martes, 24 de julio de 2012

Antonio DESQUIRÓN, Reinaldo ARENAS, Delfín PRATS y... la comida china

   

 


ANTONIO DESQUIRÓN OLIVA es un poeta y crítico santiaguero que ha vivido con intensidad. Vive en Cuabitas, en las afueras de Santiago de Cuba. Es mi amigo.

Desde hace un tiempo, en su blog COMIDA CHINA (CLIC en http://comidachina-antonio.blogspot.com/  ) a manera de entrante, plato fuerte o postre, nos da a conocer su encuentro con personalidades de la intelectualidad cubana, sus vivencias y recuerdos. Acaso, su memoria por entregas

Sus platillos son de una sinceridad y una limpieza impresionantes. Aquí les dejo dos fragmentos, relacionados con los míticos Reinaldo Arenas y Delfín Prats…


REINALDO ARENAS

Reynaldo Arenas fue otro tipo auténtico con quien me llevé bien desde el principio a pesar de las grandes diferencias. Mucho más áspero que Hiram, Rei era de las personas que no perdonan ni olvidan fácilmente. Incluso, lo hubiera pensado mucho antes de dejar pasar la oportunidad de decir o hacer algo ingenioso a costa de otro. Según él mismo contaba, su vida consistía en escribir y hacer el sexo. Su rutina diaria consistía en escribir, y, cuando se fatigaba, ponerse el bañador, bajar a la playa….



DELFÍN PRATS

Conocí a Delfín Prats en el balneario de La Concha, a donde yo había ido con Carlos Victoria. Era medio día y Delfín estaba sentado en la arena, rodeado de niños. Cuando me lo presentaron le dije que me había recordado a Josephine Baker: se rió mucho y comenzamos una amistad que aún perdura. Como lo conocían por Hiram, en lo sucesivo me referiré a él con ambos nombres, como ocurre en la vida. Hiram es un hombre fornido, hecho al trabajo físico, con los ojos amarillos de los campesinos holguineros: sus acciones son bruscas pero sin tosquedad. 

Como si le gustara beber café en lata y no en taza, pero saboreando cada trago y sin derramar una gota. Cuando tiene que mutilar sus propias palabras o acciones cae en un abatimiento insondable. De las  personas que sé que estudiaron en la antigua URSS, al que más se le nota es a él, capaz de pasar de la alegría y el entusiasmo al abatimiento y la furia. A pesar de que nos hemos escrito durante años, jamás he entendido su caligrafía: para mi sus cartas son como runas célticas o estelas mayas que interpreto sólo en parte. Sin embargo, las conservo todas…

---LEER MEMORIA COMPLETA EN Blog Comida China http://comidachina-antonio.blogspot.com/