viernes, 20 de junio de 2008

SI MORIMOS: el último poema de Ethel Rosenberg


Ustedes sabrán, mis hijos, sabrán

porqué dejamos las canciones sin hacer,

los libros sin leer, el trabajo sin hacer

para descansar bajo la grama.

No mas lamentos mis hijos, no mas

porque las mentiras y las calumnias fueron montadas.

Las lágrimas que derramamos y el dolor que nos penetra

para todos deberá ser proclamado.

La tierra sonreirá, mis hijos, sonreirá

y el verde sobre nuestro lugar de reposo crecerá

el crimen finalizará, el mundo se regocijará en hermandad y paz.

Trabajen y construyan, mis hijos, construyan un monumento al amor y a la alegría

al valor humano, a la fe que guardamos por ustedes, mis hijos, por

ustedes.

(Escrito por Ethel Rosenberg a sus hijos en 1953. Junto a su esposo Julius fue ejecutada en la silla eléctrica ese propio año, el 19 de junio, bajo la acusación de espionaje, en medio de la guerra fría y el odio. El juicio "distó mucho de ser justo". Fue en los Estados Unidos) //// Imagen:: wikipedia

1 comentario:

Raúl Tápanes López dijo...

Cedeño, amigo: Hermoso tu blog, te felicito. Gracias por el enlace, lo estoy reciprocando. Escribe a los amigos. Suerte... y que la poesía te acompañe. Un abrazo, Raúl, Santiago de Chile.