jueves, 24 de marzo de 2011

Nancy Morejón: ¨Yo no fotografío a la Revolución, soy una de sus criaturas¨



Enrique Pérez Fumero

(Estudiante de Periodismo y guionista radial)

Una de las mayores posibilidades que ofrece la Feria del Libro, es el encuentro con los escritores cubanos que no siempre se trasladan a todas las provincias del país. El último día de la Feria me encontré en Santiago de Cuba con Nancy Morejón y no dudé en preparar mi grabadora para hacerle algunas preguntas. Simple, hermosa, culta… me regaló una sonrisa, me escribió una dedicatoria en su poemario Octubre imprescindible y de paso, se sentó a conversar conmigo.

Nancy, usted es una poetisa y ensayista que ha trabajado y ha desarrollado su obra en el período de la Revolución, de manera que ha visto la gestación y puesta en práctica de muchos de los procesos que hemos vivido los cubanos… ¿Qué opinión le merece la realidad cubana actual?

Bueno… vivo en ella, tú sabes que es un poco difícil ser juez y parte. He estado imbricada en todos esos procesos, defendiendo por supuesto, el espacio de los intelectuales y artistas. Yo en cuanto al concepto de Revolución debo referirme a una afirmación que hice en el discurso de aceptación del Premio Nacional de Literatura 2001, que me entregaron al año siguiente. Allí decía: Yo no fotografío la Revolución, yo no la veo apartada porque soy una de sus criaturas. En esa medida, mi obra no se puede desprender de la Revolución, porque formo parte de este proceso, que por supuesto, mi persona y mi obra defienden. No siento ninguna distancia, ni lo veo como alguien que llegó y la descubrió. Es decir, he estado inmersa en eso y he sido una persona más del pueblo como los cubanos y las cubanas que hemos atravesado ese proceso tan complejo y tan rico.

Si tomamos como referencia los cincuenta años del discurso Palabras a los intelectuales… ¿Cómo usted vería en este momento, su función como intelectual?

Esas palabras siempre tienen una gran vigencia. Debo decir que para entonces yo era una estudiante. Eso fue un discurso que pronunció Fidel en unas reuniones que ocurrieron en la Biblioteca Nacional y que precedieron a la fundación de la UNEAC a través de su primer congreso que eligió a Nicolás Guillén. Yo no estaba, de hecho el más joven fue Miguelito Barnet. Esas palabras han sido muy tergiversadas, sobre todo en aquella época, los años sesenta. En realidad la cita exacta de Fidel es: Dentro de la Revolución todo, contra la Revolución nada y mucha gente decía fuera de la Revolución que no es lo mismo, porque la Revolución tiene derecho a existir y a defenderse. En aquel momento lo que había eran dudas en relación con la forma en que se podía concebir una obra de arte. No importaban las formas y nosotros no copiamos nada de lo que iban a ser algunas prácticas de los países socialistas de Europa del este. El propio Che Guevara en su texto sobre el hombre nuevo rechazó concretamente esa idea de que no teníamos que tener el realismo socialista ni importarlo. Aquel momento perteneció a los años fundacionales y yo creo que este momento también es similar, porque siempre la Revolución se renueva, se refunda, vuelve sobre sus orígenes. Yo creo que hoy más que nunca tienen una vigencia extra ordinara aquellas palabras de Fidel: Dentro de la Revolución todo, contra la Revolución nada.

¿Nancy, en qué medida le ha sido difícil ser una intelectual en este país, una intelectual mujer y negra?

Eso responde a todo el levantamiento y la promoción de las capas más humildes de nuestro país. En realidad mi historia personal forma parte de eso. Sin embargo no me gustaría sonar demagoga, porque tú sabes, las cosas se pueden mal interpretar. Yo creo que lo importante son los espacios abiertos al talento, a la necesidad de calificación y de estudio. Es importante que un país existan los espacios educacionales y culturales para el que tenga talento y quiera aprovecharlos. Yo creo que cada vez más se debe imponer la idea de la oposición a cátedra, que todo lo que alguien vaya a desempeñar pase por un fogueo de saber que es la persona idónea y la más preparada.

¿Qué les pediría a los jóvenes de las generaciones del ochenta y del noventa en este momento?

Tienen que tener mucha atención y sobre todo mucho sentido de la lectura, del estudio, de la preparación. Tanto un oficio como una carrera universitaria necesitan de mucha preparación. ¡No se puede improvisar! Yo no puedo ir a un lugar a buscar trabajo por mi cara linda, sino porque soy una persona que me he preparado para ocupar una plaza. Todo trabajo para mí es digno y es importante que alguien se pueda valer de un trabajo, quizás elemental, pero que le de la posibilidad, de formarse, de superarse, de capacitarse para poder ser alguien con mayor ilusiones y desarrollo.

OTROS ARTÍCULOS DEL AUTOR:

---Cine Cubano: Omerta incumple con su reglamento

http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/12/cine-cubano-omerta-incumple-con-su.html

-- LA RADIO: Puedo ser Dios, un mortal, quizás nadie

http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/10/puedo-ser-dios-un-mortal-quizs-nadie.html

--AQUILES JORGE, un artista de élite… espiritual

http://laislaylaespina.blogspot.com/2010/10/normal-0-21-false-false-false.html

David Virelles en tono mayor

http://laislaylaespina.blogspot.com/2009/01/david-virelles-en-tono-mayor.html

La Edad de Oro vive a 120 años

http://laislaylaespina.blogspot.com/2009/09/la-edad-de-oro-vive-120-anos.html

Adelaida Pérez Hung: Sonido que ilumina

http://laislaylaespina.blogspot.com/2009/04/adelaida-perez-hung-sonido-que-ilumina.html