sábado, 21 de junio de 2008

CORAZÓN ADENTRO...


(Monumento a Simón Bolívar en la Avenida de los Presidentes, La Habana)


Reinaldo Cedeño Pineda


La cultura no es el cuadro famoso colgado en una galería, ni siquiera la más hermosa de las sinfonías. La cultura es el espíritu de una nación, y por eso, es el puente perfecto entre los pueblos.

Ningún cubano olvida al viajero que llegó un día a Caracas, y sin sacudirse el polvo del camino, preguntó donde estaba la estatua de Bolívar. Era José Martí….

De corazón adentro andamos desde entonces los cubanos y los venezolanos, trenzados en la esperanza, los peligros y las alegrías.

Los americanos somos uno…

Cuando algunos llevan soldados y armas a otras partes del mundo, los de la Isla de Martí, llevan sus manos....

Por eso, el orgullo legítimo de que, desde el extremo del caimán, desde Guantánamo, por donde primero sale el sol en Cuba, dos personas muy cercanas vayan a dar su alegría a la tierra de Bolívar.



(Esteban Aguilar, joven promesa de la danza contemporánea en Cuba)


Ellos: Esteban Aguilar, joven promesa de la danza contemporánea, y Esther Domínguez, profesora de larga data en el universo hermoso y exigente de la danza, van Corazón Adentro, en una misión que apunta a lo más hermoso del ser humano: su felicidad.

Ellos forman parte del colectivo Danza Fragmentada, de la delegación antillana… y como les conozco, sé que en cualquier barrio que estén van a dejar el abrazo de Cuba y cargarán consigo, solamente, la alegría del joropo, la cuerda de los llanos, la sonrisa de los niños...

También asisten a tierra bolivariana, el maestro Alfredo Velázquez, director de la compañía Danza Libre y parte de su "tropa"... Ya imagino cuanto color, cuanta fuerza podrán aportar a este intercambio cultural.

Venga el especial saludo a uno de los colectivos más sólidos de la danza cubana. Aún recuerdo el lujo de haber estado invitado a su temporada, un muestrario de lo mejor del movimiento y el gesto en la Isla. No me lo creo...



(Danza Fragmentada en una actuación en el parque Martí de la ciudad de Guantánamo. El intercambio con la comunidad forma parte de su proyección de trabajo)


Ellos, y otros Esteban, y otros Alfredo, y otras Esther; todos los cubanos están ya Venezuela adentro, Corazón Adentro...

Les dejo un beso.