedeño, periodista de nuestra emisora Radio Siboney, volvió a ser galardonado en el Encuentro Nacional de la Crónica Miguel Ángel de la Torre en la categoría de periodismo digital. Su trabajo Alfredo Velázquez: hay aplausos que nunca terminan le hizo merecer este premio por tercera vez en su prolífera trayectoria.

Junto a Cedeño, multipremiado en concursos periodísticos y festivales de la radio, también fueron reconocidos Félix Témerez Martínez, de Pinar del Río, y Charly Morales Valido, de Prensa Latina, en la categoría de Prensa Plana. En radio el lauro fue para los cienfuegueros Clara Beatriz Bécquer Ibáñez y Julián Pérez Valdés, mientras en televisión triunfaba Abdiel Bermúdez, de Holguín.

Por su parte, el joven Dayon Chang, quien en la actualidad labora como periodista del telecentro santiaguero Tele Turquino, recibió el premio de dirección radial en el XXXV Festival Caracol, de la Asociación de Medios Audiovisuales y Radio de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Dayron fue reconocido por su serie documental Sonidos de ciudad: Cadena Oriental de Radio, fruto de su Trabajo de Diploma para licenciarse en periodismo, y con la que ya obtuvo el Gran Premio del XXIII Taller y Concurso Nacional de la Radio Joven Antonio Lloga in memoriam.

Resultado de una acusiosa investigación, Sonidos de ciudad se adentra en la historia de la Cadena Oriental, la más importante empresa radial de Santiago de Cuba antes del triunfo de la Revolución Cubana. En ella son abordados con una excelente realización aspectos como la programación musical, los dramatizados y los espacios informativos de la Cadena.

Tomado de  Radio Siboney Digital

Alfredo Velázquez, hay aplausos que nunca terminan   
MARQUE...