martes, 24 de junio de 2008

La diversidad sexual y los medios (8) "FALTA POR ANDAR PARA CAMBIAR LA MENTALIDAD MACHISTA-FEMINISTA..."


La diversidad sexual en Cuba se ha vuelto uno de los temas mayormente tratados, al menos de manera subliminal, en los medios de difusión , tanto masivos como individuales, según lo ve quien redacta estas líneas, el tema se refleja de manera subliminal, porque aun cuando cada vez tiene mayor peso en tramas de telenovelas, principalmente, películas, novelas de radio, etc., se mantiene predominantemente tratado desde un punto de vista heterosexual, por lo que desde el comienzo lo neutral en cuanto a la visión de la diversidad se pierde.

Para personas informadas y no precisamente gracias a la prensa escrita o audiovisual nacional, es evidente que dentro de la política gubernamental está el, y cito parte del programa de la Jornada Cubana por el Día Mundial contra la Homofobia realizada el pasado 17 de mayo, que llevó por nombre:“La diversidad es la norma``:


· Contribuir a la educación de toda la sociedad, con énfasis en la
familia, en el respeto del derecho a la libre y responsable orientación
sexual e identidad de género, como ejercicio de la equidad y la justicia
social.


Objetivos específicos:


· Sensibilizar a los diferentes grupos que conforman la población
cubana a fin de promover acciones educativas permanentes, a favor de la
aceptación y el respeto a la libre y responsable orientación sexual e
identidad de género.


· Promover las condiciones personales, familiares y sociales que
permitan el ejercicio pleno de los derechos sexuales de los hombres y
mujeres en sus diferentes contextos de actuación, sin exclusión por su
orientación sexual o identidad de género.


· Visualizar, combatir y superar toda forma de discriminación yviolencia por motivos de género, en especial, de los hombres y mujeres por
su orientación sexual o identidad de género.


· Promover las acciones y los resultados del trabajo institucional, político y gubernamental, de nuestro país, como parte del Programa Nacional de Educación Sexual, a favor del respeto a la dignidad plena de las personas homosexuales, bisexuales y transgéneros.


· Propiciar el respeto y la aceptación hacia las personas con VIH, con énfasis en los grupos más vulnerables.



No cabe dudas de que la labor que durante años viene ejerciendo el Centro Nacional de Educación Sexual ( CENESEX) y como vocera principal la compañera Mariela Castro Espín, directora del mismo, ha sido fundamental a la hora de evaluar lo que se ha ganado en cuanto a la divulgación del tema ¨Diversidad sexual y sociedad en Cuba¨; pero es mucho lo que falta por andar para lograr cambiar la mentalidad de una sociedad esencialmente machista-feminista, que lleva muy bien definido los estereotipados roles genéricos desde aun antes de nacer. Máxime si en los medios anteriormente expuestos la mayoría de las veces son esos estereotipos los que se difunden, ya sea el ¨gay¨ dedicado
totalmente a su abuelita, o el marido que es sorprendido ¨in fraganti¨ por su esposa, esto último utilizado ya en dos telenovelas, o el poco o somero toque de historias lésbicas, todo, sin profundizar en la individualidad del sujeto, en sus sentimientos y conflictos, y en caso de tocar estos puntos, sin lograr una definición de la conducta al final de la trama.


A nuestro entender la no aceptación social y legal de la diversidad sexual, puede ser, si no el mayor de los prejuicios y la más fehaciente de las discriminaciones que sufre parte de la sociedad cubana actual, es uno de los primeros en encabezar esas listas.


Creemos que se ha ganado en cuanto a la presencia del tema en los medios, sea con productos de factura nacional, o foránea, pero cabe preguntarnos si se tocan directamente y de manera protagónica, como lo hiciese la película, no por gusto clásica ya dentro de la filmografía mundial, ¨Fresa y Chocolate¨, las interioridades de la vida y la mente, de estos hombres y mujeres que, para no ser discriminados, en su gran mayoría viven evadiendo su yo, y si son lo suficientemente valientes como para reconocerse, deben de luchar cual quijotes contra molinos de vientos que van desde la familia, hasta el centro de trabajo y la sociedad en general.


Igual debemos de reconocer que en no pocas ocasiones son estos mismos hombres y mujeres los que tienen una visión errada y prejuiciada de su condición y la de los demás, al no interiorizar la diversidad sexual como un derecho, y sí como un error, sea genético, de dios, de la formación de los padres, del grupo de amigos o cualquier justificación que les ponga en un plano inferior al que es tomado por norma; es precisamente esta manera de pensar la que imposibilita el reconocimiento individual y da pie al convivir bajo una doble cara que generalmente también es censurada y trae consigo reproches, frustraciones, mentiras e infelicidad. Todo esto aparejado a conductas de marginales, que cual círculo vicioso solamente sirven para predisponer aún más contra esa aceptación.


Es por todo esto que el ser consecuente con uno mismo debe de ser la primera medida a realizar y ya vencido ese reto, se debe de seguir en la lucha para sacar una de las la espinas que hieren la isla .

Aymeé Aruca Machú


VER: La polémica completa en: http://lapolemicacontinua.blogspot.com/2008/06/en-pleno-desarrollo-la-diversidad.html

1 comentario:

EL POLEMISTA (Reinaldo Cedeño Pineda) dijo...

Aymé

Gracias por entregarnos tus consideraciones que creo muy atinadas.. Lo del gay dedicado a su abuelita, es algo risible, para olvidar, un diseño absurdo de personaje... La TV quiéralo o no, aunque cuente historias individuales, nos entrega personajes tipos, hace de uno la representación de otros. Es lamentable el acierto que he ido escuchando en algunos prgoragms de debate sobre la diversidad en Cuba y que aquí. en la ficción, sigam,os extraviados.
Vuélvenos a escribir
Rei