viernes, 11 de septiembre de 2015

LEER CON EL CORAZÓN: IV Concurso “Caridad Pineda in memoriam” de promoción de la lectura


Por: Maritza Mora Ochoa

Quizás Pedro Manuel Calzada Ajete, un habanero de 71 años, jamás pensó en convertirse en el Gran Premio de un certamen literario. Su obra Rudyard Kipling. Los libros son manantiales llegó al IV Concurso “Caridad Pineda in memoriam” de promoción de la lectura y mereció tal lauro. 

Contaba Pedro Manuel cómo llegó a sus manos el poema If, y que  cuatro años después de jubilarse se decide a cumplir el sueño de escribir: “todo lo que he estado haciendo respecto a las letras, la literatura, a la escritura me ha rejuvenecido. Siento que empiezo otro camino, que en la jubilación no está el final.”

Y es que la literatura le ha abierto una gran ventana a Calzada Ajete, un espacio que regala vivencias a todo ser humano sin importar la edad. Así otros concursantes del “Caridad Pineda…” certamen aupiciado por la UNEAC santiaguera en colaboración con otras instituciones,  demuestran con sus escritos la huella que deja la lectura en sus vidas. Llama la atención la variedad de autores que han sido referidos por los participantes. 

Vale mencionar entonces a El Maestro y Margarita de Mijail Bulgakov; Los miserables, de Víctor Hugo; Corazón, de Edmundo de Amicis, El amor en los tiempos del cólera de García Márquez. Ismaelillo de José Martí, entre otros.

La novela Bomarzo, inspiró un texto de Misael Lageire Mesa, realizador radial de Santiago de Cuba, quien se adentra en la novela de Manuel Mujica tanto como lo hizo esta obra en él. Como resultado Lageire obtuvo el mayor número de galardones que conceden instituciones como la Universidad de Oriente, la revista Viña Joven, además de la Mención del jurado.

Y en esta edición del concurso convocó también a los lectores del mundo por lo que se recibieron trabajos de naciones como Perú, Chile, Estados Unidos y Puerto Rico. De esta última isla del Caribe alcanzó el premio Yarimar Marrero Rodríguez, con su escrito A los niños que fuimos, somos y seremos, en un viaje a ese libro imprescindible que es El Principito, de Antoine Saint Exupery.

Demostrado está que lectura da vida, nutre y hace crecer. En sus cuatro años el concurso “Caridad Pineda in memoriam” de promoción de la lectura valida su esencia: extraer la savia que el leer deja en el corazón. 


Ver TODOS LOS DETALLES: FOTOS, ACTA DEL JURADO, PREMIO DE LAS INSTITUCIONES.  MENSAJES :